Movilización el 7 de abril en Brasil a año de prisión de Lula

El Encuentro Nacional Lula Libre, realizado en Sao Paulo, anunció una gran movilización el 7 de abril en Brasil, al cumplirse un año de la prisión política del expresidente brasileño, informa hoy el Partido de los Trabajadores (PT).
La página oficial del PT señala que además de reforzar la postura contraria ante la coyuntura política nacional y ampliar la unidad en torno a las luchas en defensa de Luiz Inácio Lula da Silva, el mayor líder popular del país, el foro también sirvió para anunciar en esa fecha la Jornada Lula Libre.
Tal iniciativa forma parte de la reorganización de las estrategias de movilización de los comités populares repartidos por todas las regiones brasileñas; así como reactiva y fortalece la campaña Lula Libre presentada el año pasado, indica el sitio.

Precisa que aunque el lema y la razón de las luchas continúen siendo los mismos, la jornada también se ajustará ‘a los lamentables desdoblamientos políticos que ocurrieron en el país a partir de la elección de Jair Bolsonaro, como la reforma de la Previdencia (sistema de jubilaciones y pensiones)’.

‘Vamos a la calle. Presidente Lula, vamos a probar su inocencia. Esta caminata vamos a hacerla juntos. Vamos a ocupar las calles de todo Brasil y luchar por la soberanía, por la libertad de Lula, contra la reforma de la Previdencia y por la democracia’, afirmó la presidenta del PT, diputada Gleisi Hoffmann.

La nota del partido apunta que en Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, como no podía dejar de ser, la jornada se realizará en la Vigilia Lula Libre, frente a la sede de la Policía Federal (PF) de la capital del sureño estado de Paraná, donde el exgobernante continúa secuestrado por la justicia.

El PT asegura que ese lugar debe recibir durante la jornada del 7 al 10 de abril centenares de militantes provenientes de todo el país, además de diversos liderazgos de movimientos sociales y sindicales.

Desde abril Lula permanece preso en la Superintendencia de la PF de Curitiba cuando comenzó a cumplir la pena de 12 años y un mes impuesta por el Tribunal Regional Federal de la cuarta región por presuntos hechos de corrupción.

El exdirigente obrero fue objeto de una segunda condena en febrero en la operación anticorrupción Lava Jato, esta vez a 12 años y 11 meses.

La responsable de la segunda sentencia fue la jueza Gabriela Hardt, quien sustituye interinamente al cuestionado exjuez Sérgio Moro, actual ministro de Justicia y Seguridad Pública.

(Prensa Latina)

Anuncios

Bolsonaro y su primera visita a EEUU

El tema de Venezuela estuvo presente en el discurso de Jair Bolsonaro en Washington. Tras una conferencia en la Cámara de Comercio, el mandatario llamó a buscar una solución a la crisis venezolana. Se trata de la primera visita oficial del presidente de Brasil a Estados Unidos. Tras ganar las elecciones, el nuevo presidente abogó por mantener una postura positiva hacia el país norteamericano.

Además los gobiernos de Estados Unidos y Brasil firmaron en Washington el Acuerdo de Salvaguardas Tecnológicas (AST) para el uso de la base de lanzamientos aeroespaciales de Alcántara, en el norteño estado brasileño de Maranhao.

El alquiler de esa instalación, lugar privilegiado para el lanzamiento de satélites, fue tentado en el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), pero resultó rechazado por el Congreso Nacional de Brasil, por representar una amenaza a la soberanía del gigante país sudamericano.

Otras voces en Brasilia impungan nuevamente el suscrito convenio, al alegar que Alcántara representa el mejor lugar del mundo para colocar misiles y satélites en órbita, y Washington muestra mucho interés para utilizar la base con fines militares. Preocupa que la zona sea administrada por Estados Unidos.

El acuerdo fue firmado por los ministros brasileños Ernesto Araújo, de Relaciones Exteriores, y Marcos Pontes, de Ciencia, Tecnología, Información y Comunicaciones, y por el secretario asistente de la Oficina de Seguridad Internacional y No proliferación del Departamento norteamericano de Estado, Christopher Ford, durante el evento Brazil Day, organizado por empresarios en la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien comenzó este lunes una breve visita oficial a esta potencia norteña, participó en la ceremonia y rubricó el documento.

Para entrar en vigor, el acuerdo deberá ser ratificado por el Congreso Nacional de Brasil.

Bolsonaro visita la CIA

Este lunes Jair Bolsonaro realizó una visita “no programada” a la sede de la CIA, en Washington, según el diario O Globo. Su hijo, el diputado federal Eduardo Bolsonaro, publicó en Twitter que “será una excelente oportunidad para hablar de temas internacionales de la región con técnicos y peritos del más alto nivel”.

Bolsonaro acudió a la sede de la CIA acompañado de su ministro de Justicia y Seguridad, Sergio Moro.

El líder ultraderechista brasileño llegó este domingo a Estados Unidos junto a varios ministros y su hijo Eduardo. Según el programa, debe reunirse este martes con el presidente Donald Trump.

Bolsonaro y Trump han mostrado coincidencias en sus políticas nacionales como en su política exterior hacia países de Latinoamérica como Cuba y Venezuela, y en temas internacionales que van del cambio climático al conflicto entre israelíes y palestinos.

(Cubainformación)

Brasil: Un presidente ficticio genera ira de Jair Bolsonaro

El actor brasileño Jose de Abreu, derecha, y una mujer sostienen un cartel con la leyenda #LulaLibre ; al arribar al bar Amarelinho en Río de Janeiro, Brasil, 8 de marzo de 2019. Abreu, con más de 300.000 seguidores en redes sociales, consiguió sacar de sus casillas al presidente Jair Bolsonaro al proclamarse presidente esta semana, montando una sátira que muestra la insatisfacción de parte del electorado con la actual gestión. (AP Foto/Silvia Izquierdo)

Actor brasileño Jose de Abreu, autoproclamado Presidente de Brasil

El actor brasileño Jose de Abreu, derecha, y una mujer sostienen un cartel con la leyenda “Lula Libre” al arribar al bar Amarelinho en Río de Janeiro, Brasil, 8 de marzo de 2019. Abreu, con más de 300.000 seguidores en redes sociales, consiguió sacar de sus casillas al presidente Jair Bolsonaro al proclamarse presidente esta semana, montando una sátira que muestra la insatisfacción de parte del electorado con la actual gestión.

Al presidente  le ha surgido un adversario político inesperado: un segundo y nuevo presidente de Brasil.

A diferencia de lo que muchos creían, el mayor dolor de cabeza de Bolsonaro por estos días no se lo da la oposición de izquierda, ni los sindicatos ni las mujeres.

José de Abreu, un famoso actor brasileño con más de 300.000 seguidores en las redes sociales, consiguió sacar de sus casillas a Bolsonaro al proclamarse presidente esta semana, montando una sátira que muestra la insatisfacción de parte del electorado con la actual gestión.

“Comenzaré a viajar por Brasil para organizar la resistencia contra este gobierno ilegítimo”, dijo de Abreu, quien este viernes montó un show cuando fue recibido por cientos de seguidores en el aeropuerto internacional de Río de Janeiro. El presidente “paralelo” leyó la constitución brasileña, en una ceremonia falsa de jura de mandato.

La disputa ficticia por el mando presidencial había enfurecido a Bolsonaro, quien reaccionó en su cuenta de Twitter y amenazó al actor con recurrir a la justicia para procesarlo.

“Yo también voy a procesarte por idolatrar asesinos y torturadores”, respondió de Abreu al presidente brasileño.

Luego del show que de Abreu hizo este viernes, Bolsonaro se mantuvo en silencio.

La broma del actor, de 72 años y muy cercano al Partido de los Trabajadores (PT) de Luiz Inácio Lula da Silva, es también una burla a Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino de Venezuela.

“Obviamente, no quiero ser presidente de Brasil, quiero usar el poder que me están dando para reunir más gente y desmitificar este gobierno tramposo”, dijo de Abreu.

Bolsonaro acaba esta semana de la misma forma como la comenzó: rodeado de polémicas, alimentadas u originadas en su cuenta Twitter.

Primero generó revuelo con la publicación de un vídeo obsceno, este martes, en el que un hombre orina sobre el pelo de otro durante una fiesta callejera de carnaval.

Luego, el Presidente dijo en una ceremonia militar que la democracia está vigente porque las fuerzas armadas brasileñas “así lo desean” y reforzó el mensaje en una transmisión de facebook.

Por último, Bolsonaro protagonizó un estrafalario intercambio virtual con su alter ego, de Abreu.

La burla contra Bolsonaro, quien días atrás ya había sido objeto de críticas en muchas fiestas callejeras de carnaval, expone un temprano desgaste de su investidura, según Mauricio Santoro, politólogo de la Universidad del Estado de Río de Janeiro.

“Nunca ningún presidente electo sufrió un desgaste tan rápido, antes de concluir su primer año de mandato. En circunstancias normales, la broma de de Abreu no sería nada más que un chiste de carnaval”, dijo Santoro.

En tres meses de gestión, Bolsonaro debió mediar ante una crisis interna dentro del gobierno generada tras la revelación de un caso de corrupción en su partido, el Partido Social Liberal (PSL). El presidente despidió al ex secretario General de la Presidencia Gustavo Bebbiano, uno de sus hombres más cercanos, luego de que el ex funcionario protagonizara un cruce con uno de sus hijos.

Otro de los hijos del presidente y actual senador, Flavio Bolsonaro, quedó en la mira por movimientos sospechosos de dinero en una cuenta de un ex asesor, en un posible caso de corrupción. El episodio afectó de manera directa al presidente, que ahora aparece cuestionado en su imagen de abanderado de la lucha contra la corrupción,.

Pese al desgaste, la oposición a Bolsonaro no ha aparecido con fuerza. Según Santoro, el episodio de la sátira con el segundo presidente de Brasil es sintomático de un fracaso de la oposición para articular una agenda alternativa.

“La elección de 2018 fue la más polarizada de la historia brasileña, y muchas personas permanecen insatisfechas con el resultado y quieren crear obstáculos para el presidente. Pero en este tiempo, el gesto de De Abreu fue lo más expresivo que ha hecho la izquierda”.

(Mi Cuba por Siempre)

Bolsonaro cierra Más Médicos y deja a su suerte a los profesionales cubanos que se quedaron en Brasil

El gobierno de Jair Bolsonaro se dispone a cerrar permanentemente Más Médicos, un proyecto diseñado por el Partido de los Trabajadores en el 2013 para llevar atención de salud a las zonas más apartadas de Brasil, y en el que participaron miles de doctores cubanos.

El gobierno federal decidió cerrar el programa y reemplazarlo con uno nuevo, que todavía está siendo planificado y se presentará “pronto”, dijo este miércoles a la prensa Mayra Pinheiro, secretaria de Trabajo y Educación en el Ministerio de Salud brasileño, el puesto que supervisa Más Médicos.

El anuncio deja sin oportunidades de trabajo a los profesionales de la mayor de las Antillas que decidieron quedarse en Brasil luego de que en noviembre pasado el Ministerio de Salud Pública cubano diera por terminada su participación en el programa, debido a la agresividad y amenazas de Bolsonaro contra La Habana.

“La gente está como volviéndose loca. Hay quienes ya no tienen dinero ni trabajo”, dijo a Cubadebate una doctora pinareña que se encuentra en Brasil, pero que prefirió no dar su nombre.

De los ocho mil 471 colaboradores que se encontraban laborando en ese país cuando el 14 de noviembre se tomó la decisión de no continuar participando en Más Médicos, siete mil 635 concluyeron la misión, más del 90 por ciento, y hasta finales del año pasado no habían regresado 836, dijo el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, en un acto de homenaje a los galenos.

Un grupo de los médicos estaba casado y con familias constituidas en Brasil, por lo que decidieron permanecer allí de manera legal, mientras otros regresaron a Cuba en diciembre y luego viajaron de manera independiente a Brasil para tratar de concretar una oferta de trabajo.

“Siempre hay alguno que se quedó aunque sea para vender cocos en una playa, pero la mayoría de la gente está decepcionada porque tenía la idea de que iban a quedarse a trabajar como médicos”, dijo la doctora pinareña. “La realidad es que hicieron promesas y ahora se limpiaron las manos como Poncio Pilatos”.

En una grabación a la que tuvo acceso Cubadebate, Mayra Pinheiro asegura a los cubanos que tendrán un tratamiento preferencial. La funcionaria brasileña organizó grupos en la red social Whatsapp para “mantener informados” a quienes decidieron quedarse.

“La reunión fue muy productiva con el Ministerio de Justicia, que se pronunció sobre la legalidad de los médicos cubanos, que serían tratados con una categoría especial que les permitiría trabajar y mantenerse en el registro de Más Médicos, concediéndole la posibilidad de poder participar en el programa en los próximos meses”, dice Pinheiro en el audio compartido entre cientos de médicos y en el que pide que no lo divulguen.

La esperanza de quienes querían optar por su reingreso a Más Médicos estaba fijada en el próximo 18 de febrero. Ese día vencía la convocatoria hecha para que los profesionales brasileños ocuparan las plazas vacantes en las zonas más intrincadas del país.

Los cubanos iban a pujar por uno de los cerca de 800 puestos disponibles y que ningún médico brasileño aceptaba, pero la decisión del Ministerio de Salud les cierra las puertas.

Según las declaraciones de Pinheiro a la prensa, la idea es que el último ciclo de vacantes abiertas se cierre esta semana. Y, a partir de eso, no se hagan nuevos. Los médicos que actualmente están en el programa (no los cubanos) podrán continuar por el plazo de su contrato, que es de tres años.

La funcionaria hizo un llamado para que los extranjeros no se presenten a estas convocatorias, pues no serán aceptados. Y esa es precisamente la situación de los cubanos.

La única posibilidad de poder ejercer su profesión queda en la revalidación del título, un proceso engorroso y demorado que está controlado por el Colegio Médico del país.

La prueba, manejada por el Instituto Nacional de Estudios y Pesquisas Educacionales, se realiza en dos fases y no tiene una fecha fija para la convocatoria. La edición de 2017 debe ofrecer los resultados este mes, casi dos años después.

Además, de acuerdo a las leyes vigentes, sólo podrán realizar el examen los médicos cubanos que hayan recibido la residencia permanente.

Promesas desde Estados Unidos

El grupo de profesionales en Brasil ha sido contactado también por instituciones de terceros países con promesas de legalizar su estatus en Estados Unidos.

Esta convocatoria del grupo Solidaridad sin Fronteras (SSF), con sede en Hialeah, promueve la migración de los profesionales a Estados Unidos y refiere que el grupo hace esfuerzos para reactivar el polémico programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos.

Los senadores de origen cubano y opositores a cualquier acercamiento con La Habana, Marco Rubio y Bob Menéndez, introdujeron recientemente un recurso en el Congreso estadounidense que busca restablecer un programa de robo de cerebros dirigido a los galenos cubanos que cumplen misión en el exterior.

Esta medida fue establecida por el gobierno de George W. Bush y derogada al final del mandato de Barack Obama. Durante los años que se mantuvo vigente (2006-2017), esta política constituyó un incentivo ilegal para que el personal cubano de la salud que colaboraba en terceros países abandonara sus misiones y emigrara a los Estados Unidos.

El programa causó daños a la cooperación médica internacional de Cuba y en especial a las naciones pobres del tercer mundo que se benefician del aporte de los profesionales de la Isla.

De acuerdo con el ministro de Salud Pública, José Angel Portal, más de 600 mil cubanos han prestado servicios médicos en más de 160 países durante los últimos 55 años. Asimismo, en Cuba se han formado de manera gratuita 35 mil 613 profesionales de la salud de 138 países.

Aunque el Minsap no se ha pronunciado en específico sobre su postura con los cubanos que incumplieron sus obligaciones y decidieron permanecer en Brasil, la política aplicada hasta ahora permite la reincorporación de los galenos a sus puestos de trabajo anteriores.

El ministerio lo ratificó en el 2017, tras el anuncio del fin del programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos por parte de Estados Unidos.

“En este nuevo escenario, el Ministerio de Salud Pública reitera la disposición de permitir que los profesionales del sector que abandonen sus misiones de colaboración regresen a Cuba y se reincorporen al Sistema Nacional de Salud, como Io han venido haciendo desde el año 2014, de acuerdo con las regulaciones migratorias vigentes”.

Desde Sergio Alejandro Gómez

Rechaza Cuba condena contra Lula y reclama su pronta liberación

Foto: Cubaminrex

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, rechazó este jueves la nueva condena contra el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva y reclamó su pronta liberación.

«Cese la prisión política de Lula. Rechazamos su condena. Unámonos todos al reclamo por su liberación. La lucha continuará hasta que sea haga justicia», escribió el canciller en su cuenta de la red social Twitter y citado por la agencia Prensa Latina.

La víspera, la juez federal Gabriela Hardt condenó a 12 años y 11 meses de cárcel al exmandatario, quien ya cumple prisión por otras causas, al considerar que se benefició de las reparaciones en una casa de campo en Atibaia, en el interior de Sao Paulo.

Hardt acató el argumento del Ministerio Público Federal de que el exlíder metalúrgico participó conscientemente de un esquema criminal de lavado de dinero y corrupción que involucra a la empresa estatal Petrobras y contratistas.

El exgobernante es acusado, incluso, de tener conocimiento de que los directores de Petrobras utilizaban sus cargos para recibir una ventaja indebida en favor de agentes y partidos políticos.

Al respecto, el diputado Paulo Pimenta, asegura que «es una sentencia ilegal, que contradice la jurisprudencia del derecho brasileño, porque no se basa en pruebas».

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y el primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro han reiterado la necesidad de unir fuerzas y empeños para liberar a Lula, víctima de una persecución política.

Presidente de Cuba rinde homenaje a médicos de la isla en Brasil

 Miguel Díaz-Canel

Desde Cuba.cu

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, resaltó hoy la labor de los médicos de la isla en Brasil que por cinco años llevaron esperanza a los sectores más humildes del gigante suramericano.

‘En las primeras horas del viernes comienzan a llegar a la Patria los apóstoles de la salud cubana que son #MasQueMedicos. Nuestro homenaje a los hombres y mujeres que hicieronhistoria en Brasil. Bienvenidos a casa. #SomosCuba’, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter @DiazCanelB.

El primer grupo de colaboradores cubanos del programa Más Médicos de Brasil arribará a La Habana en la madrugada del viernes, tras la decisión de no continuar la participación en esa iniciativa, ante los condicionamientos del presidente electo, Jair Bolsonaro.

Este jueves voló hacia Brasil una aeronave IL-96-300 de Cubana de Aviación para garantizar el retorno de unos 250 profesionales de la salud, de los ocho mil 300 que trabajan en el programa creado en 2013 por la entonces presidente Dilma Rousseff.

De acuerdo con el portal digital Cubadebate, a bordo del avión viajaron 170 cooperantes que se encontraban de vacaciones en la mayor de las Antillas, en aras de organizar personalmente en el país sudamericano el fin de su misión.

El 14 de noviembre, el Ministerio de Salud Pública de Cuba (Minsap) anunció el cese de la participación de galenos de la isla en Más Médicos, a partir de condicionamientos y amenazas de Bolsonaro que reciben aquí el calificativo de irrespetuosos e inaceptables.

Mediante las redes sociales, el presidente electo de Brasil cuestionó la preparación de los profesionales cubanos, a quienes adelantó, obligaría al asumir el poder a revalidar el título y a la contratación individual como única vía, ignorando acuerdos con la Organización Panamericana de la Salud.

Se espera que durante los próximos cinco días arriben al Aeropuerto Internacional José Martí de esta capital vuelos con colaboradores procedentes de la nación sudamericana.

Según datos oficiales, en los últimos cinco años 20 mil galenos cubanos atendieron a 113 millones de pacientes brasileños y cerca de 700 municipios tuvieron por primera vez un médico.

Los médicos cubanos y la “saudade” de Brasil

Por Cubadebate

Si usted le pregunta a los médicos cubanos que hoy se van de Brasil cómo dejaron sus comunidades, cuál es el sentimiento de los más de 30 millones de personas que perderán la cobertura de salud, lo más probable es que escuche la palabra “saudade”. La traducción al español no es sencilla, a medio camino entre la tristeza y la nostalgia.

Es todavía jueves en nuestro país cuando partimos de la capital brasileña rumbo a La Habana en el IL-96-300 de Cubana de Aviación. A bordo van los primeros 201 médicos de los cerca de 8 000 que deberán ser evacuados en los próximos días. A este ritmo, serán necesarios unos veinte viajes de los dos aviones que se destinaron para la evacuación.

En el momento del despegue, los cuatro periodistas que seguimos esta historia acumulamos cerca de 12 horas sin salir al aire libre. Todavía nos restan por delante otras siete para concluir el periplo de ida y vuelta sin escalas.

Resulta increíble cómo el ser humano se adapta a los espacios y adquiere familiaridad en poco tiempo. La mesa desplegable para reposar la computadora y escribir, el tomacorriente de la derecha para recargar batería y el paso frecuente de la tripulación ofreciendo café o alguna merienda, se vuelven una rutina casi agradable. Pero la salud se resiente: la boca y la garganta resecas por el aire presurizado y el cuerpo entumecido por tanto tiempo sentado.

Pienso en los 20 mil profesionales cubanos que han trabajado en el programa Más Médicos en los últimos cinco años. Algunos de los lugares más inhóspitos y apartados del gigante suramericano se convirtieron en su hogar. Dejarlo todo atrás también les provoca tristeza o, como ellos dicen, “saudade”.

Uno puede medir el tiempo que llevan los médicos en Brasil por el grado de penetración del portugués que traslucen al hablar. Algunos sonidos con “iño” en palabras conocidas es el primer síntoma, pero cuando dicen el “pueblo brasileño precisa de nosotros”, en lugar de “nos necesita”; o cambian el “mucho” por “muito”, es señal de que llevan varios años.

En este primer vuelo retornan los doctores desplegados en los estados de Paraíba, Pernambuco y San Salvador de Bahía, tres de las regiones más pobres de Brasil, la tierra de los cangaceiros y el escenario de la Guerra del Fin del Mundo.

“Los médicos cubanos fueron a donde los brasileños no querían ir”, me dice en portugués Fernanda, una brasileña que trabaja como supervisora de vuelo en el Aeropuerto de Brasilia.

-“Eu sou journalista”, le digo en un portuñol improvisado para romper el hielo. Fernanda es lo más cerca que voy a estar del sentir popular en Brasil y quería aprovechar la oportunidad.

La espera en Brasilia se extendió más de lo planificado y tuve tiempo para conversar con ella en las idas y vueltas a la puerta del avión para tratar de sintonizar un poco de conexión inalámbrica y mandar los primeros materiales para Cubadebate.

Hago pausas muy largas tras cada palabra para tratar de hacer más comprensible mi español, pero Fernanda me lanza un regaño: “Los cubanos hablan muy rápido”.

-“Yo no voté por Bolsonaro. No, no, no…”, me dijo cuando habíamos ganado alguna confianza. “La gente no quiere que se vayan los médicos”.

-“¿Cuánto gana un doctor brasileño?”, le pregunté.

-“Depende de si trabaja en un hospital público o privado”, me respondió.
-“¿Cuánto gana el privado?”, insistí.

– Fernanda hizo algunas cuentas mentales y lo resumió: “Gana en un día más que yo en todo un mes”.

Comprendo entonces la frase de uno de los médicos cubanos a los que acompaño de regreso a Cuba. “En Brasil está Dios y después los médicos”.

Recuerdo las novelas brasileñas en las que el doctor del pueblo está siempre dispuesto a ir a la casa del hacendado, incluso a guardar algún secreto familiar, pero curar a los pobres resulta una obra de caridad y muestra de su buen corazón.

La idea de Más Médicos, fundado en el 2013 por el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, era convertir la caridad en un derecho. Pero no todos los “hacendados” estuvieron de acuerdo.

Con amenazas y provocaciones, el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, echó por tierra en pocos días lo que había demorado en construirse más de cinco años.

“Yo recibí la noticia de que se acababa el programa a las dos de la mañana por una amiga”, nos cuenta la doctora Alba Luisa Figueró, una habanera que desembarcó hace dos años en Pernambuco y se enamoró del lugar.

“No se pueden imaginar la cantidad de mensajes en Facebook, las despedidas…”, continúa Alba Luisa ya sentada en su asiento rumbo a La Habana. “Los niños me decían eu te quero muito”.

“Cuando uno deja a la familia en Cuba sabe que la va a volver a ver; pero a ellos…”, dice Alba y los ojos verdes se le ponen oscuros y vidriosos, casi del color que se ve el Amazonas desde el avión.

En unas pocas horas, los médicos cubanos han tenido que empacar uno, dos o tres años de vida y regresar a Cuba antes de lo previsto.

En el avión, como es lógico, no cabe tanto. Los miro abordar y cada pertenencia guarda una historia. El padre que lleva un carro de control remoto debajo del brazo, comprado quizás hoy mismo para no llegar con las manos vacías a la casa, los regalos para la familia, un alivio para las necesidades más apremiantes…

Pero hay objetos que llaman mi atención. Una doctora joven, que apenas debe sobrepasar los 30 años, en lugar de maleta de mano carga una guitarra. Me resulta imposible no imaginarla, instrumento en mano, tocando a Silvio o quizás a Pablo en el borde de la selva. Quizás le guste algo más moderno y movido, no lo pude saber.

Busqué por todo el avión, le pregunté a la tripulación y otros doctores, pero nadie recordaba dónde se había sentado la doctora de la guitarra. Fallé en no abordarla cuando entró.

Con quien sí pude dar rápido fue con el doctor Maiker Miranda, que había causado un poco de alboroto entre las aeromozas por lo inusual de su carga acompañante.

Maiker y su esposa, también doctora y cubana, adoptaron un perro poodle y le pusieron Nemo, como el dibujo animado. “No podíamos dejarlo, es parte de la familia”.

Pero hay cosas que no se transportan tan fácilmente. Maiker nos dice que va a extrañar mucho una receta del nordeste brasileño en la que se cocina al vapor el polvo de maíz seco y se mezcla con revoltillo de huevos o carne salada frita. Para asombro nuestro, el plato se come en el desayuno.

Otra doctora, hermosa, carga consigo un oso de peluche que casi le llega a la cintura.

-“Es para su niña”, le pregunto y me doy cuenta de que no tiene muchas ganas de hablar.

-“No, esto me lo regalaron a mí”, me responde escondiendo un poco la cara de tristeza. No pregunto más.

Tocamos tierra cubana a las 5:13 de la mañana, dos minutos antes de lo que había previsto el piloto tras despegar de Brasilia. Los médicos aplauden el aterrizaje perfecto.

Llegan a Cuba 211 historias, cada una distinta de la otra. Todavía cerca de 8 000 permanecen en Brasil.

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, los recibe a todos en la puerta de la Terminal Tres. Están junto a él el vicepresidente Roberto Morales Ojeda, el Canciller Bruno Rodríguez Parrilla y el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal. Hay llantos, sonrisas y selfies.

“Bienvenidos a la patria”, les dice el presidente.

El doctor Maiker, quien trajo un cachorro de poodle desde Brasil hasta Cuba. Foto: Sergio Alejandro Gómez/ Cubadebate.

A %d blogueros les gusta esto: