Congreso de EE.UU. quiere apuntalar fracaso de Guaidó en Venezuela con 400 millones de dólares

Las dos cámaras del Congreso de EE.UU. han incluido en su propuesta de presupuestos un paquete de 400 millones de dólares para Venezuela en apoyo al autoproclamado presidente Juan Guaidó, cuyo apoyo popular es prácticamente inexistente en la actualidad.


Legisladores de ambos partidos anunciaron que la propuesta está pactada y que se aprobará antes del 20 de diciembre del 2019, cuando expirarán los fondos disponibles.

Los presupuestos pactados para el año fiscal 2020 alcanzan 1,4 billones de dólares y destacan partidas como un aumento de 22.000 millones de dólares para las Fuerzas Armadas o 1.375 millones destinados al muro fronterizo con México.

Las cuentas también incluyen 400 millones provenientes del proyecto de ley conocido como Venezuela Emergency Relief, Democracy Assistance and Development Act (VERDAD, en inglés), promovido por el senador demócrata Bob Menéndez y el republicano Marco Rubio.

Menéndez celebró en Twitter que la inclusión del proyecto en los presupuestos “reafirma el apoyo de Estados Unidos al pueblo venezolano y al presidente interino Juan Guaidó y expande la presión estratégica contra el régimen de (Nicolás) Maduro”.

El proyecto define los 400 millones de dólares como “ayuda humanitaria” tanto para “individuos y comunidades” dentro de Venezuela como para “venezolanos y comunidades receptoras” en países de la región que han recibido migración.

Sin embargo, los fondos estadounidenses van a parar a los planes subversivos contra el gobierno legítimo del país, según han denunciado y probado las autoridades venezolanas.

Además de los 400 millones de dólares en “ayuda humanitaria”, el texto incluye una serie de medidas en apoyo al opositor Juan Guaidó, al que Estados Unidos y medio centenar de países consideran presidente legítimo de Venezuela pero que no ha logrado el cométido para el que fue impuesto: derrocar la Revolución Bolivariana.

Por CubaInformación

EE.UU. sigue ataques contra Cuba por solidaridad con Venezuela

La medida anunciada por el Departamento del Tesoro busca sancionar entidades para evitar que siga la colaboración que existe entre Cuba y Venezuela.

La nueva acción se suma a las medidas impuestas unilateral e ilegalmente por el Gobierno que preside Donald Trump en contra de ambas naciones.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos (EE.UU.) continúa su política agresiva contra Cuba, luego de añadir este martes a la empresa Corporación Panamericana S.A. a su lista de entidades sancionadas por su solidaridad con Venezuela.

La acción se suma a las medidas impuestas unilateral e ilegalmente por el Gobierno que preside Donald Trump en contra de ambas naciones, lo que perjudica el desarrollo de sus respectivos pueblos.

Según el comunicado publicado por la institución, la referida compañía es propiedad de Cubametales, otra empresa sancionada el pasado 3 de julio con el fin de evitar que la isla caribeña pueda importar petróleo desde Venezuela.

Además, la decisión pretende negar recursos al país suramericano, en el marco de su intento por lograr la salida del presidente constitucionalmente electo, Nicolás Maduro.

La nueva medida obliga que sean reportados ante la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) los bienes en manos de las referidas entidades, así como cualquiera que les pertenezca en más de un 50 por ciento y esté en EE.UU. o dirigida por estadounidenses.

Cuba repudia amenzas e injerencia de EE.UU.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, repudió este martes el nuevo intento del Gobierno estadounidense por amedrentarlos y aplicar su política injerencista contra la isla.

A través de su cuenta en Twitter, el mandatario reiteró que “es deplorable que instigue a sus diplomáticos a violar el derecho internacional y las propias leyes de EE.UU.”.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez

 @DiazCanelB

No nos amedrentan las amenazas de los EEUU, son parte de la política injerencista contra . Es deplorable que instigue a sus diplomáticos a violar el Derecho Internacional y las propias leyes de  no renunciará a su soberanía e independencia. 

Ver imagen en Twitter Ver imagen en Twitter
1.365 personas están hablando de esto

Por su parte, el canciller Bruno Rodríguez denunció que el secretario de Estado, Mike Pompeo, se comunicara con la Embajada estadounidense en La Habana (capital cubana) para “intervenir en los asuntos internos de un país soberano que no lo permitirá.

Asimismo, reiteró que estas acciones son ilícitas por parte de la delegación diplomática de EE.UU. que está en Cuba, mismas que violan la Convención de Viena y tienen como objetivo atentar contra el orden constitucional de la nación caribeña.

Desde Telesur

Presidente alerta sobre planes desestabilizadores de la derecha a ejecutar en noviembre

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, alertó la noche de sobre planes desestabilizadores que la derecha pretende ejecutar en noviembre.

Durante un encuentro con científicos e innovadores del país, en el marco del Registro Nacional de Científicos e Innovadores Tecnológicos, informó que el Gobierno presentará pruebas al respecto.

«Por ahí vamos a sacar unas pruebas de unos intentos guarimberos que se pretenden para el mes de noviembre, así lo denuncio. A los guarimberos lo que los espera es  la cárcel, la justicia, es lo que le espera a quien se meta en guarimbas otra vez», dijo.

Garantizó que el Estado venezolano aplicará la justicia y no permitirá que se concreten acciones violentas.

«Nosotros estamos concentrados en trabajar por Venezuela. Yo siempre digo que cuando hay nuevas amenazas de guarimbas, de violencia, que la gran vacuna del país es el trabajo y la producción», acotó.

En Correo del Orinoco

Venezuela denuncia impactos del ilegal bloqueo ante la UNESCO

Constant denunció que las ilegales medidas impiden el desarrollo, "golpea los esfuerzos del país para el alcance de los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2023 de la ONU", agregó.

El diplomático afirmó que ante la imposibilidad de doblegar a su país, la Casa Blanca apuesta a cercenar paulatinamente los servicios que los venezolanos han adquirido universalmente.

El embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, siglas en inglés), Héctor Constant, denunció este lunes en Consejo Ejecutivo los impactos del ilegal bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por Estados Unidos (EE.UU.) a la Nación suramericana para su desarrollo.

Constant denunció que las ilegales medidas económicas impiden el desarrollo de Venezuela, “golpea los esfuerzos del país para el alcance de los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2023 de la ONU”, agregó.

Constatando la veracidad de sus argumentos, el diplomático venezolano recordó que las afectaciones generadas por el ilegal bloqueo fueron reconocidos en un reciente informe por el relator especial de las Naciones Unidas sobre las Repercusiones Negativas de las Medidas Coercitivas Unilaterales en el disfrute de los Derechos Humanos, Idriss Jazairy.

Venezuela en la UNESCO@delevenezunesco

El bloqueo ilegal y descarado de la administración Trump pretende desmoralizar nuestros valores. Pero tenemos una cultura de resistencia que sabrá vencer la hegemonía
¡Viva el gentilicio venezolano!
¡Viva la sonrisa de nuestra infancia!
¡Viva Venezuela!

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
189 personas están hablando de esto

“Vivimos un momento peligroso para el multilateralismo. Mientras el avance del genio humano nos invita a pensar sobre la inteligencia artificial, la crudeza de la realidad internacional hace que muchos de los países aquí presentes deban concentrar sus esfuerzos en un ejercicio de supervivencia y justa defensa de su soberanía”, indicó el diplomático venezolano.

Asimismo, afirmó que ante la imposibilidad de doblegar a su país, la Casa Blanca apuesta a cercenar paulatinamente los servicios que los venezolanos han adquirido universalmente.

“Como curiosa paradoja histórica, quienes desean imponernos tal desmán son los mismos que invaden y saquean, destruyendo escuelas y culturas enteras con el desprecio de quien sólo sabe propagar ignorancia”, concluyó el embajador Constant.

En Telesur

 

Colombia: una guerra perdida, un desastre más para Trump (1)

“EEUU tiene el tupé de decir que Venezuela le sigue vendiendo petróleo, pero que ellos no lo van a pagar.

Aquí hay un pueblo de pie, un pueblo despierto, un pueblo arrecho”.

General Pedro Carreño

La guerra a través de estados títeres

Colombia se está manifestando como el principal país en el que su gobierno -no su pueblo-, ha convertido la política exterior en el instrumento para la realización de lo que ha sido su vocación continua: la destrucción de Venezuela de la mano de los Estados Unidos.

Es el que podría llamarse “síndrome Santander”, a saber: la tendencia irresistible a la eliminación de la revolución bolivariana y la entrega de los dos países a las oligarquías locales y, a través de ellas, a los Estados Unidos. Históricamente, esta tradición de los militares se inició con la traición del general de ese nombre al gran Simón Bolívar, general en jefe del Ejército Libertador.

Colombia, cuyo “establecimiento” (la élite de la gran burguesía multimillonaria colombiana vinculada por un lado a la Iglesia más reaccionaria; por otro, al cultivo y al tráfico de cocaína; así como a la expulsión de campesinos con el empleo de las FFAA y los paramilitares); ha participado en todo el ciclo de acciones violentas, asesinas o genocidas en Venezuela durante los dos últimos años.

Ataque a la Venezuela de Maduro

Empezaron por el financiamiento, adiestramiento, organización y movilización de las “guarimbas” con sus atentados a las infraestructuras básicas, la siembra del terror en la población y los atentados mayores como los asaltos y destrucción de centros de educación, centros públicos, medios de comunicación y atentados en cuarteles y a las patrullas de la Guardia Nacional Bolivariana. El estado colombiano ha permitido la escalada de estas guarimbas armadas hasta llegar a la quema y asalto de cuarteles y de personas, por el solo hecho –las segundas- de tener “aspecto de chavistas”, dicho de otra forma: “por tener aspecto de gente del pueblo”.

Los crímenes de odio que comenzaron en época de Hugo Chávez y se intensificaron en tiempos del Presidente Nicolás Maduro, tuvieron su cénit en las proximidades de los dos golpes militares y del atentado con dos drones contra las Fuerzas Armadas, el Presidente y miembros del Gobierno y de su cúpula civil y militar. La compra el montaje y el adiestramiento para manejar estos artefactos se realizó también en el país colombiano. Fracasaron por la eficacia de las contramedidas contra drones, la efectividad de los tiradores de precisión de la guardia presidencial, y por el uso poco profesional de los mismos que hicieron los terroristas tras un rápido adiestramiento. La subestimación de los servicios de seguridad del Presidente Maduro ha sido un factor clave.

Un pésimo remake colombiano

Toda la intervención de la Colombia obediente a los EEUU ha sido ascendente y ha intentado repetir las acciones desestabilizadoras de la oposición en tiempos de Chávez.

En un proceso sin fin han llegado los atentados mayores como la colocación de bombas, las concentraciones opositoras violentas tratando de repetir los esquemas del golpe mediático-militar y empresarial-sindical del 11 al 13 de abril de 2012 y sus sucesivas réplicas como las huelgas petrolera y empresarial (centrada en las industrias alimentarias y de transportes); en la concentración sostenida de altos cargos militares en la Plaza de Altamira, con la enorme presión sostenida en los cuarteles y el final trágico de una matanza programada anteriormente. Finalmente en los intentos de someter a un “revocatorio ilegal” -con listas amañadas-, al entonces presidente Chávez. Colombia sirvió entonces de refugio y asilo al presidente Carmona y a buena parte de los complotados en el golpe.

Retoques en el guión

Complementando todo eso, Colombia ha promovido y presentado medidas para la implantación de guerras que han llevado -o intentado llevar-, a Venezuela a la rendición total ante su propia oligarquía capitalista, neocolonial y fascistizada; y a la entrega total del país y sus recursos –fundamentalmente el petróleo, el coltan, el oro y las reservas de divisas en el extranjero, a los intereses de Washington. Nada nuevo. Esa ha sido la política colombiana desde el nacimiento de la República y la revolución bolivarianas.

La élite del narcotráfico no cesa en su empeño. La propia capital, Bogotá, está acosada por los inmensos problemasii, del crimen organizado y de la droga. No podría ser de otra manera ya que el gran país consumidor de la cocaína está en los Estados Unidos.

El diputado de la Asamblea Constituyente, Pedro Carreño, ante las continuas y permanentes acciones de guerra de todo tipo que ha protagonizado Colombia, ha detallado, fusil en bandolera, la naturaleza de la criminal y genocida de la guerra económica y del bloqueo y embargo, convertido en vulgar saqueo y piratería: robo de petróleo, fondos en dólares, reservas de oro, bienes valorados en decenas de miles de dólares.

Venezuela confirma que denunciará agresiones de EE.UU. ante ONU

El pasado martes se dio inicio al 74° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, en la ciudad de Nueva York.

En la Asamblea General, la delegación venezolana también denunciará la vinculación del opositor Juan Guaidó, con el grupo criminal colombiano “Los Rastrojos”.

Venezuela confirmó este sábado que presentará ante las Naciones Unidas (ONU) las firmas recabadas en las jornadas de la protesta mundial “No más Trump, No More Trump”, en reclamo a la injerencia del Gobierno de EE.UU.

Asimismo, el presidente venezolano Nicolás Maduro confirmó que se denunciará ante la ONU el bloqueo criminal, el asedio al pueblo venezolano y la injerencia de potencias extrajeras en asuntos internos la nación suramericana.

Por otra parte, también se presentarán pruebas contundentes sobre la protección y amparo del presidente de Colombia Iván Duque, a grupos terroristas para atentar contra la paz del pueblo venezolano.

Según corroboró la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, también se denunciará en el organismo internacional la vinculación del opositor Juan Guaidó, con el grupo criminal colombiano “Los Rastrojos”.

“Están allí las evidencias de la conexión entre la organización criminal de Guaidó con la banda ‘Los Rastrojos’ y el Gobierno de Iván Duque”, sostuvo Rodríguez.

El pasado martes se dio inicio al 74° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, en la ciudad de Nueva York, en espera del inicio del segmento de alto nivel de este martes, en el que participará una delegación venezolana que incluye a Rodríguez, al canciller venezolano Jorge Arreaza, entre otros.

Venezuela: el gobierno paralelo de bancos, mineras y petroleras

Si a alguien le queda alguna duda sobre los intereses que defiende Juan Guaidó, el autoproclamado “presidente interino” de Venezuela, repasemos algunos nombres de su “gobierno paralelo”.

Carlos Jordá, designado como “director” de Citgo, petrolera venezolana expropiada por el gobierno de Donald Trump, es el director de Delek US: una filial de la israelí Delek, suministradora del Ejército de Tel Aviv.

José Ignacio Hernández, nombrado “procurador especial”, es abogado de la minera canadiense Crystallex, que pleitea para apoderarse –precisamente- de Citgo, como pago de una supuesta indemnización negada por la justicia venezolana.

Carlos Vecchio, el supuesto “embajador” en Washington, fue, durante años, el representante de la ExxonMobil, petrolera con una larga historia de litigios contra Caracas.

Son solo tres nombres entre muchos otros miembros del llamado “gobierno paralelo”: altos ejecutivos de petroleras, mineras y entidades bancarias, unidas en la codicia por las inmensas riquezas de Venezuela.

Alimañas que trabajan, junto al Departamento de Estado, para saquear ese país, tras haber hundido su economía.

Nada que nos cuente la prensa global, que sigue blanqueando la mayor operación de guerra sucia imperialista del siglo XXI.

Por Cuba Información

A %d blogueros les gusta esto: