Fallece Alicia Alonso, Prima Ballerina Assoluta del Ballet Nacional de Cuba

Alicia Alonso. Foto: PL.

Alicia Alonso, quien durante 88 años como bailarina, coreógrafa y pedagoga contribuyó con su arte genial a poner el prestigio de su Patria en el más alto sitial en las cuatro esquinas del mundo, falleció en el Hospital CIMEQ, de La Habana, a las 11 de la mañana de este jueves 17 de octubre del 2019, a dos meses y tres días de cumplir 99 años de edad.

Hace 71 años fundó en La Habana el Ballet Alicia Alonso, hoy Ballet Nacional de Cuba. Como su directora y figura principal, ha sido inspiración y guía para la formación de varias generaciones de bailarines cubanos, con un estilo propio que ha conquistado un lugar destacado en el ballet internacional.

Díaz-Canel: Alicia nos deja un insuperable legado

“Alicia Alonso se ha ido y nos deja un enorme vacío, pero también un insuperable legado”, escribió en Twitter el presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez

@DiazCanelB

se ha ido y nos deja un enorme vacío, pero también un insuperable legado. Ella situó a en el altar de lo mejor de la danza mundial. Alicia por tu obra inmortal. http://www.cubadebate.cu/noticias/2019/10/17/fallece-alicia-alonso-la-prima-ballerina-assoluta-del-ballet-nacional-de-cuba/#.XaieLWuySQY.twitter 

Fallece Alicia Alonso, la Prima Ballerina Assoluta del Ballet Nacional de Cuba

La Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso, la figura cimera del ballet clásico en el ámbito iberoamericano falleció este 17 de octubre a las once de la mañana a la edad de 98 años, confirmaron a

cubadebate.cu

2.072 personas están hablando de esto

Alicia en su eterna y universal cubanía

Alicia Alonso. Foto: Abel Padrón/ Cubadebate.

Nacida el 21 de diciembre de 1920, en el reparto Redención, popular barriada de Marianao, en un modesto hogar formado por Antonio Martínez Arredondo, teniente veterinario del ejército, y Ernestina del Hoyo y Lugo, refinada modista, la ilustre bailarina encontró en la danza desde muy temprana edad la vocación que guiaría toda su vida.

Su ruta estelar, iniciada en la Escuela de Ballet de la sociedad Pro-Arte Musical de La Habana, en 1931, se vio obligada a tomar nuevos derroteros al tener que marchar al extranjero por el escaso nivel, los prejuicios y el carácter elitista que enfrentaba el ballet en la Cuba de entonces.

Trazar su orbita artística profesional es tarea ciclópea, pues abarca desde las comedias musicales de Broadway, el Ballet Caravan, el Ballet Theatre de New York, el Ballet de Washington y el Ballet Ruso de Montecarlo, hasta sus colosales triunfos como estrella invitada de las más relevantes compañías, festivales y galas de ese género artístico en todo el mundo.

Su excepcional categoría  de prima ballerina assoluta no obedeció a una caprichosa reputación jerárquica, sino al dominio de un vasto repertorio de 134 títulos que abarcó las grandes obras de la tradición romántico-clásica y creaciones de coreógrafos contemporáneos.

Cuando el 28 de noviembre 1995, en el Teatro Massini de la ciudad italiana de Faenza, hizo un alto en su trayectoria como intérprete, ya había logrado establecer un record difícil de igualar, no solo por el tiempo de vigencia sobre las puntas, sino por el nivel de excelencia con que lo hizo.

Pero la grandeza de la Alonso, no radica solamente en habernos representado triunfalmente en 65 países, recibir las más atronadoras ovaciones, imposible de contabilizar, de Helsinki a Buenos Aires, de New York a Tokio o Melbourne, sino haber puesto al servicio de su Patria todos los honores recibidos, entre ellos los 266 premios y distinciones internacionales, 225 de carácter nacional y las 69 creaciones coreográficas -románticas, clásicas y contemporáneas, que ha realizado, revertiéndolos como frutos del quehacer que ella ha visto siempre como modesta contribución no solo a su cultura, sino a la cultura danzaría mundial.

  • Grado de Doctora Honoris Causa por la Universidad de La Habana, el Instituto Superior de Arte de Cuba, la Universidad Politécnica de Valencia, de España, y la Universidad de Guadalajara, en México.
  • Orden “El Águila Azteca”, conferida por el estado mexicano en 1982
    Encomienda de la Orden Isabel la Católica, adjudicada por el Rey de España en 1993.
  • Creó la Fundación de la Danza que lleva su nombre, y el Instituto Superior de la Danza Alicia Alonso adscripto a la Universidad Rey Juan Carlos.
  • Miembro de Honor de la Asociación de Directores de Escena de España (ADE).
  • Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid, en 1998.
  • Título de Heroína Nacional del Trabajo de la República de Cuba.
  • Orden José Martí, máxima condecoración que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba.
  • En el 2002 fue nombrada Embajadora de la República de Cuba, por el Ministerio de Relaciones Exteriores.
  • Fue investida en París como Embajadora de Buena Voluntad de la UNESCO.
  • El presidente de Francia le confirió en el año 2003, el grado de oficial de la Legión de Honor.
  • Recibió en Cannes, en el 2005, el Premio Irene Lidova por toda su carrera artística.
  • Recibió, de manos de los Reyes de España, la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes otorgada por el gobierno de ese país.
  • En 2012 recibió el Premio Alba de las Artes, de la Alianza Bolivariana para las Américas.
  • En 2017 recibe el título de Embajadora Mundial de la Danza otorgado por la UNESCO.

Hace más de medio siglo al regresar a nuestro país cargada de honores extranjeros, no vacilaba en declarar:

“Toda mi esperanza y mis sueños consisten en no volver a salir al mundo en representación de otro país, sino llevando nuestro propia bandera y nuestro arte. Mi afán es que no quede nadie que no grite: ¡Bravo por Cuba!, cuando yo bailo. De no ser así, de no poder cumplir ese sueño, la tristeza sería la recompensa de mis esfuerzos”.

Esa patriótica postura la llevó a fundar, junto a Fernando y a Alberto Alonso el 28 de octubre de 1948, el hoy Ballet Nacional de Cuba (BNC), y en 1950 la Academia de Ballet que llevó su nombre y tuvo la tarea histórica de formar la primera generación de bailarines dentro de los principios técnicos, estéticos y éticos de la hoy mundialmente reconocida escuela cubana de ballet.

Durante 71 años, especialmente a partir del triunfo de la Revolución, pudo, con mano firme situar al BNC entre las compañías de mayor prestigio a nivel mundial, fundamentar un sistema de enseñanza que hoy abarca la totalidad de la Isla y es la garantía del ballet cubano, así como estimular un movimiento de colaboración internacionalista que en el campo del ballet Cuba ha extendido a casi medio centenar de países de América, Europa, Asia y África.

Es la Alicia guía y mentora, que con su don aglutinador pudo convocar en La Habana, en 26 Festivales Internacionales de Ballets, a las más célebres personalidades de la danza, en una fiesta de arte y amistad. Y es también la Alicia que hemos visto dar la mejor entrega de su magisterio, lo mismo en escenarios de la más alta prosapia que en rústicas tarimas, en plazas públicas, fábricas, escuelas y unidades militares, consciente de que al pueblo, cualquiera que éste sea, siempre se asciende y nunca se desciende.

Quienes tuvieron el privilegio de estar a su lado, conocieron también el extraordinario ser humano que había en ella, que por coraje y férrea disciplina no se dejó derrotar nunca por quebrantos físicos, vicisitudes o incomprensiones.

Fue la Alicia nuestra, que aunque bañada de cosmopolitismo añoró oír los cantos de nuestros gallos, gustar del olor al salitre de su Malecón habanero, valorar la mariposa y el coralillo como las flotes más exquisita, o fascinarse con los adelantos científicos y los misterios del cosmos. “Un ímpetu tenaz, frenético, heroico —disparado contra la enfermedad y contra el tiempo— hacia la perfección incansable.”, como acertadamente la definió Juan Marinello.

Luto por Alicia

Desde las redes sociales discímiles son las muestras de respeto y cariño por la ilustre bailarina de Cuba. Desde su perfil de Facebook, el fotorreportero Osvaldo Gutiérrez Gómez, de la Agencia Cubana de Noticias, comparte su sentir.

Caricatura de Osval.

Carlos Acosta: “Me sumo al dolor por la muerte de Alicia Alonso, por todo lo que creó”

En su página de Facebook, el bailarín cubano Carlos Acosta señaló que trabajar para el crecimiento de Cuba es el mejor homenaje a Alicia Alonso. Foto: Serendipia.

He recibido con dolor la noticia de la muerte de nuestra Primera Bailarina, Alicia Alonso. En estos momentos no puedo dejar de pensar en todo lo que le debemos, en el extraordinario legado que Alicia nos ha dejado.

Siendo hija de una pequeña isla del Caribe, Alonso se impuso a todas las barreras que decían que el ballet era un arte de países desarrollados, que el físico y el temperamento latino no se ajustaban a los requisitos de la danza clásica.

Todos estos prejuicios fueron demolidos cuando Alicia Alonso entró en la escena. Impuso su nombre latino, su físico, su personalidad. Su lucha por ser reconocida abrió las puertas del ballet clásico para todos los jóvenes de nuestro continente que soñaban con bailar y puso el nombre de Cuba en las carteleras de los grandes escenarios internacionales.

Luego, junto a Fernando y Alberto Alonso, fundó la Escuela en nuestro país y ya es sabida la historia posterior: el ballet cubano, nuestros bailarines, son aplaudidos con admiración en todo el mundo.

Acosta Danza@AcostaDanza

CARLOS ACOSTA (@CAcostaOfficial) POR ALICIA ALONSO: “Por lo que nos dio, por haber sido raíz de nuestro movimiento danzario profesional, por ser cimiento principal de la escuela cubana de ballet, seguiremos trabajando para que Cuba siga creciendo. Es la mejor manera de honrarla”.

Ver imagen en TwitterVer imagen en Twitter
181 personas están hablando de esto

Tuve la dicha de bailar con Alicia Alonso en una ocasión. En otro momento tuve el privilegio de que me tomara ensayos de El espectro de la rosa, de Michel Fokine. Fue una experiencia inolvidable porque, entre las correcciones, Alicia nos contaba anécdotas sobre el coreógrafo. Ese día quedé deslumbrado por sus conocimientos y su memoria, por el recuerdo de esas historias lejanas que al contarlas ella se hacían tan cercanas.

Hoy me sumo al dolor por la muerte de Alicia Alonso, por todo lo que creó, por todo lo que nos dio, por ser el cimiento principal de una escuela de ballet que tanta gloria le ha dado a nuestro país, por haber sido raíz de nuestro movimiento danzario. Junto a los artistas de Cuba, seguiré trabajando para que nuestro país siga creciendo. Creo que esa es la mejor manera de honrar su nombre.

Carlos Acosta.

American Ballet Theatre despide a Alicia Alonso

Alicia Alonso se convirtió en un ícono del ballet a nivel mundial. Foto: Prensa Latina.

El American Ballet Theatre (ABT), recordó este jueves el legado de Alicia Alonso en esa destacada compañía de danza clásica del siglo XX y en el ballet internacional.

Tras el fallecimiento de la Prima Ballerina Assoluta en la mañana de este 17 de octubre, el director artístico del ABT, Kevin McKenzie, manifestó su admiración por la bailarina cubana.

“Alicia Alonso fue una fuerza impulsora en el ballet clásico en Cuba y en todo el mundo. Ella respetó las tradiciones del ballet y dedicó su vida a mantenerlas a través del entrenamiento de varias generaciones”, dijo.

Su huella en ABT, como uno de los primeros miembros, es inconmensurable, destacó. “La gracia, inteligencia y coraje de Alicia seguramente dejarán un impacto duradero en nuestra forma de arte”.

Fue precisamente en un escenario de Nueva York, en el Metropolitan Opera House, donde Alicia bailó por primera vez el icónico personaje de Giselle y comenzó así su leyenda imparable.

A los 16 años, Alicia se casó con Fernando Alonso y juntos se mudaron a la Gran Manzana. Allí empezó a entrenar en la School of American Ballet.

La bailarina cubana no titubeó para asumir el papel de Giselle cuando en un repentino malestar, la consagrada Alicia Markova no pudo interpretar ese rol.
Dicen los críticos que la noche de 1943 en que Alicia asumió el personaje de la campesina que enloquece y muere ante la traición de su enamorado, dejó una marca en la historia del ballet clásico.

Para Anton Dolin, el partenair masculino de aquella función, fue la más arrolladora y compensadora noche de triunfo.

También teje la leyenda de esa presentación un pasaje que la propia Alicia contó una vez sobre cómo sus pies quedaron ensangrentados tras acabar la obra y ella solo lo notó cuando George Schaffe, un famoso coleccionista de la época, entró al camerino y se llevó las zapatillas porque quería conservarlas para la historia.

Durante muchos años, Alicia Alonso estuvo entre las primeras figuras del ABT y su vida transcurrió entre La Habana y Nueva York.

Pero la creciente hostilidad del Gobierno de Estados Unidos contra Cuba comenzó a entorpecer ese ir y venir, y alejó a la bailarina de los escenarios norteamericanos, con mucho pesar de todo el público.

Aún así, ella mantuvo una relación estrecha y fraternal con el ABT y otras compañías estadounidenses, y logró que muchas figuras y agrupaciones prestigiosas del movimiento norteamericano de danza actuaran en la isla caribeña.

La fundadora del Ballet Nacional de Cuba habló siempre con gran emoción de sus años y sus logros en el ABT, compañía que hoy siente su pérdida y la recuerda inmortalizada en los blancos tules de una Willi.

Omara Portuondo: “Te recordaremos inmensa en tu sencillez”

Al enterarse de la triste noticia, la diva del Buena Vista Social Club, Omara Portuondo expresó:

Apenas me entero de la noticia, hoy nuestra Patria llora la pérdida de la leyenda Alicia Alonso, una grande para siempre. Allá donde estés seguiremos disfrutando de tu arte. Te recordaremos inmensa en tu sencillez. Mi aplauso eterno, Omara

En video, Alicia Alonso baila Giselle

Dar el pecho al bloqueo, con fuerzas, de corazón y “buena fe

Dúo Buena Fe. Foto: Ariel Cecilio Lemus/ Granma/Cubadebate.

Israel Rojas y Yoel Martínez  fueron dos jóvenes que hace 20 años se unieron de “buena fe” para enamorar con su música, para proponer algo diferente, para contar con sus letras a Cuba y a su gente. Buena Fe canta y el corazón vibra.

Partieron de Guantánamo en esa travesía, dos décadas llenas de premios y éxitos. Pero, como tuvieron la suerte de nacer en Cuba, son miles los obstáculos que vencer para hacer su música, para atravesar fronteras y llevar arte a otras latitudes.

Son guerreros de pura cepa, de los que despiertan con la premisa de hacer, como asegura Israel: “hay que buscar alternativas y nunca dejarse derrotar. Cada día seguir creando, seguir empujando, seguir echando palante, como nos han enseñado las generaciones anteriores. Trabajar, trabajar e inventarnos un sueño posible”.

Cuba es música y esa verdad no es secreto para nadie, por eso atacan a lo que consideran “un punto débil”. Lo que ignoran es que una guerra cultural no se puede vencer sin argumentos y con falacias, mucho menos en una sociedad culta como la nuestra.

La cultura cómo bien dicen es el escudo y espada de la nación, y una nación sin armas para defenderse está sola. Aquí las armas son las verdades, es la música que se respira desde oriente hasta occidente, son las ganas de crear, de narrar y pintar con colores nuestra cotideaneidad.

***

El bloqueo es una realidad palpable. En la música, de 37 unidades artísticas que pudieron haber promocionado su trabajo en el territorio de los EE.UU., solo 24 obtuvieron el permiso de entrada a este país, lo que denota un decrecimiento en 13 proyectos con respecto al año anterior.

No obstante, se debe destacar el positivo impacto promocional que tuvo el Festival de Artes de Cuba realizado en el Kennedy Center de Washington, que contó con la presencia de 104 músicos.

A pesar de que varias compañías estadounidenses han manifestado su interés en negociar con la agencia BIS MUSIC, por temor a las restricciones del bloqueo se han negado a enviar su documentación legal para efectuar los contratos correspondientes. Como consecuencia, se han registrado pérdidas de más de 100 mil dólares por este concepto.

Solo en el 2018 la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales Egrem reportó pérdidas de alrededor de 3 millones 60 mil dólares. Utilización de pasarelas de pago, trabas en los trámites migratorios, cancelaciones de presentaciones artísticas en varios puntos de la geografía, son algunas de las afectaciones, además del equipamiento en los estudios de grabaciones y en la importación de materias primas.

Agrupaciones del catálogo de Musicuba no pudieron realizar presentaciones en los Estados Unidos. Las limitaciones consulares para realizar los trámites migratorios los obligaron a viajar a un tercer país. Leoni Torres, El Club de los Soneros Dorados, el Septeto Santiaguero y Alain Pérez fueron algunos de los perjudicados.

Empresarios tradicionales que trabajaban hace años con las con agrupaciones artísticas cubanas no lo hicieron en el 2018, por una razón obvia: el recrudecimiento del bloqueo afecta sus intereses económicos. El dúo Buena Fe fue uno de los principales afectados.

***

Buena Fe en concierto, 7 de septiembre de 2018. Foto: Ismael Francisco / Cubadebate

Israel: “Soy ciudadano cubano, y por supuesto el bloqueo me afecta. Como músico es bien difícil. No podemos acceder a los instrumentos, a los software que utilizan hoy las plataformas de grabación, ni al comercio digital de la música, una tendencia que prima en el mercado. Tenemos que depender de un tercero que ubique a tu música en esas plataformas”.

-El cantante líder del dúo cubano asegura que la música cubana es una de los principales recursos del  país, por el movimiento de grandes artistas que existe, y  por la calidad de la música que se genera. Entonces, “no se corresponde la ubicación de esa música en los grandes circuitos de mercado y buena parte de esa responsabilidad la tiene el bloqueo económico y financiero contra Cuba”.

“Hoy existen condiciones para que la industria nacional se sobreponga y a partir de un estudio y un rediseño tenga un mayor alcance. No es menos cierto que el bloqueo ha afectado tremendamente y no solo a Buena Fe, sino a generaciones de músicos que han visto pasar sus mejores días creativos sin haber podido llegar al público que potencialmente podrían tener fuera de Cuba”.

Por su parte Yoel, considera que hacer música, con la ventaja de que sea buena y comercial, sino está en un mercado, sino tiene una disquera que pueda apostar por lo que hace el artista, no existe.

-¿Y las alternativas?

Y: “Seguir apostando y denunciando, para que nos quiten el bloqueo, sino nuestros hijos y nuestros nietos van a heredar el mismo problema”.

I: “La mejor manera es adaptarse, hemos nacido con esa situación pero eso no nos impide avanzar, seguir creando y encontrando los recursos, buscando amigos que te ayudan. Siempre hay gente enamorada de lo que hacemos. No solo la de Buena Fe, sino toda la música cubana. Hoy el mundo se ha vuelto más multipolar y eso también abre oportunidades, independientemente del asedio y la persecución”.

“El bloqueo a Cuba ha sido tan prolongado que crea una inercia, una cultura propia del bloqueo, de entender de que uno nace en un país en que si vas a hacer algo, no siempre es fácil. Pero, también, la gente te ve de manera diferente”.

***

Gracias al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, en el 2018 se perdieron presentaciones artísticas en Colombia, Perú y Francia, ya que los empresarios temieron hacer transferencias a Cuba al pagar los servicios solicitados.

Como resultado del recrudecimiento de esta política, se impidió  la celebración del Tercer Encuentro de editores, distribuidores y agentes literarios de Cuba y los EE.UU., previsto a realizarse en Cuba durante la Feria Internacional del Libro 2019. También se imposibilitó la participación de Cuba en exposiciones, eventos editoriales y literarios, así como en ferias del Libro de los EE.UU.

La Egrem busca alternativas. Ha suscrito acuerdos de colaboración con distribuidores de música digital como Altafonte o The Orchard, porque no es posible que los álbumes producidos por esta casa discográfica se comercialicen, de mutuo acuerdo, en plataformas “más populares” como Spotify o Amazon Music, que ofrece no solo servicios de venta, sino otros populares como la escucha en streaming.

En un determinado momento se pensó en realizar negociaciones con empresas de cruceros, para que agrupaciones cubanas se presentaran a bordo, sin embargo, este anhelo no fue posible porque esos navíos debían de abordar en un puerto de Estados Unidos.

Las transferencias bancarias también se encarecen ante la negativa de bancos a transferir de forma directa a las instituciones financieras cubanas. Se buscan pasarelas de pago, que aplican tasas de interés, según la cantidad de operaciones y montos, de hasta el 5 y el 7 por ciento. Además, a este costo se le agrega los importes por temas cambiarios ya que Cuba no puede transferir en dólares americanos.

***

Moncada, Buena Fe y Casabe interpretaron “Gallo de pelea”. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Los dos músicos cubanos cuentan que cuando llegan a cualquier país a promocionar un disco o una gira, los medios de prensa, por inercia, preguntan siempre por política.

“Muchas veces descubres que no lo hacen por malo, lo hacen por desconocimiento, por contrastar, porque no tienen acceso a toda la información, porque el bombardeo mediático que hay contra Cuba es sumamente confundidor”, asegura Israel.

“Hay una cultura de la incultura sobre Cuba, que desgraciadamente ya nos pasa factura”.

“En los últimos años el intercambio cultural ha sido muy atacado, con un gobierno actual mucho más agresivo y esto ha devenido en cancelación de conciertos, empresarios que han decidido no seguir adelante a la hora de apostar por Buena Fe, por los riesgos que le pueden ocasionar en los Estados Unidos. Pero todo eso lo asumimos con tremenda normalidad y tranquilidad”.

***

En el 2018 la Egrem, tras el cierre de la embajada de los Estados Unidos en La Habana, generó gastos consulares que ascienden a los 25 mil dólares, porque para obtener una visa a gigante americano tiene que ser por un tercer país.

Por ejemplo, el CD “Tributo a clásicos cubanos”, del Septeto Santiaguero resultó premiado en ese mismo año en los Grammy Latinos y, gracias a la política cultural del país en la promoción de la vanguardia artística, todos los integrantes de la agrupación pudieron viajar a Las Vegas a recoger su premio.

Asimismo, se confrontan problemas con el acceso a tecnologías de avanzada que permitan disponer de productos competitivos a nivel internacional. Los Estudios de Grabaciones Siboney, en Santiago de Cuba tiene equipamientos obsoletos que no se han podido sustituir.

De igual manera, el cerco contra Cuba ha afectado la producción de álbumes que relacionen artistas cubanos de renombre como Omara Portuondo y Los Van Van.

Las estrategias en este sentido se encaminan en hacer producciones de dúos con artistas de la talla de Barbara Streisand, Julio Iglesias y Julieta Venegas, pero, la Ley Bergam, que impide que Estados Unidos intervenga en la realización de un producto cubano, frenó estos proyectos.

***

Buena Fe. Foto: Archivo.

-¿Y cuál es el mensaje de resistencia?

Israel: “Hemos aprendido que no nos podemos llenar la boca con decir que se es revolucionario. Puedes llenar mil papeles o decir mil discursos afirmando que eres cubano y te mueres por Cuba y desdecir eso con los hechos. La única manera en que puedes ser coherente y luchar contra las dificultades, es crear cada día mejores canciones, tratar de ser cada día más útil a tu pueblo y a tu gente, y tratar de que el arte que hacemos este lo suficientemente mejor hecho, para que en cualquier plaza que llegues la gente respete tu música, por la factura, por su calidad y por ser representativo del pueblo que la sustenta. Si eso está bien, lo demás va a estar bien.

Yoel: “Trabajar mucho. Sí, es una realidad, hemos aprendido a quejarnos menos y a trabajar más.  No importa que las condiciones no te acompañen, si quieres hacer algo, aunque te quiten la guitarra, vas a poner los acordes con el alma y vas a seguir haciendo música”.

`El Decreto 349 regulará la exhibición para evitar la discriminación por género, raza o condición sexual´

Eldys Baratute, escritor y diputado cubano, vicepresidente de la AHS (Asociación Hermanos Saíz), que agrupa a miles de jóvenes artistas de Cuba, explica el proceso de discusión del famoso Decreto 349 del Ministerio de Cultura, más allá de la manipulación mediática y de  su politización interesada por parte de la derecha.

“El fallo inicial fue que se redactó (por las instituciones) sin contar con los artistas y eso provocó una serie de fisuras entre el sistema institucional y los propios creadores”, señala, algo que en la actualidad, en una segunda fase, se está tratando de enmendar, al redactar las normas de implementación, en las que ya se define exactamente cómo actuar y quiénes tomarán las decisiones, en un sistema de consultas con diversos creadores y creadoras. Se está en este proceso de participación, por tanto, a día de hoy, el Decreto aún no es de aplicación en el país.

Eldys Baratute defiende la filosofía del Decreto para, por ejemplo,“evitar que se dañe la imagen de la mujer o se discrimine por orientación sexual, género, raza, condición social” en la exhibición de obras, videoclips, etc. Y para que quien tiene la capacidad monetaria -en el sector privado, por ejemplo- no sea quien dedida de manera hegemónica y absoluta la programación cultural.

Denuncia de igual modo la campaña mediática en la que se habla de “censura”, que como creador rechaza frontalmente.

En Cubainformación

 

Convocan en Cuba a Festival Culinario Internacional

 Foto PL/Jose Tito Meriño

Autoridades del sector convocaron hoy a la realización en octubre próximo en La Habana del VII Festival Culinario Internacional, al que podrían asistir representantes de 30 países.

El presidente de la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba (Facrc), Eddy Fernández, agregó que esta cita está prevista para el Palacio de las Convenciones de La Habana del 14 al 18 de octubre próximo.

Bajo el lema de La cocina, identidad y patrimonio cultural, la reunión aglutinará a profesionales de la cocina provenientes de los cinco continentes. Alrededor de 500 personas entre chef, bartenders, sommeliers y otros especialistas tomarán parte en la cita.

Este festival no se realizaba en la isla desde hace 10 años. El primero ocurrió en 1996 en el Hotel Nacional de La Habana, para 1998 la cita estuvo en el balneario de Varadero, en el recinto ferial Plaza América (a unos 140 kilómetros hacia el este de la capital).

La convocatoria del 2000 también ocurrió en Plaza América y la del 2002 volvió al Hotel Nacional, donde también la organizaron el llamado del 2004, y la de 2009 estuvo en la oriental ciudad cubana de Santiago de Cuba.

Luego de 10 años de ausencia vuelve la cita en un momento oportuno, aclaró, pues celebra además los 500 años de fundada La Habana (16 de noviembre), y completa un amplio programa para tales festejos.

La difusión de la cocina cubana, y las tradiciones de este país, de conjunto con el auge del turismo, forman parte de los asuntos previstos para la reunión.

El Festival, no competitivo, también tiene prevista la asistencia de estudiantes culinarios, e intercambios para facilitar la actualización de las tendencias más actuales de la cocina mundial.

Además, Fernández anunció que estarán presentes los más importantes directivos de la gastronomía a nivel global, incluidos los de países muy reconocidos en el asunto como Francia, España e Italia.

Completan el programa clases magistrales, salón culinario, demostraciones y otros intercambios entre los asistentes.

La Facrc está integrada por más de 60 mil personas y cada año, con más fuerza, organiza cursos y talleres para ilustrar sobre la culinaria y las tradiciones.

Fernández aseguró que además cuentan con una editorial y 50 títulos sobre culinaria cubana ya publicados, a los que se sumará otra decena en el año próximo.

También mostró su deseo de que sea la culinaria cubana la que inunde los centros turísticos del país en sus facetas de estilización de la cocina y propiciar un acercamiento de los visitantes a estas formas de comer.

El Festival constituye otro esfuerzo de las autoridades por potenciar el dinamismo turístico del país, cuando incluso ya es famoso el evento Varadero Gourmet, que se desarrollo en el balneario del propio nombre cada año.

Por CubaSí

No le decimos al pueblo cree, sino lee

El conocimiento no solo es una necesidad del pensamiento y de la cultura, sino también es una necesidad revolucionaria de cualquier pueblo conocer su historia y conocer la historia del mundo. Nuestro pueblo tendrá conocimientos incomparablemente superiores, conocimientos de historia de su país y del mundo, y los tendrá sobre otras muchas materias.
El Estado socialista debe editar libros no para ganar dinero, debe editar libros para beneficio del pueblo; y se beneficia al pueblo no solo con un tipo determinado de literatura, sino con una gran variedad de libros y con una política editorial que le permita a la población tener acceso a las mejores obras creadas por la inteligencia del hombre, tanto históricas, literarias como políticas o de otro tipo.
Conviene no solo la lectura que no sea solo entretenida, conviene también la lectura que nos enseñe, aunque tengamos que prestar atención; no debemos ser lectores solo de cosas que son muy entretenidas, y quedarnos sin saber nada de los demás.
Leemos mucho, pero tenemos que preguntarnos qué leemos. También podíamos preguntarnos cómo hemos usado nuestra televisión, algo que siempre aparece en todo congreso o reunión de maestros, y podíamos preguntarnos muchas de esas cosas. La educación no puede escapar a algunos de estos problemas, y debemos dirigir nuestros esfuerzos hacia el desarrollo de un pueblo, de una sociedad con un gran nivel cultural y también con un gran nivel científico, una educación que nos permita niveles de vida de calidad, tanto en los aspectos recreativos como en los aspectos creativos.
Hay algunos libros que tienen documentos que conviene leerlos detenidamente, y así debemos ir recogiendo los mejores libros de los mejores escritores, de los escritores revolucionarios de América Latina.  ¿Para qué?  Para que el pueblo de Cuba aprenda todo lo que concierne a la América Latina. (…) Este tipo de libro que nos vayan introduciendo en el conocimiento de todos esos problemas para que el pueblo sepa, …y el pueblo pueda analizar.
Eso es lo que la Revolución hace:  pone libros en manos del pueblo, no fomenta la ignorancia, porque la ignorancia la fomentaron siempre los grandes intereses.  ¿Por qué?  Porque pueblos ignorantes son pueblos que pueden ser fácilmente engañados, fácilmente explotados.

Foto: Juvenal Balán
Foto: Juvenal Balán
La feria del libro constituye un fenómeno cultural para las grandes masas. Foto: Juvenal Balán
Cada año a La Cabaña acuden miles de personas para saciar su sed de lectura. Foto: Juvenal Balán
El contacto con los libros comienza desde los primeros años. Foto: Juvenal Balán
Los textos sobre el Che Guevara son de la preferencia de muchos. Foto: Juvenal Balán

La calidad de la música cubana merece mecanismos eficaces para su promoción

 Jorge Gómez, presidente del comité del Cubadisco.  foto tomada de internet
Jorge Gómez, presidente del comité del Cubadisco. Foto: Tomada de Internet

La Feria internacional Cubadisco, que concluyó este fin de semana, no estuvo exenta de polémica. El músico Jorge Gómez, presidente del Comité del Premio del mayor evento de la discografía cubana, habla con Granma sobre la relevancia del foro para la música y los músicos de la Isla, y comenta en torno al debate suscitado sobre las categorías en concurso.

–¿Cuáles han sido las diferencias de este Cubadisco con ediciones anteriores?

–En el caso de este año, las diferencias fundamentales han tenido que ver con la fecha (siempre ha sido alrededor de mayo, y este año fue en septiembre), y el hecho de que se ha unido a Primera Línea, un encuentro de profesionales del sector de la música y los espectáculos, vinculado con Womex, que se celebra por tercera vez en La Habana.

–¿Qué relevancia le concedes a este evento?

–La calidad y capacidad competitiva de nuestra música –incluso para los grandes mercados internacionales– merecen que encontremos, y hagamos nuestros, mecanismos de promoción y difusión eficaces y acordes con los tiempos que corren. Cubadisco y su Premio forman parte de esos mecanismos.

–Hay músicos que han expresado su desconcierto porque luego de ganar un premio Cubadisco no se les facilitan estrategias de promoción.

–Siempre hay matices y posiblemente haya opiniones demasiado apocalípticas, pero es obvio que tienen razón. Incluso la impresión física de los discos se ha convertido en uno de los más difíciles retos de nuestras casas discográficas. Me consta que hacen un gran esfuerzo para que todos los discos existan.

Pero eso trasciende con mucho la conciencia del hecho y la buena voluntad de resolverlo. En los dos últimos años, a falta de discos físicos de cada obra premiada, Cubadisco, en coordinación con la Egrem, ha producido un set de dos CD con una compilación en que están recogidos temas de todas las obras premiadas. Ese disco está listo al término de la ceremonia de premiación. Este año será igual. No es lo óptimo, pero es algo. Ya en otros aspectos de ese mismo asunto, como las estrategias comerciales y de promoción, incluida la difusión en nuestra propia radio y televisión, hay todavía mucho camino por recorrer. En las circunstancias actuales, la organización de Cubadisco puede hacer muy poco en ese sentido.

–En esta edición se ha criticado la ausencia de discos en las categorías de mejores agrupaciones de música popular bailable, como es el caso de Cantor del Pueblo, de Havana D’ Primera, nominado, sin embargo, en el cuestionado apartado Voces de música popular bailable. ¿Cuál es su posición al respecto?

–Nosotros  tenemos claro que Alexander Abreu y Havana D’ Primera no solo es música popular bailable, sino que es uno de los pesos pesados de esa categoría. Tan claro que, mucho antes, en el 2015, su disco La vuelta al mundo compitió en Cubadisco dentro de esa categoría, obtuvo el Premio y terminó alzándose con el Gran Premio Cubadisco 2015.

«La intención no fue sacar del área música popular bailable a ninguno de los ubicados en esta nueva opción, sino todo lo contrario: poder reconocer a una cantidad mayor de esos artistas tan populares y queridos, que mantienen viva, y con la mejor salud, la más emblemática de nuestras manifestaciones musicales. No parece del todo justo que, mientras en otras áreas donde la producción llega apenas a una decena de títulos en el año, aparezcan cinco nominados y un premio, estemos obligados a hacer lo mismo con un área donde la cantidad de obras presentadas está cerca de los 40 títulos, que en general tienen excelente factura, y que son obras y artistas que forman parte esencial del entretenimiento y la vida espiritual diaria de la gran mayoría del pueblo cubano.

«Uno puede estar de acuerdo o no con las categorías en que están ubicadas las obras. Pero poner en entredicho las intenciones o la capacidad de un grupo de profesionales cuyo principal dolor de cabeza no ha sido “a quién premiar”, sino “a quién no premiar”, es una acción profundamente injusta, aun cuando no fuera malintencionada.

«El Comité del Premio ha actuado, como siempre, como un órgano colegiado. En él conviven y/o son consultadas permanentemente personas entre las cuales hay musicólogos de enorme prestigio, con cátedras en el nivel superior de música, compositores, arreglistas y productores de larga trayectoria en la música popular cubana, con más de un Premio Cubadisco y presencia hasta en los famosos Grammy. Cualquiera que sea mi posición personal (y no siempre estoy de acuerdo con todos los resultados finales), a partir del momento en que se asume un criterio en el Comité, esa es mi posición».

–El disco Cantor del Pueblo, sin embargo, fue nominado en la categoría de mejor álbum de salsa en los Grammy Latino. ¿Puede interpretarse como un error del jurado del Cubadisco la ausencia de este álbum en la categoría de mejores agrupaciones de música popular bailable?

–Ya eso va por otro lado. Aun los más recalcitrantes detractores en Cuba de los Grammy y otros mecanismos similares, no dejan de felicitarse ante las nominaciones y premios obtenidos por Irakere, Van Van, Omara, Havana D’Primera, Septeto Santiaguero, Eliades Ochoa, Pablo Milanés, La rumba soy yo, X Alfonso o Maykel Bárzaga Jr.

«No soy de los detractores a ultranza de los mecanismos de seducción de la industria musical, y llevo muchos años tratando de promover un justo equilibrio entre esos mecanismos y la necesaria defensa de nuestra identidad cultural en la desigual guerra simbólica y antihegemónica en que estamos inmersos. De modo que no soy un detractor de los Grammy que, por otro lado, constituyen importantes rampas de lanzamiento de nuestra música hacia otros mercados. Pero jamás se me ocurriría pensar que una decisión de los académicos que ubican en categorías, nominan y premian en los Grammy puede descalificar a nuestros académicos (que, aunque todavía no hayamos sido capaces de reconocerlos así, lo son por su propia vida y obra). Te devuelvo la pregunta. Si el disco Cantor del Pueblo hubiera sido nominado en Cubadisco en la otra categoría, pero el Premio lo obtuviera otro disco –digamos Legado de Van Van, De Cuba pa’l mundo entero de Adalberto, Pasándola bien de Pupy, La vida cambió de Manolito Simonet o Yo me muero en La Habana de Elito Revé–, que ni siquiera están nominados al Grammy Latino, ¿sería también un error del jurado de Cubadisco? ¿Habrá que llegar a ese nivel de subordinación?».

Orishas cerrará el festival Havana World Music

Cantará Orishas Cuba Isla Bella, por primera vez en vivo

Orishas, la banda más representativa del hip hop cubano, interpretará en vivo, por primera vez en el mundo, su tema Cuba Isla Bella, el 24 de marzo próximo en el concierto de cierre del festival Havana World Music, presidido por la cantautora cubana, Eme Alfonso.

Yotuel Romero, integrante de la agrupación que lleva 18 años sin presentarse en el país, informó hoy a la prensa en Fábrica de Arte Cubano (FAC) que en el concierto, que se efectuará en el Parque Metropolitano de La Habana a las 12 de la madrugada, participarán todos los artistas que intervinieron en la grabación del sencillo.

En la conferencia, Romero agradeció a Eme Alfonso la invitación al festival y dijo que Orishas deseaba desde hacía tiempo tocar en La Habana, canciones que como A lo cubano, Atrevido o 537 Cuba, fueron escritas desde la nostalgia.
Alfonso anunció que la cita anual, que arriba este 2018 a su quinta edición y se desarrollará del 22 al 24 de marzo en esta capital, acogerá alrededor de 20 agrupaciones entre cubanas y foráneas.

Los invitados internacionales, entre los que figuran Lolo Lovina, Swing Original Monks, Henry Cole y Villa Locura, The Chicken Brothers, La Banda Morisca, Gato Preto y Marinah (Ojos de Brujo), llegarán de países como Reino Unido, Ecuador, Puerto Rico, Australia, Alemania Y Mozambique.

Por el patio el festival se prestigiará, además, con la actuación de emblemáticos artistas como Síntesis, David Blanco, Haydee Milanés, Toques de Río e Interactivo y tendrán también su espacio las bandas Cimafunk, Opend Mind y Bandera, ganadoras del concurso Primera Base, iniciativa creada por el Havana World Music para promover la música creada por jóvenes con talento que no tengan formación académica.

Como actividades colaterales se desarrollarán dos exposiciones, una muestra colectiva de fotografía y una de diseño gráfico del artista Edel Mola, en el Hotel Habana Libre y en FAC, respectivamente, sobre las experiencias de las cuatro ediciones anteriores, y se dará lugar también a los habituales talleres de danza con uno de capoeira y otro de afrobeat.