Cazando mentiras: The New York Times frente a la ética de la salud cubana

El diario The New York Times publicó el domingo un reportaje de su periodista Nicholas Casey bajo el efectista título  Nicolás Maduro usó a médicos cubanos y a los servicios de salud para presionar a los votantes.

Usando, él sí, el supuesto testimonio de 16 exintegrantes de la Misión Médica Cubana en Venezuela,  Casey apunta a la insólita historia de que los trabajadores cubanos de la salud fueron utilizados para amenazar a pacientes e incluso coercionarlos, negándoles el servicio, si no votaban por Maduro en las elecciones del pasado 2018.

Según el Times:

Se usaban muchas tácticas, dijeron los doctores, desde simples recordatorios para votar por el gobierno hasta denegar tratamiento a los simpatizantes de la oposición que tienen enfermedades mortales.

Los médicos cubanos comentaron que se les ordenó ir puerta por puerta en barrios pobres para ofrecer medicinas y advertir a los residentes que se les cortaría el acceso a los servicios médicos si no votaban por Maduro o por sus candidatos.

Muchos dijeron que sus superiores les instruyeron a hacer las mismas amenazas en consultas a puerta cerrada con pacientes que buscaban tratamiento para enfermedades crónicas.

Una exsupervisora cubana indicó que ella y otros trabajadores médicos extranjeros recibieron carnets de votación falsos para participar en una elección. Otra doctora dijo que les ordenaron dar instrucciones precisas sobre el voto a pacientes de edad avanzada cuyas enfermedades los hacían susceptibles a la manipulación.

El avieso reportaje de The New York Times sólo muestra las fotos de dos de los supuestos 16 médicos informantes del periodista (uno viviendo ahora en Chile y otro en Ecuador). Sus únicas otras fuentes de información son el Alcalde opositor de una pequeña villa pesquera venezolana y un connotado participante en numerosos planes anticubanos:José Miguel Vivanco, director del programa para las Américas de Human Rights Watch.

En un magro ejercicio del periodismo que tanto dice defender, NYTimes se olvida del contraste de fuentes y no entrevista a ningún médico cubano en ejercicio en Venezuela, no habla con ningún paciente, no busca la opinión de la dirección de la Brigada Médica Cubana.

La objetividad no es necesaria cuando el claro objetivo propagandístico es alinearse con las fuerzas retrógadas que en Estados Unidos buscan, por cualquier medio, el cambio de régimen en Venezuela. Las mismas que quieren hacer ver al gobierno de Maduro, apoyado por millones de venezolanos, como un régimen que únicamente se sostiene por el apoyo del mando militar y del gobierno cubano.

Son las mismas fuerzas que promovieron el robo descarado del personal médico cubano por el mundo, con el desfachatado programa de Parole, que ahora Marco Rubio y otros pretenden reactivar, en su feroz y fracasada campaña anticubana.

No es extraño entonces que el Senador Marco Rubio haya salido ayer presuroso a tuitear el trabajo del señor Casey como muestra de la “decisiva influencia cubana en Venezuela”. O que se congénere Rick Scott haya puesto en su cuenta de Twitter, en español e inglés, “Utilizar la medicina como un arma política para intimidar a pacientes para que voten por el dictador de @NicolasMaduro es indignante, inhumano y repugnante. Donde vemos caos e inestabilidad en Am. Latina, también vemos las huellas del régimen de Castro. ¡Esto tiene que terminar!”.

Lo repugnante y lo que tiene que terminar es la mentira como práctica política y de comunicación en el imperio; lo que tiene que terminar es el pretendido intento desde Washington de imponer sus designios en el resto del mundo.

Ningún verdadero médico cubano niega el servicio y mucho menos arriesga la vida de un paciente para lograr fines políticos. No lo hacen en Cuba con los mercenarios financiados por Estados Unidos para intentar destruir a la Revolución, ni lo hicieron con los mercenarios que nos invadieron por la Ciénaga de Zapata en 1961; menos lo harán en el extranjero, a donde han acudido decenas de miles a brindar su solidaridad y su conocimiento.

Todo lo contrario, ha sido ejemplar la ejecutoria de los trabajadores de la salud cubanos en decenas de países del mundo, donde han salvado millones de vidas y han curado a otros millones de pacientes. Ninguna otra nación del planeta atiende a tantos pacientes fuera de sus fronteras. Su labor ha sido premiada por gobiernos, parlamentos, ONG y hasta la mismísima Organización Mundial de la Salud.

Desde que comenzó la colaboración médica cubana en Venezuela han trabajado allí más de 140 000 colaboradores de la salud. Gracias a ese esfuerzo, al finalizar el pasado 2018 se efectuaron 127 millones 168 mil consultas médicas en toda la nación sudamericana y a principios del 2019 se incorporaron dos mil nuevos médicos cubanos a la misión Barrio Adentro para fortalecer la atención sanitaria del pueblo venezolano.

En 55 años, Cuba ha cumplido 600 000 misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 000 trabajadores de la salud, que en no pocos casos han cumplido esta honrosa tarea en más de una ocasión.

Flaco favor se hace The New York Times publicando estas piezas de propaganda al estilo gobbeliano. La extensa y admirable misión de los médicos cubanos por el mundo es mucho más poderosa que las groseras mentiras.

(Cubadebate)

Anuncios

Movilización el 7 de abril en Brasil a año de prisión de Lula

El Encuentro Nacional Lula Libre, realizado en Sao Paulo, anunció una gran movilización el 7 de abril en Brasil, al cumplirse un año de la prisión política del expresidente brasileño, informa hoy el Partido de los Trabajadores (PT).
La página oficial del PT señala que además de reforzar la postura contraria ante la coyuntura política nacional y ampliar la unidad en torno a las luchas en defensa de Luiz Inácio Lula da Silva, el mayor líder popular del país, el foro también sirvió para anunciar en esa fecha la Jornada Lula Libre.
Tal iniciativa forma parte de la reorganización de las estrategias de movilización de los comités populares repartidos por todas las regiones brasileñas; así como reactiva y fortalece la campaña Lula Libre presentada el año pasado, indica el sitio.

Precisa que aunque el lema y la razón de las luchas continúen siendo los mismos, la jornada también se ajustará ‘a los lamentables desdoblamientos políticos que ocurrieron en el país a partir de la elección de Jair Bolsonaro, como la reforma de la Previdencia (sistema de jubilaciones y pensiones)’.

‘Vamos a la calle. Presidente Lula, vamos a probar su inocencia. Esta caminata vamos a hacerla juntos. Vamos a ocupar las calles de todo Brasil y luchar por la soberanía, por la libertad de Lula, contra la reforma de la Previdencia y por la democracia’, afirmó la presidenta del PT, diputada Gleisi Hoffmann.

La nota del partido apunta que en Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, como no podía dejar de ser, la jornada se realizará en la Vigilia Lula Libre, frente a la sede de la Policía Federal (PF) de la capital del sureño estado de Paraná, donde el exgobernante continúa secuestrado por la justicia.

El PT asegura que ese lugar debe recibir durante la jornada del 7 al 10 de abril centenares de militantes provenientes de todo el país, además de diversos liderazgos de movimientos sociales y sindicales.

Desde abril Lula permanece preso en la Superintendencia de la PF de Curitiba cuando comenzó a cumplir la pena de 12 años y un mes impuesta por el Tribunal Regional Federal de la cuarta región por presuntos hechos de corrupción.

El exdirigente obrero fue objeto de una segunda condena en febrero en la operación anticorrupción Lava Jato, esta vez a 12 años y 11 meses.

La responsable de la segunda sentencia fue la jueza Gabriela Hardt, quien sustituye interinamente al cuestionado exjuez Sérgio Moro, actual ministro de Justicia y Seguridad Pública.

(Prensa Latina)

Abordan en Cuba prioridades de política exterior

La cancillería de Cuba aborda hoy en esta capital las prioridades y los desafíos de la política exterior de la isla en una reunión en la que se espera la asistencia del presidente Miguel Díaz-Canel.
El Ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez adelantó que en el balance anual de la entidad también serán discutidos los resultados de 2018.Con seguridad, entre los temas centrales a debatir estará la lucha contra el bloqueo económico, comercial y financiero que impone desde hace casi seis décadas Estados Unidos, en momentos en los que Washington lo recrudece.

La administración del presidente Donald Trump amenaza con aplicar el Título III de la Ley Helms-Burton, para obstaculizar la inversión extranjera en Cuba, una iniciativa de marcado carácter extraterritorial que expertos califican de contraria al Derecho Internacional y la Carta de la ONU.

De igual manera, genera preocupación la escalada de agresividad de la Casa Blanca en América Latina, en particular contra Venezuela, y su empeño en apelar a la doctrina Monroe de dominación e injerencia, un asunto que sin dudas será analizado en la reunión.

Según un reciente informe de la cancillería, la isla mantiene vínculos diplomáticos con 195 Estados y acoge a más de 110 embajadas, además de a varias organizaciones internacionales.

Respecto a las relaciones por áreas geográficas, el texto destaca la prioridad que representan las naciones del sur, ubicadas en Latinoamérica y el Caribe, África, el Medio Oriente y Asia.

Asimismo reconoce las potencialidades de los nexos con Europa, continente que el año pasado representó una tercera parte del intercambio comercial de Cuba con el mundo y un importante emisor de turistas.

El balance anual de la cancillería debe ratificar como prioridades la condena al bloqueo estadounidense, el reclamo del cese de la agresión contra Venezuela, la defensa de la paz y el multilateralismo, la unidad de las fuerzas de izquierda, la integración latinoamericana y caribeña, la lucha contra el cambio climático y el desarme nuclear.

(Blog Una Isla en un Continente)

Bolsonaro y su primera visita a EEUU

El tema de Venezuela estuvo presente en el discurso de Jair Bolsonaro en Washington. Tras una conferencia en la Cámara de Comercio, el mandatario llamó a buscar una solución a la crisis venezolana. Se trata de la primera visita oficial del presidente de Brasil a Estados Unidos. Tras ganar las elecciones, el nuevo presidente abogó por mantener una postura positiva hacia el país norteamericano.

Además los gobiernos de Estados Unidos y Brasil firmaron en Washington el Acuerdo de Salvaguardas Tecnológicas (AST) para el uso de la base de lanzamientos aeroespaciales de Alcántara, en el norteño estado brasileño de Maranhao.

El alquiler de esa instalación, lugar privilegiado para el lanzamiento de satélites, fue tentado en el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), pero resultó rechazado por el Congreso Nacional de Brasil, por representar una amenaza a la soberanía del gigante país sudamericano.

Otras voces en Brasilia impungan nuevamente el suscrito convenio, al alegar que Alcántara representa el mejor lugar del mundo para colocar misiles y satélites en órbita, y Washington muestra mucho interés para utilizar la base con fines militares. Preocupa que la zona sea administrada por Estados Unidos.

El acuerdo fue firmado por los ministros brasileños Ernesto Araújo, de Relaciones Exteriores, y Marcos Pontes, de Ciencia, Tecnología, Información y Comunicaciones, y por el secretario asistente de la Oficina de Seguridad Internacional y No proliferación del Departamento norteamericano de Estado, Christopher Ford, durante el evento Brazil Day, organizado por empresarios en la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, quien comenzó este lunes una breve visita oficial a esta potencia norteña, participó en la ceremonia y rubricó el documento.

Para entrar en vigor, el acuerdo deberá ser ratificado por el Congreso Nacional de Brasil.

Bolsonaro visita la CIA

Este lunes Jair Bolsonaro realizó una visita “no programada” a la sede de la CIA, en Washington, según el diario O Globo. Su hijo, el diputado federal Eduardo Bolsonaro, publicó en Twitter que “será una excelente oportunidad para hablar de temas internacionales de la región con técnicos y peritos del más alto nivel”.

Bolsonaro acudió a la sede de la CIA acompañado de su ministro de Justicia y Seguridad, Sergio Moro.

El líder ultraderechista brasileño llegó este domingo a Estados Unidos junto a varios ministros y su hijo Eduardo. Según el programa, debe reunirse este martes con el presidente Donald Trump.

Bolsonaro y Trump han mostrado coincidencias en sus políticas nacionales como en su política exterior hacia países de Latinoamérica como Cuba y Venezuela, y en temas internacionales que van del cambio climático al conflicto entre israelíes y palestinos.

(Cubainformación)

Denuncia Venezuela ocupación ilegal a sus sedes diplomáticas en EEUU

El Gobierno de Venezuela denunció la ocupación forzosa e ilegal de sus sedes diplomáticas ubicadas en Estados Unidos, una en franca violación de lo establecido en el Convenio de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, publicó Telesur.

En un comunicado publicado en la cuenta Twitter, el canciller Jorge Arreaza, el Gobierno Bolivariano asevera que esta acción cuenta con el respaldo de las autoridades estadounidenses y tiene intereses políticos.

Tolerar o promover cualquier amenaza o intimidación contra el personal diplomático venezolano por parte de ciudadanos residenciados en Estados Unidos, constituye una gravísima violación de las obligaciones internacionales del Gobierno de Washington, señaló en la red social Arreaza.

Asimismo, el canciller venezolano reiteró que las sedes diplomáticas solo deben ser utilizadas por los agentes diplomáticos oficiales que hayan sido designados y representen al Gobierno democrático del presidente Nicolás Maduro.

Al respecto, el jefe de la diplomacia venezolana exigió a las autoridades de estadounidenses que cumplan con sus obligaciones de derecho y tomen las medidas necesarias para revertir de manera inmediata dicha situación.

En caso de que el Gobierno de Estados Unidos continúe con el incumplimiento de sus obligaciones internacionales, el canciller venezolano Jorga Arreaza advirtió que Venezuela se reserva las decisiones y acciones legales y recíprocas correspondientes en su territorio.

Por su parte, el funcionario designado para Estados Unidos por el diputado opositor autoproclamado presidente Juan Guaidó, Carlos Vecchio, informó que fueron tres las sedes diplomáticas ocupadas, dos en Washington y un consulado en Nueva York.

Toma ilegal de sedes diplomáticas venezolanas en EE.UU.

Cristina Kirchner se reúne en Cuba con Raúl Castro

Cristina Kirchner se reúne en Cuba con Raúl Castro

Foto de Archivo: Cristina Kirchner y Raúl Castro en La Habana, Cuba, 20 de septiembre de 2015

La senadora argentina Cristina Fernández de Kirchner se reunió este lunes en La Habana con Raúl Castro, primer secretario del Partido Comunista de Cuba.

El encuentro se dio en el marco del viaje que hizo a la isla la exmandataria sudamericana para visitar a su hija, Florencia, que se encuentra allí haciendo un tratamiento médico debido a una compleja enfermedad.

El encuentro entre los dos exmandatarios fue informado a través de Twitter por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en un mensaje protocolar que no dio detalles sobre los temas abordados.

Cristina Fernández está en territorio cubano desde el pasado 14 de marzo y prevé quedarse durante una semana. Si bien no tiene prohibido salir de Argentina, notificó su viaje ante los distintos juzgados en los que se la investiga por diversas causas.

“El permiso [judicial] vence el 22, así que con seguridad el viernes va a estar acá“, declaró su abogado Carlos Beraldi. Además añadió que “hasta el momento no tiene ningún elemento que implique una prórroga” de ese tiempo.

El mismo día en que partió hacia Cuba la expresidenta publicó un video en sus redes sociales en el que daba cuenta de la situación de su hija. Si bien no reveló cuál es la enfermedad que la aqueja, señaló que Florencia debió quedarse internada en la isla porque su estado de salud le impedía viajar en avión.

También atribuyó esta situación a la “persecución” judicial contra la joven de 29 años. “Les pido a los que nos odian o que nos ven como enemigos que por favor se metan conmigo, pero no con ella“, concluía el mensaje de la senadora.

Las causas en contra

Cristina Fernández está imputada por diversas causas, algunas incluso llegarán pronto a juicio oral. La mayoría se inscriben dentro de la figura de “asociación ilícita” y la acusan por presuntos hechos de corrupción durante sus dos presidencias.

Florencia, particularmente, está involucrada en la investigación denominada Hotesur, con su madre y su hermano. Los tres están acusados por “asociación ilícita y lavado de dinero” junto al empresario Lázaro Báez.

Según el expediente judicial, Báez habría comprado propiedades de la familia Kirchner con recursos que recibió por contratos de obra pública. Con esos ingresos, se compraron hoteles en los que luego el empresario pagó por habitaciones para lavar dinero.

La exmandataria ha denunciado en repetidas ocasiones que estas acusaciones son una persecución política en su contra.

(RT)

Los cinco hitos decisivos en Venezuela desde la autojuramentación de Juan Guaidó

5c8c573f08f3d9797a8b4567

Tomado de Razones de Cuba

Antes del 5 de enero de este año, el diputado Juan Guaidó figuraba en la escena política venezolana solo como el próximo candidato a ocupar la presidencia del Parlamento del país suramericano. Le tocaba asumir el cargo por la rotación de la jefatura legislativa, acordada entre los partidos de oposición para el periodo parlamentario 2019-2020.

Tras asumir el puesto, el nuevo presidente del Legislativo declaró como “ilegítimo” al presidente, Nicolás Maduro, quien se juramentaría cinco días después (el 10 de enero) para un nuevo mandato constitucional, tras ganar las elecciones con más del 60% de los votos en mayo de 2018.

La acción de “deslegitimar” al Gobierno no era novedosa, pues sus antecesores al frente del Legislativo ya lo habían intentado. Sin embargo, esta vez las acciones encabezadas por Guaidó durante los últimos 50 días han sumergido al país bolivariano en un clima de tensión política, denunciado por Maduro como un “golpe de Estado” continuado y dirigido por EE.UU.

Diosdado Cabello R@dcabellor

#VenezuelaEnDefensaDeLaPaz El imperialismo y sus voceros siguen amenazando a nuestra Patria, el autoproclamado, acorralado por sus jefes, en desespero llama a la violencia, ante esto mucha cordura, que sus provocaciones queden en el aire, siempre alertas, Nosotros Venceremos!!

Autoproclamación

El día escogido fue el 23 de enero. En una plaza pública, frente a un pequeño grupo de seguidores convocados previamente a marchar, Guaidó se autojuramentó como “presidente encargado”. Minutos después, el presidente de EE.UU., Donald Trump, lo reconoció como “mandatario legítimo” de Venezuela. Casi en sincronía, lo hicieron otras naciones de Europa y América Latina, aliados de Washington, que en cálculos del profesor universitario de Teoría Política, Jiuvanth Huérfano, no superan “30% del total de todos los paísesen el mundo”.

El apoyo de la Casa Blanca a Guaidó fue acompañado por la solicitud de una reunión en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, donde la Administración Trump no logró reunir el consenso para que reconocieran al opositor como “mandatario legítimo” o convocaran a nuevas elecciones.

Designaciones

Otro hito de la autojuramentación de Guaidó fue la designación de una “nueva” directiva de Citgo, filial de Pdvsa en EE.UU. El Legislativo también nombró una junta administradora en la estatal empresa petrolera, generadora de más del 90% de los ingresos del país. Ambas acciones se produjeron en concordancia con la decisión de Washington de sancionar a la industria y sus activos en el extranjero.

En respuesta, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ratificó que la Asamblea Nacional estaba en desacato y, por tanto, sus decisiones eran nulas. Lo mismo aplica para más de una docena de “embajadores” nombrados por el parlamentario. En una sentencia, el Poder Judicial recordó que la medida es ilegal y que los “diplomáticos” seleccionados estaban incurriendo en “usurpación de funciones”, lo que acarrea delitos penales.

Pese al dictamen del TSJ, los “embajadores designados” desobedecieron la medida del Poder Judicial. Una de ellas fue María Rivas, designada por Guaidó como diplomática en Costa Rica. Allí la venezolana irrumpió en la sede diplomática de Caracas ubicada en ese país centroamericano, aunque después se disculpó con las autoridades, que condenaron la acción.

Antonio Ecarri, designado por Guaidó como “embajador en España”, es otro “rebelado” contra el TSJ. Las autoridades españolas no lo consideran un diplomático sino “representante personal” del parlamentario y, a la fecha, Mario Isea sigue acreditado como embajador oficial de Venezuela en suelo español.

Otro que todavía no es reconocido como representante diplomático es Otto Gebauer, designado por Guaidó como “embajador” en Alemania horas después de que el Gobierno del presidente Maduro declarara como persona “non grata” a Daniel Martín Kriener, embajador de Berlín en Caracas.

“Ayuda humanitaria”

Una nueva “fecha decisiva” fue el 23 de febrero. Ese día se cumplía un mes de la autojuramentación del diputado, quien prometió ingresar “sí o sí” —sin autorización de las autoridades ni el aval de organismos reconocidos como la Cruz Roja Internacional— un lote de supuesta “ayuda humanitaria” por la frontera con Colombia.

El día llegó, y el cargamento nunca entró por los ninguno de los puentes fronterizos entre Venezuela y Colombia. La jornada solo dejó un estela de violencia generada por grupos de encapuchados, desde el lado colombiano, y el señalamiento mediático al presidente Maduro porque supuestamente había mandado a “quemar” uno de los camiones con alimentos y medicinas.

Aunque los videos y fotos registrados ese día demostraban lo contrario, gran parte de la comunidad internacional avaló la versión de que el gobierno había quemado la “ayuda humanitaria”. Esa información fue desmentida hace apenas unos días por The New York Times, luego que publicó una investigación que ratificaba lo que muchos medios informaron en su momento: el contenedor fue incendiado por los partidarios de Guaidó.

“Eso fue un gran derrota para él (Guaidó), y lo fue porque el pueblo colombiano y los venezolanos que no apoyan a Maduro no se sumaron como él esperaba”, considera el analista político.

Su regreso al país

Tras el fallido intento de ingresar la “ayuda humanitaria”, la expectativa luego se centró en el regreso de Guaidó a Venezuela, en vista de que el TSJ había prohibido su salida del país caribeño, como parte de una serie de medidas cautelares.

Con su viaje a Cúcuta para participar en el operativo de la “ayuda humanitaria”, el parlamentario incumplió el dictamen del Máximo Juzgado de Venezuela, por lo que se esperaba que a su regreso fuera detenido. La tensión se alargó unos días, en los que Guaidó decidió visitar varios países del Grupo de Lima antes de retornar a Caracas. Mientras tanto, la Casa Blanca amenazaba con emprender “acciones” si el líder opositor era apresado.

Para Huérfano, el diputado intentó convertir su regreso al país en un motivo para extender, por mucho más tiempo, su “protagonismo mediático” en la comunidad internacional, alcanzado con la expectativa de ingreso de “ayuda humanitaria” y mermado después de que los camiones no lograran entrar al territorio venezolano.

Finalmente, el parlamentario volvió a Venezuela, el pasado lunes 04 de marzo, flanqueado por embajadores europeos acreditados en el país caribeño, uno de ellos, el diplomático alemán considerado después como persona “non grata” por Caracas.

En el recibimiento no hubo presencia de organismos de seguridad esperándolo para detenerlo, pero sí muchas cámaras. Guaidó entró sin inconvenientes y participó después en una concentración en el este de Caracas, en una plaza ubicada en una zona de clase alta de la capital venezolana.

“Fue un escenario (no arrestarlo) en que se la pusieron difícil, porque para la noche de su regreso, tal vez él esperaba estar en medio de un escándalo mundial, lo cual no ocurrió”, valora Huérfano.

El apagón

Tres días después del regreso del líder del Parlamento, ocurrió un apagón en casi todos los estados del país. Caracas responsabilizó al Gobierno de EE.UU. y a factores de la oposición venezolana de ejecutar un “cibeataque” al cerebro computarizado de la central hidroeléctrica Guri, que provee el 70% de energía eléctrica al país.

En pleno apagón, cuando las autoridades intentaban determinar las causas, y la población resolvía a oscuras, el diputado Guaidó escribió en su cuenta que en Venezuela llegaría la luz “con el cese de la usurpación“, que para la oposición significa la salida del presidente constitucional.

No obstante, el Ejecutivo logró reponer el servicio eléctrico y las decisiones de Guaidó se limitaron a tuits para señalar al Gobierno. Para Huérfano, ese hecho ha generado un clima “socioemocional” en las filas opositoras marcado por  una “profunda desilusión y hastío“.

Juan Guaidó @jguaido

El régimen usurpador ha jugado a cansarnos, creyendo que lo lograrían.

Pero Venezuela seguirá acompañando en las calles nuestra ruta, la democracia y la reconstrucción nacional.

Compartan su protesta usando la etiqueta #AlaCalleContraLaOscuridad

¿Y ahora qué viene?

A juicio de Huérfano, Guaidó buscará “mecanismos de cualquier índole para mantenerse en la expectativa opositora”, mientras la Casa Blanca continuará sus acciones para elevar la presión diplomática y las sanciones financieras contra Venezuela, en su intento declarado de derrocar al presidente Maduro.

Esta semana, en medio de escasas movilizaciones de calle, Guaidó declaró que “pronto” ocupará “su oficina” en el palacio de Miraflores e insistió en que los próximos 40 días, contados a partir del lunes 4 de marzo, “serán decisivos” para la nación bolivariana.

No obstante, el politólogo consultado cree “lo único en que ha sabido atinar Guaidó es en hacer caso lo que dice el Gobierno norteamericano“. La ausencia de un poder de decisión propio, sostiene el académico, le crea un “vacío político” que puede costarle a la oposición una merma de su potencial capital electoral.

Justamente, en un intento por “reanimar” a sus seguidores, Guaidó anunció la ‘Operación Libertad’, un plan que -según explicó- consiste en organizar una “movilización nacional” hacia la sede de Gobierno, en el Palacio de Miraflores, para “sacar” al presidente Maduro.

La convocatoria la hizo en Valencia, estado Carabobo, en la región central del país, frente a una escasa concentración de sus partidarios. Este lunes, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, le envió un mensaje directo: “Para Miraflores no van. No hay forma ni manera. Ellos están inhabilitados moralmente para gobernar este país”.