Qué temas tratará Miguel Díaz-Canel en México

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba Miguel Díaz-Canel expresó en México el interés por reforzar y ampliar las relaciones con ese país al cual calificó de estratégico para la isla caribeña

Tras arribar a tierra mexicana para asistir a la toma de posesión del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, Díaz-Canel adelantó que transmitirá al nuevo mandatario la disposición de estrechar los nexos comerciales, económicos y otros que históricamente unen a ambas naciones, así como colaborar para la integración regional

Recibió a la delegación de nuestro país, Lázaro Cárdenas, jefe de asesores de López Obrador y nieto del expresidente mexicano de igual nombre que fuera amigo de la Revolución cubana.

Junto al Presidente Díaz -Canel viajó a México el Canciller Bruno Rodríguez Parrilla y los acompaña el embajador cubano en ese país Pedro Núñez Mosquera

Profundizar vínculos con México

En los últimos años, Cuba y México han potenciado los intercambios económico-comerciales, migratorios, turísticos, educativos y académicos

Díaz-Canel explicó en México las principales tareas en las que está inmerso nuestro país, en medio del cruento bloqueo estadounidense, y se refirió al proceso popular y democrático de debate sobre el proyecto de la nueva Constitución

A la toma de posesión presidencial en México, a la que asiste una delegación cubana encabezada por Díaz-Canel Bermúdez, acude una veintena de jefes de Estado y de Gobierno, unos 400 invitados internacionales, cerca de dos millares de periodistas y 5 mil efectivos de seguridad.

López Obrador resultó electo en julio con más del 53 por ciento de los votos para un mandato de 6 años y esa fue la 3ra vez que se presentó a unas elecciones presidenciales, ahora frente al Movimiento de Regeneración Nacional

Anuncios

20 curiosidades históricas referente a México

México, uno de los países de América Latina, se encuentra ubicado entre Estados Unidos de América al norte, y Guatemala y Belice al sur. Contando con una historia fascinante, también podemos encontrar muchos datos curiosos. Sea el lector mexicano o no, encontrará esto muy entretenido:

  1. México es el país no. 14 más grande del mundo.
  2. México introdujo el chocolate, el chile y el maíz al resto del mundo.
  3. Una de las civilizaciones prehispánicas más importantes en México fueron los Olmecas, que surgieron en 1400 a.C. y desaparecieron en 300 a.C. Se conocen principalmente por las cabezas enormes que labraron y que se pueden encontrar en museos alrededor del país.
  4. Existen más de 200,000 especies distintas de plantas y animales en México, siendo así uno de los países más diversos y ricos del mundo.
  5. Al tener muchos grupos indígenas dentro de sus fronteras, existen más idiomas y dialectos en México que en Europa.
  6. La primera imprenta en el continente americano fue usada en la Ciudad de México en 1539.
  7. La Universidad Autónoma de México fue fundada en 1551 por el Rey Carlos V de España, y es la Universidad más antigua en Norteamérica.
  8. La frontera entre Estados Unidos y México es la segunda más larga del mundo (la primera es entre Estados Unidos y Canadá).
  9. Las poinsetas rojas, o nochebuenas, se originaron en México y fueron nombradas así por Joel Roberts Poinsett, el primer embajador estadounidense en México en el siglo XIX.
  10. La Ciudad de México se encuentra en una cuenca rodeada de volcanes, los dos más famosos siendo el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl.
  11. La bandera mexicana tiene 3 colores de manera vertical: el verde que significa la esperanza, el blanco la pureza y el rojo que representa la sangre. En medio del blanco, se encuentra un águila dorada devorando una serpiente, símbolo que buscaban los Aztecas para fundar su ciudad, Tenochtitlán.
  12. Una de las grandes civilizaciones prehispánicas, los Mayas, tenían interesantes estrategias de guerra. Una de sus mejores armas era lanzar un nido de avispas al enemigo.
  13. Cuando el español Hernán Cortés llegó a México, fue recibido como dios y se le ofreció una bebida sagrada: cacao.
  14. La comida mexicana fue nombrada patrimonio de la humanidad.
  15. El volcán más pequeño del mundo se encuentra en la ciudad de Puebla, llamado Cuexcomate. Tiene una altura aproximada de 13 metros de altura.
  16. Con veintisiete sitios clasificados como Patrimonio de la Humanidad, México tiene más lugares famosos que otros países como Egipto, Grecia, Perú y Estados Unidos.
  17. Existe un tamal mexicano llamado zacahuil que pesa aproximadamente setenta kilos.
  18. El Xoloitzcuintle es un perro originario de México; se caracteriza por no tener pelo, y es una raza que tiene más de tres mil años de antigüedad.
  19. En la ciudad de Gunajuato existe un museo donde uno puede ver un gran número de momias. Se rumora que los encargados de cuidar el cementerio que se encuentra cerca de este museo piden dinero a los familiares de los enterrados para dejarlos bajo tierra.
  20. En el sureste de México, la ciudad de Catemaco es la capital mundial de brujos y brujas; una vez al año celebran una Noche de Brujas, y se reúne gente de todo el mundo.

¿Por qué en México se llama “toma de protesta” a la investidura del presidente?

AMLO

AMLO llega a su investidura tras haber vencido con una diferencia de más de 30% a sus adversarios.

El momento culminante de la posesión presidencial en México viene precedido por 61 palabras.

En una ceremonia en la sede del Congreso nacional en Ciudad de México, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) realizará el 1 de diciembre una promesa de cumplimiento de la ley, tal y como lo dicta la Constitución.

Al acto se le llama “toma de protesta y la representación del pueblo -los diputados y los senadores- son los encargados de tomar esa declaración al nuevo mandatario.

Al contrario de lo que ocurre en otros países, en la ceremonia de investidura mexicana no hay un juramento ni se abre espacio a simbolismos religiosos, como evocar a Dios o usar una Biblia en el acto.

“Cuando México como Estado dejó su vínculo con la Iglesia, en el siglo XIX, todos esos signos que tenían que ver con el juramento religioso se cambiaron por una terminología liberal, que es la protesta“, explica a BBC Mundo el analista jurídico Mario Melgar.

Es por ello que para “protestar” el cargo, el presidente electo debe pronunciar las siguientes 61 palabras:

Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere, que la Nación me lo demande”.

México

El acto de la “toma de protesta” se realiza en el salón de sesiones de la Cámara de Diputados.

AMLO deberá pronunciar estas palabras ante los miembros del Congreso para culminar el acto con el que asumirá el poder en México.

Después recibirá la Banda Presidencial, la prenda con los colores de la bandera que utiliza el presidente cuando toma el cargo y también en diversas ceremonias de gala, como el festejo de la Independencia o en recepciones de embajadores.

Pero como Melgar señala, el acto de la “toma de protesta” ante el Congreso es en realidad un ritual más que un acto legal.

“Es un formalismo, porque el poder cambia a las 00:00 horas del 1° de diciembre. Los mandos militares entregan a esa hora el control del país y la fuerza del Estado”, dice el doctor en Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Pero ¿por qué el presidente “protesta”?

Juramentación, investidura o asunción son algunos de los términos más comunes en el idioma español para el acto político de asumir un cargo público como la presidencia.

En México se dice “protestar”, palabra que entre sus significados está el de “expresar queja o disconformidad”, según el Diccionario de la Real Academia Española (RAE).

México

El presidente Enrique Peña Nieto cumplió con el acto protocolar el 1 de diciembre de 2012.

Pero el término también está correctamente usado para este tipo de protocolos, pues entre las acepciones de la RAE también se encuentran:

1. Declarar o proclamar un propósito.

2. Confesar públicamente la fe y creencia que alguien profesa y en que desea vivir.

3. Aseverar con ahínco y con firmeza.

Para Melgar, “semánticamente es lo mismo: quien jura o protesta, promete”.

“Es sinónimo de juramento, pero no tiene esa connotación religiosa. No se jura, sino se protesta, se hace el compromiso, se promete”, añade.

No obstante, fuera de México resulta extraño que la palabra utilizada sea “protestar”, pues el término es comúnmente usado -incluso entre los mexicanos- para referirse a su acepción de “expresar queja o disconformidad”.

México

López Obrador acudirá a la Plaza de la Constitución (o Zócalo), la plaza más importante del país donde acostumbra a hacer mítines masivos.

Para la ceremonia de este año, la oficina de AMLO anunció que añadirá un simbolismo más: recibirá en la Plaza de la Constitución, frente al Palacio Nacional, un “bastón de mando” de representantes de pueblos indígenas.

“En las distintas etnias sigue vigente el bastón de mando. Cuando los presidentes o gobernadores visitan estas demarcaciones donde hay práctica de reglas se le entrega al visitante un bastón de mando. Es un símbolo de respeto”, dice Melgar.

¿Y por qué no hay juramento?

Los cambios que ha tenido este protocolo presidencial reflejan también cómo México se fue transformando en un Estado laico, sin influencia de la Iglesia, a lo largo de su historia.

La Constitución de 1824, la primera del país independiente, estaba en el otro extremo: declaraba que la religión del país “es y será perpetuamente la católica, apostólica y romana”.

Entonces, el presidente entrante estaba obligado a decir:

“Yo, ‘N’, nombrado presidente de los Estados-Unidos Mexicanos, juro por Dios y los Santos Evangelios…”.

México

El artículo 101 constitucional de 1824 marcaba como requisito la pronunciación de un juramento.

Para la década de 1850, México tuvo un conflicto bélico entre liberales y conservadores que desembocó en el triunfo de la separación Estado-Iglesia.

Surgió entonces la Constitución de 1857, que mantuvo el acto de “jurar” para cumplir con la Carta Magna, pero eliminó las referencias religiosas:

“Juro desempeñar leal y patrióticamente el encargo de presidente de los Estados Unidos Mexicanos, conforme a la Constitución, y mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión”.

La promulgación de las Leyes de Reforma, posteriores a esa Constitución de 1857, terminaron por sustituir el “juramento” y en su lugar se especificó que el presidente debía “protestar”.

La Constitución de 1917, vigente hasta la actualidad, eliminó cualquier simbolismo religioso.

El “efecto AMLO” en la Constitución

Este acto político permaneció sin cambios durante décadas, pero el propio AMLO dio pie de algún modo a modificar la Constitución tras la controvertida elección de 2006 en la que participó.

El político resultó derrotado por una diferencia de 0,56% de los votos según el conteo oficial, por lo que los legisladores de su coalición bloquearon el Congreso para evitar que el presidente electo, Felipe Calderón, rindiera su protesta.

México

El 1 de diciembre de 2006 hubo forcejeos para impedir que Felipe Calderón llegara al Congreso.

Finalmente, Calderón pudo cumplir con el acto en medio de gritos y forcejeos, pero ese momento provocó que se añadieran varios párrafos a la Constitución para ampliar las reglas protocolarias.

El documento ahora dice que, de no poder hacerlo ante el pleno del Congreso, la toma de protesta presidencial se podrá efectuar ante una comisión de legisladores o ante el presidente de la Suprema Corte.

México

En el 2006, Calderón pudo acceder finalmente al Congreso por una puerta trasera del recinto para dar por cumplida la “toma de protesta”.

Con la mayoría casi absoluta de legisladores de Morena, el partido del presidente electo, no hay indicios de que la “toma de protesta” de AMLO vaya a llegar al extremo de lo sucedido hace 12 años.

Y dada la gran cantidad de decisiones de gobierno que ha anunciado desde que fuera electo el 1 de julio, muchos dicen en tono de broma que el político, en realidad, rendirá su primer informe de gobierno.

 

AMLO, constructor de esperanzas e ilusiones

Tomado del: Economista

A lo largo de 18 años de campaña por la Presidencia de México, el ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pudo construir, primero en un pequeño grupo de seguidores y luego en espacios mayores, esperanzas e ilusiones sobre la certeza de que, si él llegaba a la Presidencia, todos los males de México se podrían resolver de un día al otro.

Los 30 millones de mexicanos que votaron a su favor están convencidos de que con él en Palacio Nacional el país va a cambiar. Según las encuestas publicadas después de la elección, 70% de los mexicanos piensa eso y 67% está seguro que va a cumplir con todas sus promesas. ¿Cómo López Obrador pudo generar tal cúmulo de esperanzas e ilusiones en amplios sectores de la sociedad? Hay cinco explicaciones que se interrelacionan:

1) En la cultura política de muchos mexicanos está arraigada la idea, es una creencia, que una sola persona, para el caso el presidente, es quien puede resolver todos los problemas del país. No es la ciudadanía con su trabajo sino el “mesías” esperado cada seis años quien por arte de magia va a hacer que todo cambie y sea mejor. Luego viene la decepción.

2) Ha crecido el hartazgo y el rechazo de la sociedad en contra de los políticos y los partidos. El arribo de la democracia en el 2000 generó grandes expectativas que no fueron satisfechas. Eso abrió el espacio, para una creciente decepción en la política y en la democracia que se tradujo en un gran malestar con lo que se considera es el sistema político y quienes lo conforman.

3) El gobierno del presidente Peña, el peor evaluado en la historia reciente de México, al que también se le ve como uno de los más corruptos y frívolos, contribuyó al descrédito del sistema político y esa percepción favoreció de manera decisiva para generar muchas expectativas sobre López Obrador.

4) En estos últimos 18 años López Obrador, con presencia permanente en los medios, construyó un personaje, primero de víctima del sistema político y los poderosos, y después, de un político al margen y en contra del sistema, que logró identificarse, en un trabajo constante y sistemático por todo el país, con cada vez más ciudadanos que ponían en él las esperanzas y las ilusiones de un cambio.

5) El personaje López Obrador, primero fue él y luego el discurso, articuló una narrativa que sostuvo, nunca cambió el contenido, que él y su proyecto eran el único cambio posible. Todos los demás actores políticos, económicos y sociales eran la mafia del poder. Amplios sectores de la sociedad hicieron suya la afirmación. Luego vino que él y el proyecto del cambio eran lo mismo. Y eso también lo dieron por bueno.

Todos quieren mejorar su situación personal y que se termine la violencia, acabe la corrupción y los excesos de los políticos. Creen, tiene mucho de fe, que el personaje López Obrador es la garantía de que eso ocurra. Él entendió bien lo que la gente piensa y demanda, y supo generar y alimentar sus esperanzas e ilusiones. Eso le dio la victoria. Habrá que ver si puede responder a ellas.

Díaz-Canel en México

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz Canel a su llegada a México. Foto: Estudio Revolución.

A las 6 y 12 pm (7 y 12 de la noche hora de Cuba) arribó a México la delegación cubana a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, encabezada por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz Canel Bermúdez, quien viaja acompañado de su esposa Lis Cuesta Peraza, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla y otros funcionarios.

Junto a la nave aérea que los trasladó a la hermana nación, el mandatario cubano fue recibido por Lázaro Cárdenas Batel, jefe del equipo de asores de AMLO y nieto del histórico Lázaro Cárdenas, quien nacionalizó el petróleo y es una de las Cinco figuras que distinguen la “firma” o imagen oficial del nuevo gobierno.

El mandatario cubano fue recibido por Lázaro Cárdenas Batel, jefe del equipo de asores de AMLO. Foto: Estudio Revolución.

La bienvenida tuvo lugar en una tarde agradablemente fría, vísperas de un acontecimiento que ya ha comenzado a cambiar la historia de este gran país, por las decisiones inéditas del líder tabasqueño que no gobernará desde la Casona de Los Pinos, ya convertida en centro cultural, desde el cual la población podrá ver la ceremonia de “protesta”, singular modo mexicano de nombrar el acto de asunción.

Pero esta es sólo una de las muchas novedades que, desde lo simbólico y lo real distinguen la llamada 4ta transformación. Esa historia comienza mañana, 1 de diciembre.

El mandatario cubano fue recibido por Lázaro Cárdenas Batel, jefe del equipo de asores de AMLO. Foto: Estudio Revolución.