Sobre la naturaleza vil y sadista del Bloqueo

Por Andrés Gómez

90974a98a2377acca22eb9dd0a32a34e_L

En Cuba, la edad promedio de vida de la mujer es un poquito más de 81.3 años, mientras en Estados Unidos la edad promedio de vida de la mujer es 81.1 años, muy similar a la de las cubanas. Y esto Cuba lo logra a pesar de todas las penurias impuestas por el Bloqueo.

Miami.- Quiero tratar en este trabajo sobre el angustioso costo humano diario que les impone a millones de cubanas y cubanos la política genocida de Bloqueo.

¿Por dónde empezar hoy? Quizás por los de más edad entre nosotros; pienso que son los que más sufren las consecuencias de esta inhumana política. Como todos sabemos los gobiernos de Estados Unidos prohiben, como parte del Bloqueo, la venta de medicinas y todos los otros productos farmacéuticos, etc., producidos por los gigantescos consorcios estadounidenses de esta industria. Como también prohíben la venta a Cuba de estos productos a otros consorcios farmacéuticos de otros países asociados de alguna manera a los primeros; inclusive si alguno de estos productos tuviera algún elemento producido por la industria farmacéutica estadounidense; aún materias primas de esta industria no se le pueden vender a Cuba.

En Miami una prima mía tiene la difícil tarea de cuidar en su casa a su mamá de 93 años, quien es cardíaca. Mi tía necesita para vivir tomar al menos 15 diferentes medicinas al día. Además de los innumerables pampers que hay que cambiarle, también diariamente, para que se sienta bien, cómoda; porque entre estas medicinas le recetan un diurético.

En Cuba en estos tiempos esto es prácticamente imposible.

No obstante, en Cuba, la edad promedio de vida de la mujer es un poquito más de 81.3 años, mientras en Estados Unidos la edad promedio de vida de la mujer es 81.1 años, muy similar a la de las cubanas. Y esto Cuba lo logra a pesar de todas las penurias impuestas por el Bloqueo. Extraordinario e increíble, ¿verdad?; pero cierto… muy cierto.

Aunque, ¿pudiéramos imaginarnos cuán difícil se le hace a una familia cubana para atender debidamente a una anciana o a cualquier enfermo –una madre, un padre, un hijo, una abuela, una tía, un hermano? ¿Cuán difícil se hace para que ese enfermo mujer, hombre, niña o niño, pueda ser atendido o atendida debidamente, como requiere su estado de salud y sus derechos como persona? Si es que, a consecuencia de estas brutales medidas del Bloqueo, esto resultara del todo posible.

En La Habana, más bien en La Lisa, mi mejor amigo y su hermana tienen la responsabilidad de atender a su abuela, excelente mujer, de 78 años de edad quien ha estado sufriendo de un cáncer de la vejiga, por los últimos siete años. Gracias a los logros de la industria farmacéutica cubana, a pesar del Bloqueo, tuvieron la oportunidad de arrestar, retrasar, el crecimiento del tumor por un largo tiempo. Aunque ya no es así, el tumor maligno se le ha extendido al colon.

¿Imaginan ustedes los dolores que sufre la abuela de mi amigo a consecuencia de esta enfermedad?

Entre marzo de 2017 y abril de 2018 el Bloqueo afectó negativamente a la economía cubana en más de 4 mil millones de dólares. Se estima que durante las últimas seis décadas el Bloqueo le ha costado a Cuba alrededor de 933 mil 678 millones de dólares.

¿Puede concebirse la afectación, el sufrimiento mas bien, a una población actualmente de once millones de personas que produce la pérdida, solamente el año pasado, de 4 mil millones de dólares?

Por todas estas graves carencias que el Bloqueo le impone al pueblo cubano, y específicamente en el terreno de la salud, las medicinas, en este caso los calmantes, que la abuela de mi amigo requiere para aliviar los dolores que le causa su enfermedad, son sumamente restringidos, y sólo disponibles a pacientes hospitalizados. Eso es debido porque éstos no alcanzan; porque el Bloqueo impide que alcancen los calmantes para distribuir prácticamente de manera gratuita a las personas que sufren de cáncer y otras enfermedades que requieren de ese tipo de calmantes.

Debo señalar que en los últimos tiempos las medicinas que se obtienen con recetas en las farmacias del país están en falta. Muchas veces, por ejemplo, no hay ni las indispensables, con la regularidad requerida, para enfermos de diabetes.

En el caso de la abuela de mi amigo, ni él ni su hermana pueden cruzarse de brazos ante semejante tragedia; porque una tragedia es. Como tampoco pudiéramos cruzarnos de brazos cualquiera de nosotros confrontado ante semejante situación.

Y de alguna manera mi amigo y su hermana consiguen los calmantes que son requeridos para aliviar el brutal dolor que el cáncer le produce a su abuela.

Esa también es una consecuencia alevosamente premeditada de la política de Bloqueo: a través de una política de genocidio intentar lograr el desgarramiento moral de sus víctimas y del orden legal de la sociedad en que viven.

En Cuba socialista, sociedad justa sin par, los de más edad y los enfermos en general, son los que más sufren los efectos de la criminal política del Bloqueo, pero para la exasperación y frustración del imperialismo, los cubanos y las cubanas, quienes por seis décadas han sufrido todas las consecuencias del Bloqueo, la inmensa mayoría no se rinde, ni se rendirá; aunque sí aprenden de corazón a conocer a fondo la naturaleza vil y sadista de sus enemigos.

Anuncios

Trump, el bloqueo contra #Cuba y la crisis financiera

Por Luis René Fernández Tabio

trumpcaravana

En los estudios y propuestas para el perfeccionamiento y actualización del modelo cubano, se han identificado las difíciles condiciones de la economía mundial y el recrudecimiento del bloqueo que caracterizan la actual etapa como retos que se deben enfrentar. Ese contexto adverso implica un enorme esfuerzo interno para el avance de las transformaciones para el desarrollo socioeconómico y la industrialización próspera y sostenible, pero para ello también se requiere aumentar las inversiones externas y el acceso a tecnología avanzada.

La tecnología y el capital son dos de los factores principales para el desarrollo proyectado. Como en otros países en circunstancias semejantes, el ahorro interno es insuficiente para realizar la necesaria transformación de las fuerzas productivas, modificar la composición y calidad de las exportaciones de bienes y servicios, diversificar mercados y, al mismo tiempo —y esto es lo decisivo—, satisfacer las auténticas necesidades de su población, que en Cuba exhiben un alto nivel de desarrollo humano en relación con su PIB.

El bloqueo financiero es sin duda un duro escollo, pero no una imposibilidad para alcanzar tales objetivos, debe servirnos como estímulo para esforzarnos más. Al restringir y encarecer el acceso a recursos externos y dificultar las normales transferencias bancarias del comercio de bienes y servicios, desacelera el ritmo de crecimiento y su calidad en términos de eficiencia productiva.

La adquisición y asimilación de tecnología avanzada permite ahorro de energía e insumos, reduce los costos en el proceso productivo y de servicios, con la consiguiente afectación a la competitividad de los bienes y servicios cubanos en el mercado mundial, así como a los ingresos aportados y al bienestar interno.

No hay nada extraño en que el bloqueo económico y financiero dañe al pueblo cubano en todas las esferas de la vida, porque ese es el objetivo verdadero; aunque discursos y documentos oficiales del gobierno estadounidense tratan sistemáticamente de engañar al mundo y a su propio pueblo con campañas propagandísticas que hablan de falsas ayudas al pueblo cubano, contribución a su libertad y a los derechos humanos, cuando la realidad es todo lo contrario. Agresión de las transnacionales petroleras negándose a refinar el petróleo comprado a la URSS, reducción y posterior eliminación de la cuota azucarera, que reduciría sustancialmente los ingresos del país dada la alta dependencia de la exportación de ese producto y de ese mercado.

Ha transcurrido casi el mismo tiempo desde el inicio del triunfo de la Revolución Cubana, que de las sanciones económicas aplicadas para sabotear y descarrilar el proceso que retomaba triunfante las luchas por la independencia, soberanía y justicia social que se iniciaran hace siglo y medio, el 10 de octubre de 1868.

En la actualidad, a pesar de la declinación de su poderío en algunos indicadores, Estados Unidos sigue siendo el principal centro financiero mundial y el mayor mercado en las inmediaciones de Cuba. El dólar estadounidense concentra el 60 % de las reservas monetarias del resto del mundo. Por lo tanto, el bloqueo, acoso y persecución a las transacciones internacionales de Cuba acarrea enormes afectaciones financieras muy difíciles de medir en términos de valor. La globalización financiera y la existencia de un mercado de capital funcionando de manera continua mediante redes que enlazan las principales bolsas del mundo con Wall Street facilitan dicha persecución financiera contra Cuba realizada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro. Grandes bancos transnacionales se muestran temerosos ante la posibilidad de ser objeto de abultadas multas.

En el terreno del desarrollo también deben incluirse las dificultades que conllevan las transferencias financieras de Cuba con el mundo para el intercambio científico de los investigadores cubanos con sus contrapartes norteamericanas e, incluso, el acceso a literatura científica y software especiales para esos propósitos. Las restricciones o mayor costo para adquirir la tecnología más avanzada, destinada a investigaciones propias o colaboración internacional, perjudican también el medio ambiente. Para mitigar los impactos y reducir el consumo de combustibles fósiles, por ejemplo, se requieren tecnologías ahorradoras más limpias. Motores que recorren mayor distancia por litro y expulsan menor cantidad de gases contaminantes, transportes eléctricos, paneles solares, sistemas de alumbrado ahorradores, entre otros ejemplos. Es decir, la tecnología no solamente tiene un beneficio económico directo, debido al incremento de la productividad, eficiencia y competitividad en el mercado, sino que redunda en la salud y el bienestar humano.

Por otro lado, entre las decisiones que caracterizan al gobierno Trump está su afición a mentir, y cuantas más falsedades por minuto, mejor. Niega obstinadamente el cambio climático y decide la retirada del Acuerdo de París sobre este tema, lo que evidencia su desprecio por el medio ambiente y las generaciones futuras. En el corto plazo, el propio presidente pudiera pensar que tal política sirve a sus intereses políticos y electorales, enardece a sus fanáticos seguidores, plagados de odios y rencores; pero en el largo plazo la mayoría de los estudiosos de la economía y la política mundial concuerdan en pronosticar nefastas consecuencias para la economía, el medio ambiente y la sociedad mundial, de la que no escaparán los propios ciudadanos de Estados Unidos.

Bloqueos económicos, muros, amenazas de guerras, intervenciones y ataques de todo tipo, chantajes financieros y creciente proteccionismo, no permiten augurar nada bueno para la economía mundial, ni crean empleo, ni benefician a la economía de Estados Unidos en ningún sentido.

La próxima gran crisis financiera y económica está a las puertas. Después de una etapa expansiva de casi diez años es muy probable que ocurra antes de las próximas elecciones presidenciales en el 2020. Como se sabe, las crisis económico-financieras, las recesiones, constituyen una regularidad del capitalismo y es el modo de restablecer desequilibrios fiscales y financieros.

Las políticas económicas de Trump no pueden corregir ni modificar transformaciones profundas que han estado ocurriendo en esa sociedad. La automatización y el avance tecnológico de la industria hacen imposible el regreso de empleos competitivos en industrias manufactureras del acero y el automóvil, que requerirán cada vez menor cantidad de empleo de mucha mayor calificación. Los puestos de trabajo en las manufacturas de la década de 1950 y 1960 definitivamente no se recuperarán, ni cuantitativa, ni mucho menos cualitativamente.

El presidente estadounidense se esfuerza por subrayar que el buen comportamiento de la economía se debe a su gestión. Ello es importante de cara a las elecciones de medio término del 6 de noviembre, pero la realidad es distinta. El comportamiento actual de la economía es consecuencia de la etapa del ciclo y condiciones políticas heredadas de la anterior administración, enormes retos estructurales esperan agazapados la oportunidad para develarse.

La acumulación de desequilibrios económicos parece la fórmula perfecta para acelerar el estallido de la próxima gran crisis económica y financiera. Cabe esperar que Estados Unidos registre un aumento en el déficit fiscal y el empeoramiento del balance comercial. La combinación de políticas proteccionistas, guerras comerciales, bloqueos, sanciones económicas y rechazo a acuerdos multilaterales de libre comercio y renegociación de importantes acuerdos comerciales como el TLCAN, no pueden conducir a otro destino que afianzar la disminución del ritmo de crecimiento del comercio mundial, que ya venía observándose.

Problemas como los señalados anteriormente permiten anunciar que la próxima gran crisis financiera y económica, aunque no se pueda pronosticar el momento en que ocurra, será tan dura o peor que la anterior ocurrida en 2008, y el presidente Trump tendrá el dudoso mérito de haber contribuido a ella de modo decisivo.

Lula: Una amenaza fascista pende sobre Brasil

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, llamó este miércoles la creación de un frente para apoyar al candidato Fernando Haddad para frenar “la amenaza fascista que se pende sobre Brasil”, en referencia al ultraderechista Jair Bolsonaro.

“En este momento en que una amenaza fascista pende sobre Brasil, quiero llamar a todos a defender el estado democrático”, expresó en un carta.

“No podemos dejar que la desesperación lleve a Brasil en la dirección de una aventura fascista, como ya vimos suceder en otros países a lo largo de la historia”, agregó.

Lula consideró que el Partido de los Trabajadores (PT) “hizo lo mejor para Brasil y contrarió los intereses de los poderosos dentro y fuera del país (…) Por eso intentan destruir nuestra imagen, reescribir la historia, borrar la memoria del pueblo. Pero no lo van a conseguir”, advirtió.

Finalmente, hizo un llamado a votar por Fernando Haddad, “que representa la supervivencia del pacto democrático, sin miedo y sin vacilaciones”.

 

Bloqueo contra Cuba enfrenta amplia oposición dentro de los propios Estados Unidos

De CubavsBloqueo

El mundo ha expresado su oposición al genocida bloqueo estadounidense contra Cuba de varias maneras y desde todos los rincones del globo. Pero quizás lo más llamativo sea como al interior de los propios Estados Unidos, son muchas las expresiones de rechazo que este enfrenta.

Desde abril del 2017 hasta marzo del 2018, estadounidenses de todas las procedencias sociales se han levantado contra la vil  y absurda política, cuyo reciente recrudecimiento es muestra del retroceso en los avances logrados en las relaciones bilaterales entre ambas naciones después de diciembre de 2014

Grupos como Engage Cuba y CubaNow, que tienen como objetivo fomentar las relaciones bilaterales y promover el levantamiento del bloqueo, mantuvieron su labor en ese sentido, diversificaron su radio de acción y alcanzaron a varios sectores de la sociedad estadounidense como el agrícola, el cultural y el de negocios e, incluso, trabajaron para conseguir apoyo en las ramas ejecutiva y legislativa del gobierno, tanto a nivel federal como estadual.

Engage Cuba por su parte, junto a la compañía MorningConsult hicieron públicos los resultados de una encuesta nacional relacionada con Cuba, a partir de la cual se conoció que la mayoría de los votantes registrados como republicanos apoyan el levantamiento de las restricciones comerciales y de viaje hacia la isla, así como el apoyo de la mayoría de los ciudadanos estadounidenses al mantenimiento de las relaciones bilaterales. Igualmente, la Universidad Atlántica de la Florida (FAU) dio a conocer los resultados de una encuesta sobre Cuba realizada en ese Estado, en la cual se evidenció que solamente el 34 por ciento de los residentes en Florida apoya la nueva política de Trump.

El 6 de junio de 2017, el Senado estatal de Michigan adoptó una resolución para solicitar al Congreso de los EE.UU. el desarrollo y mejoramiento de las relaciones comerciales con Cuba; mientras que el 12 de junio de 2017, los senadores Amy Klobuchar (D-MN), Chris Murphy (D-CT), Dick Durbin (D-IL), Debbie Stabenow (D-MI), Sheldon Whitehouse (D-RI), Elizabeth Warren (D-MA), Al Franken (D-MN), Brian Schatz (D-HI), Michael Bennet (D-CO), Jon Tester (D-MT), Patrick Leahy (D-VT), Rob Wyden (D-OR), Claire McCaskill (D-MO) y Jeanne Shaheen (D-NH) enviaron una carta abierta al entonces Secretario de Estado, Rex Tillerson, en la que abogaron por el mantenimiento y la expansión de los vínculos económicos y políticos con Cuba, incluyendo la eliminación del bloqueo.

El 20 de junio de 2017, el congresista Bobby Rush (D-IL) introdujo en la Cámara de Representantes el proyecto de ley H.R.2966 para levantar el bloqueo contra Cuba y otros propósitos; y seguidamente el 1ro de agosto de 2017, el senador Ron Wyden (D-OR) presentó el proyecto de ley para el comercio entre Cuba y EE.UU. de 2017 (S.1699) con el objetivo de derogar las sanciones contra Cuba y establecer relaciones comerciales normales entre los dos países.

El 1ro de agosto de 2017, un grupo bipartidista de líderes políticos y empresariales del estado de Kentucky, encabezados por el comisionado de agricultura del estado, Ryan Quarles, y el empresario Jonathan Blue, lanzaron el Consejo Estadual de Engage Cuba en Kentucky.

El 28 de octubre de 2017, se clausuró el IV Encuentro de Cubanos Residentes en los EE.UU. en Defensa de la Soberanía Nacional y Contra el Bloqueo, celebrado en la Universidad de Howard en Washington, donde se acordó promover en los concejos de ciudades y legislaturas locales pronunciamientos favorables a la normalización de las relaciones con Cuba, por la eliminación del bloqueo y la libertad de viajes.

El 21 de febrero de 2018, durante una conferencia de prensa en La Habana junto a otros congresistas de los EE.UU. de visita en Cuba, el senador demócrata de Oregón, Ron Wyden, mencionó el apoyo bipartidista con que cuenta el levantamiento del bloqueo en el Congreso de los EE.UU. y trasladó sus preocupaciones sobre el retroceso del gobierno de Trump hacia las políticas de la Guerra Fría.

El 1ro de marzo de 2018, una coalición de 28 turoperadores y compañías especializadas en viajes educativos a Cuba reclamaron la reducción de las restricciones de viaje de los estadounidenses a Cuba en un comunicado dirigido al presidente Donald Trump.

 

¿Quién financió la caravana de migrantes según EEUU? Por supuesto, Venezuela

Tomado de Resumen Latinoamericano

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, afirmó que el presidente de Honduras le informó que la caravana de migrantes que partió desde su país hacia Estados Unidos fue organizada por grupos izquierdistas financiados por Venezuela.

“Lo que el presidente de Honduras me dijo es que fue organizada por grupos izquierdistas de Honduras financiados por Venezuela y enviados al Norte para desafiar nuestra soberanía y nuestra frontera”, dijo Pence en un evento organizado por el diario The Washington Post.

Pence indicó que el presidente estadounidense Donald Trump le pidió que contactara al mandatario de Honduras, Orlando Hernández y al de Guatemala, Jimmy Morales y aseguró que su gobierno ha estado trabajando muy de cerca en el asunto junto con México.

El gobierno hondureño acusó a la oposición política de convocar a la caravana para provocar “ingobernabilidad” en el país, señalando como instigador a Bartolo Fuentes, un exdiputado coordinado según ellos por el expresidente y líder progresista, Manuel Zelaya.

Fuentes aseguró a la AFP que lo que hizo fue reproducir en su Facebook un afiche, que no sabe quién divulgó en varias redes sociales.

El cartel llamaba a iniciar la “Caminata del migrante” con la consigna: “No nos vamos porque queremos, nos expulsan la violencia y la pobreza”.

Durante el periplo, Fuentes fue detenido en Guatemala y fue deportado.

Trump, advirtió el lunes que comenzará a cortar la ayuda económica que otorga a Guatemala, Honduras y El Salvador, al estimar que fueron incapaces de impedir que la caravana de migrantes partiera desde Centroamérica.

 

Denuncia de Bruno Rodríguez Parrilla intento de Estados Unidos de justificar el cruel bloqueo