Rafael Correa: América Latina vive una arremetida del pasado neoliberal

Desde Resumen Latinoamericano

Carisma y dotes de comunicador no le faltan. Dos cualidades que le permitieron llegar en 2007 a la presidencia de Ecuador, una nación en el centro del mundo que hasta entonces era suelo inestable políticamente hablando.

Antes de Rafael Correa al menos siete mandatarios se habían alternado entre escándalos, protestas populares y reemplazos…hasta que el Palacio de Carondelet (sede del Gobierno) conoció a este economista devenido líder que impulsó durante sus 10 años en el cargo una Revolución ciudadana que propuso a los ecuatorianos una nueva forma de hacer las cosas.

Es como la gente común y dicen que, como a la gente común, le gusta disfrutar de un buen ceviche. Nacido el 6 de abril de 1963 en Guayaquil, ciudad portuaria y puerta de entrada a las playas del Pacífico y a las Islas Galápagos, el ahora entrevistador de Rusia Today tiene un verbo directo, que no edulcora y da “correazos” como su apellido, cuando es necesario.

De hecho, alguna vez expresó a los periodistas “si le caigo mal a alguien, ¡qué le vamos a hacer! No me eligieron míster simpatía para contentar a todo mundo, sino para sacar la patria adelante”.

Con esa misma claridad, el expresidente Correa advirtió durante una entrevista exclusiva con Resumen Latinoamericano en Caracas que en “América Latina tenemos una arremetida”.

Se trata de “una agresión del pasado neoliberal, un neoconservadurismo terrible que no respeta absolutamente nada, ni democracia ni derechos humanos ni orden constitucional y con un doble estándar impresionante a nivel interamericano y a nivel mundial”, subrayó el exestadista.

Por ejemplo –comentó- en “Brasil (ocurrió) el golpe de estado y América Latina miró para otro lado; en Argentina se perdió supuestamente en forma democrática; en Ecuador ganamos pero hubo una traición terrible, se rompe el orden constitucional, se hace una consulta fuera de todo contexto legal, constitucional, y nadie dice nada”. “En realidad el mayor partido de oposición es el partido mediático”, sentenció.

“Creo que si los gobiernos de izquierda hubiésemos hecho algo similar ya estuviésemos hasta invadidos!, acotó Correa, quien reiteró su denuncia contra el encarcelamiento del exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y el exvicepresidente de su país Jorge Glas (Glas apela la sentencia de seis años de prisión en su contra, tras ser acusado por delitos de corrupción relacionados con la red de sobornos que impulsó la empresa brasileña Odebrecht a cambio de obras estatales).

“Lula preso sin ninguna prueba. Glas preso. Son presos políticos”, afirmó el exgobernante al insistir que si lo sucedido con el fundador del Partido de los Trabajadores de Brasil “se lo hubiesen hecho a un opositor venezolano habríamos visto un escándalo mundial”.

Entonces “no pasa nada, hay una doble moral terrible y estamos aguantando”, puntualizó.
Lo que yo llamé hace algunos años una restauración conservadora –añadió-, ahora es como “un nuevo plan Cóndor”.

¿Cómo lo explica?
Sí, un nuevo plan Cóndor, claro que no hay los miles de muertos, no son tragedias humanas, pero se destruye la reputación de la gente, se meten preso a inocentes y se quiere exterminar esa izquierda que en las urnas lo ganó todo desde principios de siglo.

Ya no quieren volver a tener esa situación y pretenden exterminar a sus líderes, sus obras, su organización, incluso sus ideas.

¿Por qué viajó a Venezuela?
Me invitaron a acompañar estas elecciones (del 20 de mayo). Y reitero “acompañar” porque los países soberanos no necesitan observadores, los observadores son sus pueblos.

Obviamente, sigo sin entender el doble estándar. De Brasil (un golpe de Estado parlamentario-judicial, disfrazado de legalidad) no dijeron nada y aquí en Venezuela dicen que hay dictadura, ¡primera vez que veo tantas elecciones en una dictadura! (Los comicios del 20 de mayo fueron los vigésimo cuartos celebrados en ese país durante el proceso de la Revolución bolivariana).

¿Y la OEA?
No sirve para nada. Como Fidel (Castro) llamó a la Organización de Estados Americanos “el ministerio de las colonias” nada más. Tan solo sirve como una caja de resonancia de lo que dicen los gringos.

¿La política?
Yo dije que me retiraba de la política y que iba a vivir en Bélgica de donde es oriunda mi esposa, donde están estudiando mis hijas, lo que nunca me imaginé la traición que hemos recibido.

En Ecuador se enterró el programa vencedor en las urnas, la Revolución ciudadana. Adoptó (el presidente Lenin Moreno) el programa de la derecha, que nadie se engañe. Ecuador está en el eje de la derecha, pero de la derecha más dura. Yo le pido disculpas a América. Me siento responsable, pero fuimos engañados, solo que no se trata ahora de lamentarse sino de organizarnos y vencer.

¿Ese es el mensaje para nuestros pueblos?
Sí. Son momentos duros algunas veces pero tenemos el ejemplo de Fidel, del Che, de Raúl, de los grandes héroes de la Revolución cubana. Hay que seguir luchando. Hay que vencer.

Nuevo Plan Cóndor: Variantes de golpes suaves y coincidencias de la derecha

En Cubadebate

Los últimos años en América Latina han estado marcados por una ofensiva neoliberal contra los gobiernos progresistas que movilizaron a los pueblos de la región en busca de la integración, la justicia social y reducción de la pobreza.

Frente a esta ola de cambios en favor de las grandes mayorías se produjeron varios tipos de “golpes suaves” liderados por las derechas nacionales en ejecución de un esquema trazado hace años por los estrategas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Washington.

El viejo “Plan Cóndor” ejecutado por gobiernos dictatoriales en la década de los años 70 y 80 logró eliminar físicamente a muchos dirigentes de la izquierda regional y desarticular partidos políticos y organizaciones progresistas en Suramérica.

La reacción popular ante estos crímenes revirtió la situación a finales del siglo pasado e inicios del actual y colocó en el poder mediante el mecanismo electoral a gobiernos progresistas en Venezuela, Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia, Paraguay, Nicaragua y El Salvador.

Sin desconocer errores en la conducción de algunos de estos procesos, en Brasil la derecha logró derrocar al gobierno de Dilma Rousseff mediante un golpe judicial y pretenden ahora impedir la postulación del ex presidente Lula da Silva con un juicio y condena sin pruebas.

La Argentina que salió de una larga noche neoliberal con los presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, perdió las elecciones el 2015 frente al candidato empresarial Mauricio Macri, quien derrumbó las conquistas populares logradas y colocó al país en crisis nuevamente.

Con diferentes variantes la derecha retornó a posiciones de gobierno en Paraguay, y mediante el mecanismo electoral alianzas y movimientos populares revolucionarios cedieron cargos y posiciones a partidos tradicionales y empresarios en Ecuador y El Salvador.

En Nicaragua el gobierno del Frente Sandinista, electo con alto apoyo popular en las elecciones de 2016 con más del 70 por ciento de los votos válidos, enfrenta hoy una profunda crisis que ha logrado desestabilizar el país y romper la habitual tranquilidad ciudadana.

Venezuela, pese a la guerra económica y los intentos de golpe de estado y desestabilización que enfrente desde la llegada al poder por vía electoral del presidente Hugo Chávez en 1998, logró este mes la reelección del presidente Nicolás Maduro con el 68 por ciento de votos y su pueblo se mantiene firme en la defensa de sus conquistas.

Y Bolivia, país que lidera el crecimiento económico de Suramérica durante los últimos años y ostenta impresionantes cifras de reducción de la pobreza, enfrenta desde el 2006 intentos de la derecha por dividir el país e impedir la reelección popular de Evo Morales el 2019.

Cabe preguntarse, ¿cuáles son los rasgos comunes que establecen un patrón en este nuevo Plan Cóndor cuyo nuevo objetivo no es matar dirigentes sino desmoralizarlos o inhabilitarlos para seguir en el poder?

Un primer rasgo del libreto de Washington es el escalonamiento y superposición de conflictos que impidan a los gobiernos progresistas concentrarse en los objetivos transformadores que reclamaron las masas populares el elegirlos.

Al surgir un conflicto, de manera increíblemente “coincidente” los principales medios de comunicación en poder de la derecha propician potenciarlo y antes de que éste llegue a su clímax la derecha hace surgir un nuevo conflicto, y así sucesivamente.

Un segundo punto es buscar pretextos para descalificar moralmente a los dirigentes populares, en especial a los líderes de los procesos de cambio social y a su entorno, mediante intentos por vincularlos a hechos de corrupción, inmoralidad o ineptitud para gobernar.

El principio expuesto por Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de Adolf Hitler de que una mentira repetida mil veces acaba por considerarse verdad, es el mecanismo utilizado para ese objetivo, ahora con el dominio que tienen de las redes sociales que manejan el perfil de todos sus usuarios para influir mejor en la matriz de opinión.

Un tercer punto común es la “fabricación” de mártires de las protestas sociales, cuyas muertes en Venezuela fueron comprobadas como obra de francotiradores de los opositores contra sus propios seguidores para imputar el crimen a fuerzas policiales o defensores del gobierno.

Cuarto rasgo común en las recetas de Washington reveladas en varios documentos públicos es romper la tranquilidad ciudadana y sembrar el terror mediante grupos organizados: “guarimbas” en Venezuela, “maras” en El Salvador o pandillas en Nicaragua, entre otras formas de promover violencia.

Quinto y no menos importante, es el respaldo de organismos internacionales y del gobierno de Estados Unidos para boicotear los intentos integracionistas regionales y amenazar con sanciones a los gobiernos progresistas aplicando la clásica “zanahoria y el garrote”.

El financiamiento exterior y de las derechas locales a los intentos desestabilizadores pretende ocultarse bajo el manto de “apoyos populares” y el infaltable “manto protector” de medios de comunicación propiedad de la derecha o comprometidos con ella.

Muchas aristas tiene este nuevo Plan Cóndor. El tema está abierto.

Vive Brasil trascendentales momentos de cambios

Publicado en Radio Reloj

La precandidatura presidencial de Luiz Inácio Lula da Silva fue presentada en más de 70 ciudades de todo Brasil donde el Partido de los Trabajadores cuenta con directorios organizados.

De acuerdo con el diputado Wadih Damous, fue el propio Lula quien resolvió que el 27 de mayo en cada ciudad brasileña, donde el partido está estructurado, se ratifique con claridad que esa organización tiene un único aspirante para los comicios de octubre.

En tanto, también se conoció este domingo en Brasil que el presidente Michel Temer anunció un paquete de medidas con las cuales pretende poner fin a la huelga que hace una semana mantienen camioneros autónomos, y alertó que éstas implican sacrificios.

La alocución en cadena nacional fue acompañada en las calles por bocinazos y gritos de Fuera Temer, y desde las casas por cacerolazos de reprobación.

#EE.UU El mayor violador de los derechos humanos en el mundo

De Cuba Por Siempre

usaddhh

El gobierno de Estados Unidos habla mucho de las violaciones a los derechos humanos en otros países, pero todo el mundo sabe que se trata de pura hipocresía. Mientras el autoproclamado líder del mundo exige el respeto por los DD.HH. hace guerras, viola tratados internacionales, pisotea los derechos humanos hasta de sus mismos ciudadanos y de otros países.

Según Jamil Dakwar, director de programas de derechos humanos de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, en inglés), “en muchos ámbitos —incluidas la seguridad nacional, el sistema penal, los derechos socioeconómicos y la política migratoria—, los EE.UU. presentan un historial pésimo en comparación con otras muchas naciones”.

Entre las 348 recomendaciones realizadas recientemente a Washington por la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas (CDHNU) a Washington, se pide poner fin a la detención de niños y familias inmigrantes y que abra pesquisas a partir de los datos conocidos sobre las torturas practicadas por la Agencia Central de Inteligencia.

El informe forma parte del mecanismo de revisión periódica universal de la situación de los derechos humanos en los 193 Estados miembros de la ONU. El informe incluyó numerosas y apropiadas recomendaciones para abordar la brutalidad policial y el uso excesivo de la fuerza, así como para poner fin a la discriminación racial contra las minorías y los inmigrantes.

EEUU avanza sobre el Brasil de Temer

EEUU avanza sobre el Brasil de Temer

En CELAG

El 22 de mayo, el Subsecretario de Estado estadounidense, John J. Sullivan, se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Marcos Galvão, en Brasilia para formalizar la creación del Foro Permanente de Seguridad Brasil-EEUU.

El foro empezó a ser discutido en 2015 durante las administraciones de Dilma Rousseff y Barack Obama, pero fue interrumpido tras las revelaciones del monitoreo de llamadas telefónicas de la presidenta y de los altos mandos del gobierno brasileño por parte de la agencia de inteligencia de EEUU. Coordinado por Itamaraty y el Departamento de Estado, el foro tiene por objetivo crear condiciones favorables para la articulación interagencia y el desarrollo de estrategias operativas en torno a seis áreas: narcotráfico, tráfico de armas, delitos cibernéticos, lavado de armas y dinero, crímenes financieros, y terrorismo. La primera reunión se celebrará este año en Washington.[1]

La agenda del Subsecretario de Estado también incluyó la discusión sobre comercio, inversiones, cooperación espacial y defensa; así como la crisis humanitaria y el apoyo regional para la restauración de la democracia en Venezuela,[2] y encuentros con miembros de la sociedad civil brasileña.[3] Todos, ámbitos y temas en los que el gobierno estadounidense junto con el sector privado de ese país vienen avanzando sin obstáculos desde el golpe contra Dilma Rousseff.

El lobby de empresas estadounidenses en Brasil

Durante los gobiernos de Lula da Silva y Rousseff la estrategia fue privilegiar la utilización de software libre en las instituciones públicas. El 19 de octubre de 2016, a poco más de un mes de consumado el golpe al gobierno de Rousseff, Microsoft inauguró un Centro de Transparencia en Brasil, en asociación con el gobierno federal, para atender a varios gobiernos de la región, como Argentina, Chile, Colombia y México. Es el primer centro de este tipo en América Latina que, según la empresa, opera como “extensión del Programa de Seguridad Gubernamental de Microsoft y constituye un pilar fundamental del compromiso de integridad de la empresa en relación con sus productos y servicios” y “permite que los gobiernos tengan acceso a información importante relacionada con la seguridad cibernética de los programas de Microsoft enfocados en la inteligencia, la protección contra malware (amenazas en línea) y la seguridad para combatir los delitos cibernéticos”.[4] En este marco se subscribió un protocolo de intenciones entre la multinacional y la Secretaría de Tecnología de la Información (STI) del Ministerio de Planificación, Desarrollo y Gestión, que formaliza la cooperación para promover la seguridad cibernética en el país.[5] A pocos días del evento de Microsoft, el 24 de octubre, Michel Temer anunció la contratación del software creado por Microsoft.

En diciembre de 2017, casi un año después, se hizo pública la propuesta de asociación de la estadounidense Boeing con Embraer, que no se restringe al área de la aviación comercial sino que incluye el sector de defensa (Embraer es proveedor crucial de hardware militar).[6] La asociación crearía una joint venture en la que Boeing tendría una participación del 80.01% y la empresa brasileña un 19.99%, modelo respaldado por el gobierno brasileño.[7] Según Ronald Epstein, analista de Bank of America Corp, Boeing podría estar avanzando preventivamente para evitar que Commercial Aircraft Corp., de China, busque una relación más estrecha con Embraer.[8]

En la misma tónica, el gobierno de Michel Temer aprobó la mayor importación en décadas de semillas de maíz transgénico (un millón de toneladas) producidas en EEUU por Monsanto y Bunge.[9] A esto se suma la inminente aprobación del llamado “Paquete Veneno” -27 proyectos de ley que facilitarán aún más el acceso a registro, fabricación, venta y utilización de los agroquímicos en el país- impulsado por la bancada ruralista.

Las petroleras: del golpe a los negocios

Existen pruebas fehacientes sobre el vínculo entre Lava Jato (la mega causa judicial que justificó el golpe contra Dilma Rousseff y el reciente encarcelamiento de Lula da Silva) y los intereses de empresas transnacionales estadounidenses en el Atlántico Sur, particularmente en las reservas de petróleo y gas del pre-sal en aguas brasileñas. Luego del “impeachment” a Rousseff se aceleró el proceso de apertura del sector de hidrocarburos, quitando el monopolio que, hasta entonces, había tenido la petrolera estatal, Petrobras. Algunas de las empresas directamente implicadas en este proceso fueron Stratfor (empresa de inteligencia) y las petroleras Chevron, Exxon Mobil, Devon Energy y Anadarko.[10]

Desde que se filtró mediante Wikileaks[11] el interés e intervención de EEUU para acceder a información privilegiada sobre las reservas de hidrocarburos en aguas profundas (pre-sal), la intervención de empresas petroleras se ha incrementado, considerando que las reservas del pre-sal rondan los 40 mil millones de barriles de petróleo y gas.[12] Con la apertura energética brasileña, Chevron, Exxon, Repsol, Statoil, Royal Dutch Shell Pc, entre otras, comenzaron a invertir para ganar licitaciones de bloques petroleros offshore. Las licitaciones de marzo de 2018 dejaron una inversión que supera los 5 mil millones de dólares. La próxima ronda de licitaciones está programada para junio y, de nuevo, se presentan Shell, Chevron, Statoil, Exxon, entre otras.[13] Un dato importante es que Shell y Chevron tienen fuertes vínculos con think-tanks que promueven la apertura energética brasileña en un momento en el que el riesgo político del país es calificado como “bajo” –a pesar de la incertidumbre de cara a próximas elecciones– según un consultor del Centro de Infraestructura de Brasil.[14]

Vínculos del sector público-privado EEUU en la “sociedad civil”: Think-tanks y fundaciones

Es conocido que los think-tanks son componentes fundamentales en la reproducción del statu quo, en la difusión de percepciones e ideas de determinados expertos sobre un tema que son, a su vez, recogidas por la prensa hegemónica. También participan en la formación de nuevos liderazgos y en la vinculación con redes académicas que “teorizan”/justifican su postura político-ideológica. En América Latina han contribuido no sólo a la desestabilización de gobiernos progresistas, sino a la justificación de la implementación de medidas neoliberales. Buena parte de los think-tanks que operan en la región tienen fuertes vínculos con fundaciones o asociaciones pares de EEUU. Brasil no es la excepción.[15]

Retomando lo expuesto sobre empresas como Microsoft, Monsanto, Boeing, Chevron o Shell -que se beneficiaron casi inmediatamente con el derrocamiento de Rousseff- vale apuntar que otro factor en común entre ellas es que son miembros del Council of the Americas (COA).[16]Este organismo estadounidense viene operando en la región desde la década del ’60, promoviendo la vía neoliberal. Uno de sus miembros eméritos es John Negroponte, quien a inicios de los ’80, desde Honduras, encabezó la contrainsurgencia y la guerra sucia contra el sandinismo y otros movimientos de liberación en Centroamérica;[17] también fue embajador en México cuando se estaba negociando el TLCAN.

El COA publica la revista Americas Quarterly que, a través de voces “expertas”, busca moldear la opinión pública.[18] En efecto, esta revista, junto con la aparición de expertos del COA en otros medios y en las redes sociales, cumplió un rol fundamental en moldear la opinión en medios de habla inglesa a favor del golpe a Rousseff y de lo “acertado de la decisión” en meses posteriores, contribuyendo a consolidar un “sentido común” anclado en premisas como: “no fue un golpe”; “las instituciones democráticas están funcionando”; “el impeachment fue positivo para Brasil”.[19] Recientemente, el COA realizó un evento sobre “Renovação Política e Novas Lideranças no Brasil” donde se sugiere que para lograr un Brasil más próspero, menos desigual y violento hay que “hacer una reforma profunda de los privilegios en Brasil, y eso tiene que pasar por la caja negra de los partidos [políticos]” [20] (léase: el problema son los políticos y no el hecho de que exista un sistema que promueve una desigualdad rampante y unas élites enquistadas en el poder).

Tanto en la previa como al momento del golpe y su posterior legitimación, fue también importante el rol asumido por la Red Atlas (Atlas Network).[21] Este think-tank con sede en Washington opera desde 1981 para propagar el neoliberalismo, y se especializa en la formación de jóvenes líderes, particularmente en América Latina y Europa del Este. Promueve la no intervención del Estado y la clásica desregulación de la economía.

Esta red trabaja con 79 organizaciones socias en América Latina y el Caribe,[22] destacándose su presencia en Argentina, Brasil y Chile. En Brasil cuenta con 11 organismos socios, principalmente el Instituto Milenium, el Instituto de Formação de Líderes São Paulo, Instituto Liberal de São Paulo, Instituto Ludwig vom Mises Brasil, Estudiantes por la Libertad, etc.[23] A su vez, la Red Atlas, a través de organizaciones como el Instituto Libertad o el Instituto de Estudios Empresariales, se vincula al mundo de los partidos políticos por medio de la Red Liberal de América Latina (RELIAL),[24] que agrupa a partidos de derecha de la región y se ocupa de la formación de jóvenes líderes. Mantiene vínculos importantes con la National Endowment for Democracy y con la derecha internacional. Su Junta Honorífica está compuesta por líderes de opinión como Vargas Llosa.[25]

Uno de los socios fundamentales de Atlas en Brasil es Estudiantes por la Libertad, que a su vez, es una “filial” de Students for Liberty de EEUU. Esta fundación se autodenomina como la mayor organización estudiantil “libertaria” del mundo. En Brasil, Estudiantes por la Libertad fue clave en las manifestaciones de abril de 2014 contra el gobierno de Rousseff, protagonizadas por jóvenes. Plantea como misión “empoderar a los jóvenes estudiantes liberales” o a los “líderes estudiantes libertarios”. Ha llevado a cabo cientos de eventos en instituciones públicas y privadas, asesoró y formó a más de 300 jóvenes universitarios y a más de 200 grupos de estudio, sin contar el financiamiento de proyectos específicos en universidades.[26] Los Estudiantes por la Libertad, a su vez, están vinculados al “Movimiento Brasil Libre”, uno de cuyos dirigentes es Kim Kataguiri, que tuvo importante incidencia en medios y redes sociales antes del golpe.[27]

Otro think-tank de peso vinculado a la Red Atlas de EEUU es el Instituto Milenium, que reproduce buena parte del discurso y las “buenas prácticas” (neoliberales) pautadas por la Red -es financiado por Editora Abril, que publica la Revista Veja, uno de los principales pilares mediáticos contra el PT, que apuntó directamente contra Lula da Silva y Dilma-;[28] RBS, que pertenece a la Red O Globo (otro de los protagonistas de la persecución judicial exitosa contra el PT) y; el Grupo Estado, que publica el diario O Estado de Sao Paulo. Se suman empresarios y ex funcionarios representantes del establishment neoliberal, como João Roberto Marinho (Grupo Globo) o Armínio Fraga, ex-presidente do Banco Central de 1999 a 2002.[29]

Nuevos acuerdos científicos tecnológicos y la industria de defensa

Brasil es el segundo socio comercial en la industria de defensa de EEUU en América Latina, después de México.

Luego de seis años de negociaciones, el Ministerio de Defensa de Brasil y el Departamento de Defensa de Estados Unidos concluyeron, en marzo del 2017, la firma del Acuerdo de Intercambio de Información sobre Investigación y Desarrollo (MIEA – Master Information Exchange Agreement), que proporciona la expansión de la colaboración en investigación y desarrollo, y fomenta desarrollo de nuevas e innovadoras tecnologías de defensa.

El MIEA hace efectivos dos acuerdos negociados con anterioridad entre EEUU y Brasil: el Acuerdo de Cooperación en Materia de Defensa (DCA, por sus siglas en inglés) y el Acuerdo de Protección de Información Militar (GSOMIA, por sus siglas en inglés), promulgados en junio de 2015.

El secretario de la Secretaria de Productos de Defensa del Ministerio de Defensa (SEPROD), Flávio Basilio, afirma que el convenio es la base para el establecimiento de cualquier tipo de cooperación bilateral con EEUU y es un paso más en el reacercamiento entre ambos países, lo que posibilita importantes colaboraciones en tecnología para la Base Industrial de Defensa de Brasil.[30] Además, plantea que la firma del convenio concede a Brasil el status de socio estratégico, ya que la relación será de desarrollo conjunto, no sólo de compra-venta.[31]

Ahora bien, al mismo tiempo en que se promueve la innovación tecnológica, se mantienen los tradicionales (desde inicio de la década de 1950) programas de transferencia de equipos militares. Ilustrativo de ello es la donación de 50 vehículos blindados del ejército estadounidense, con un promedio de 30 años de antigüedad, realizada por medio del programa de donaciones de Artículos Excedentes de Defensa (EDA, por sus siglas en inglés).[32]

El 30 de setiembre de 2016, a un mes del golpe, fue celebrado el primer Diálogo entre las Industrias de Defensa de Brasil y EEUU (DID EEUU-Brasil) en Brasilia, con el objetivo de analizar formas para profundizar la cooperación de los sectores de defensa y facilitar el comercio bilateral en este rubro. Durante el encuentro, encabezado por el ministro de Defensa de Brasil, Raul Jungman y la entonces embajadora de EEUU en Brasil, Liliana Ayalde, se firmó una declaración de intenciones para ampliar la cooperación bilateral y estimular los negocios entre los sectores de defensa y empresas privadas de ambos países (incorporando estratégicamente al sector privado en debates sobre defensa). De acuerdo con Landon Loomis, agregado comercial de la embajada de EEUU en Brasilia, “Muchas compañías estadounidenses de esta industria ya han formado exitosas empresas de participación conjunta con socios de Brasil. El Diálogo entre las Industrias de Defensa nos ayudará a expandir nuestra participación actual y a trabajar aún más juntos”.[33]

Según un informe del Ministerio de Defensa de EEUU, en el primer año, el DID logró avances en los controles de exportación y otras cuestiones reglamentarias. Para el segundo año se definen como principales objetivos el fortalecimiento del comercio bilateral de defensa y la inversión e incremento de la cooperación tecnológica.[34] En octubre de 2017 se realizó en Washington el segundo encuentro del DID EEUU-Brasil en el que participaron representantes del Departamento de Estado, Departamento de Comercio, Departamento de Defensa, NASA, BAE Systems, Motorola, Beyond Horizons Space Consulting, Boeing, General Atomics, entre otros.[35]

Algunos hitos destacados sobre la relación comercial de defensa bilateral son:

  • Durante la feria de armamentos realizada en Rio de Janeiro el 4 de abril de 2017, se firmó un acuerdo entre Rockwell Collins (empresa de defensa de EEUU) y Embraer Defesa & Segurança (segmento de Embraer con función estratégica en el sistema de defensa brasileño, enfocado en la fabricación de aviones militares, tecnologías de radares, información, comunicación y vigilancia). El acuerdo se formalizó a través de Savis y Bradar, empresas subsidiarias a Embraer para evaluar el desarrollo conjunto de negocios para aplicación en defensa. Savis se dedica al desarrollo, diseño e implementación de sistemas y servicios en el área de monitoreo de fronteras y protección de estructuras estratégicas. Bradar es una empresa de base tecnológica especializada en el desarrollo y producción de radares para aplicaciones en las áreas de defensa, seguridad y sensorización remota (SAR).[36] El intercambio entre ambas empresas existe desde hace unos 50 años,[37] pero según Jackson Schneider, presidente de Embraer, el acuerdo representa una profundización de esta alianza. Ejemplo de ello es el avión KC-390, fabricado por Embraer con una aviónica creada por Rockwell Collins.
  • Otras empresas brasileñas presentes en el DID EEUU-Brasil son: Action Cargas; Altave; Atech; Avibras; CBC; Condor; Fundação Ezute; MAC Jee; Simtech; Smart Power; Taurus.
  • Durante la semana del 22 de mayo de 2017, bajo auspicios del DID, una delegación del gobierno brasileño visitó las instalaciones de la Unidad de Innovación de Defensa de los Estados Unidos (DIUx) en Silicon Valley. La delegación también se reunió con empresas líderes en innovación de EEUU.[38]
  • Debe recordarse que, en 2003, Lula da Silva puso fin a las negociaciones con EEUU para el uso de la base de Alcântara. El gobierno de Temer retomó este proyecto y presentó propuestas para la utilización de la base en junio de 2017. Desde entonces, representantes de empresas estadounidenses como Lockheed Martin, Boeing, Vector Space Systems y Microcosm visitaron la instalación y demostraron interés en la utilización de la misma para el lanzamiento de satélites.[39]

 

El Gobierno y la oposición de Nicaragua reanudan diálogos de paz

El Gobierno y la oposición de Nicaragua aceptaron reanudar diálogos, en un intento por superar la crisis desatada hace un mes y que ha dejado decenas de muertos.

La Comisión de Mediación y Testigo del Diálogo Nacional en Nicaragua informó el lunes de que el Gobierno y sectores opositores, agrupados en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, acordaron reiniciar las conversaciones, suspendidas desde el miércoles pasado por falta de consenso, para que finalicen las manifestaciones.

La posibilidad del diálogo se abre después de que el Gobierno de Daniel Ortega aceptara abordar el tema de la “democratización” del país, que incluye unas elecciones anticipadas y acortar el período de los magistrados. La oposición, a cambio, se comprometió a “aunar esfuerzos y evitar un mensaje para la flexibilización de los tranques”, que se encuentran en diversos municipios y ciudades del país.

De acuerdo con un comunicado leído por monseñor Carlos Avilés en rueda de prensa, las partes hicieron un llamado para que “cese toda forma de violencia” en el este país centroamericano y “el cumplimiento de las recomendaciones” que hizo la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su visita al país del 17 al 21 de mayo.

Ambas partes además condenaron la toma de la Universidad Nacional de Ingeniería en Managua (capital) por “hombres encapuchados” que llegaron el domingo en dos camionetas y dispararon con mortero contra los vigilantes que cuidaban el portón principal de la Universidad. Los agentes de seguridad se vieron obligados a intervenir.

El 18 de abril estallaron las protesta en Nicaragua en contra de la polémica reforma del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), aprobada dos días antes con el objetivo de incrementar la contribución de empresas y trabajadores, así como reducir en un 5 % las pensiones.

A su vez, el Gobierno de Managua sigue anunciando su disposición para dialogar y pide frenar la violencia entre los “hermanos” nicaragüenses. Varias organizaciones informan de unos 76 muertos y 868 heridos en los enfrentamientos.

El presidente Ortega ha denunciado que detrás de esas protestas violentas existe una “conspiración”, impulsada por grupos supuestamente apoyados por Estados Unidos y el narcotráfico.

#Nicaragua: Gobierno #Sandinista reafirma compromiso con acuerdos del diálogo nacional

Por Pensando Américas

Representantes del sector campesino, de las pequeñas y medianas empresas, así como estudiantes y trabajadores solicitaron el cese de los tranques.

Denis Moncada, ministro de Relaciones Exteriores y jefe de la delegación del gobierno de Nicaragua en el diálogo nacional, confirmó la voluntad del Estado de cumplir con los acuerdos a los que gradualmente se lleguen en el marco de la constitución y la ley.

El canciller refirió que los diversos sectores que participan en este foro democrático ejercen su derecho a intercambiar sus opiniones. “Como gobierno reafirmamos el compromiso de cumplir de buena voluntad con lo que acordemos. Nosotros hemos hecho lo mejor que hemos podido para cumplir con la tregua”, expresó.

En este sentido, recordó el comunicado emitido por la Policía Nacional sobre esta situación.

Moncada propuso la participación de la misión de la OEA, prevista a arribar este martes al país, en el nuevo encuentro de la mesa de diálogo con el objetivo de que se informe sobre el proceso propiciado por el Gobierno de Nicaragua.

Sobre este asunto expresó que ha habido transparencia y se ha brindado información pública sobre los temas más importantes tratados con la delegación de la OEA, entre ellos los acuerdos y protocolos.

Diálogo Nacional: un verdadero ejercicio democrático

Por su parte, Monseñor Bosco Vivas Robelo, vicepresidente de la Comisión de Mediación y Testigo en el diálogo nacional, afirmó que el diálogo ha sido un verdadero ejercicio democrático.

“Hay también disponibilidad de escuchar. Se podrá o no estar de acuerdo con algunas disposiciones de una o de otra parte, pero como factor positivo, creo que esto es bueno”, valoró tras el segundo día del diálogo nacional.

Sobre la propuesta de retirar los tranques impuestos por manifestantes violentos, dijo que aunque no sean tan pesados como el derecho a la vida, violentan derechos que deben ser respetados.

En este sentido, refirió la enseñanza de Jesús que indica: Si somos fiel en lo poco también podemos ser fieles en lo mucho. “Yo creo que si deseamos de verdad que haya paz en Nicaragua podemos empezar por respetar estos derechos pequeños”, resaltó.

El Obispo de la Diócesis de León y Chinandega manifestó su seguridad de que los nicaragüenses podrán conseguir lo que sea mejor para el bien común. “Aunque sea sumamente y aparentemente difícil e imposible. Podríamos llegar a conseguirlo si es que seguimos con esta idea de que lo que queremos es el bien común”.

Representantes del sector campesino, de las pequeñas y medianas empresas, así como estudiantes y trabajadores solicitaron que se oriente a las personas que realizan los diferentes tranques  eliminarlos, para que no se continúe la violación del derecho constitucional a la libre circulación de personas y mercancías.

También demandaron el cese de la violencia por parte de aquellos que provocar la angustia y el terror en las familias nicaragüenses, las cuales solicitan el regreso de la paz, la seguridad y la tranquilidad.

José Ángel Bermúdez, representante de la Federación Nacional de Trabajadores (FNT), denunció que los tranques impiden el abastecimiento de los mercados y centros de compras, lo que provoca inestabilidad en el acceso a los alimentos por parte de las familias.

Agregó que la crisis ha provocado que decenas de miles de puestos de trabajo estén en peligro y por tanto se hace necesario buscar la mejor solución para Nicaragua.

“Romper el orden constitucional para nosotros pone en riesgo todas estas cosas, más de 250 mil son los pensionados de este país. Si no le ponemos un alto a la violencia, si destruimos nuestras empresas perdemos el empleo. Los principales aliados de la estabilidad y de la actividad económica de las empresas son los trabajadores, los campesinos que alimentan nuestras ciudades (…) Quiero pedir un alto a la violencia, alto a los tranques, que se respeten las libertades”, resaltó Bermúdez.

Igualmente, invitó a todos los sectores a acogerse al orden constitucional para demandar los cambios que consideren deben hacerse en el país.

Representantes de la Unión Nacional de Estudiantes de Nicaragua (UNEN), lamentaron las familias afectadas por las protestas, al tiempo que instaron a pensar en el futuro de Nicaragua, que debe pasar por el esclarecimiento de cada caso y por el retorno a la estabilidad y la paz.

Condenaron la violencia y todos los actos que vapuleen y cercenen los derechos de nuestro pueblo. Además, llamaron a respetar y asumir las sugerencias de la CIDH. Pidieron como movimiento estudiantil que en el acuerdo se libere los recintos para ganar en estabilidad en nuestro país, así como la libre circulación y la finalización de los tranques.

También el representante de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Comipymes), Freddy Cruz, saludó la intención de fortalecer las instituciones del país en el marco constitucional, al tiempo que demandó el cese de los tranques y de la violencia.

“Tenemos una alta precariedad para el funcionamiento empresarial, estamos desesperados por el daño económico existente en los lugares donde se ha desarrollado la violencia. Esta situación de confrontación nos causa graves consecuencias en la producción, en el acceso al mercado, al empleo. Los tranques dañan los suministros que requerimos y a nuestras familias, por tanto queremos seguir en el modelo de diálogo y consenso”, aseguró.

Los representantes de los diferentes sectores señalaron que debe esclarecerse los casos de los fallecidos durante las protestas violentas promovidas por sectores de la derecha.

El canciller Dennis Moncada manifestó que el gobierno de Nicaragua estudiará y analizará el informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), invitada a participar en el diálogo nacional por el Gobierno de Nicaragua, a partir de una solicitud de la Conferencia Episcopal, mediadora y testigo del proceso, también como resultado de una convocatoria gubernamental.

“Nosotros vamos a estudiar y analizar el informe por vía de nuestro Gobierno; el informe y las recomendaciones que ha hecho la Comisión. Recordemos que es un informe introductorio, preliminar (…) Estaremos en comunicación con la CIDH”, señaló.

A su vez, el diputado Edwin Castro, reiteró la voluntad del Gobierno para llegar al fondo de la situación que vive Nicaragua desde las últimas semanas. “Estamos trabajando y dispuestos a llegar a la verdad y a la justicia, y a la reparación de los sucesos desde el 18 de abril, así como lo dice la CIDH”, manifestó.

El canciller Denis Moncada agregó que el Gobierno apoya la creación de una Comisión de Seguimiento coordinada por los obispos de la Conferencia Episcopal, una propuesta del representante del sector privado.

“Sería bueno considerar dentro de ello, una medida complementaria que es de necesidad para todo nuestro país y que hemos venido conversando sobre ella desde el viernes. Levantemos los tranques, evitemos la violencia porque todo el informe de la CIDH, cruza los derechos fundamentales, entre los cuales está el derecho a la vida, el derecho a la paz, el derecho a la tranquilidad, el derecho a la libre movilidad, el derecho constitucional de poder hacer la vida cotidiana normal y tener acceso a los servicios, al transporte y a todas las demás actividades”, subrayó.

En este sentido, el Cosep y el resto de los representantes de la derecha rechazaron la moción de finalizar los tranques.

El sindicalista Luis Barbosa, ante la falta de consenso al respecto y el posible voto en contra de la derecha, enfatizó la buena voluntad del gobierno en la negoción y en hacer todo lo posible para resolver los problemas que afectan al pueblo.

Que el pueblo juzgue y se mande a votación para que aquí quede claro quiénes votan por la paz y quiénes votan contra ella, opinó.

El canciller Moncada reiteró los graves daños que provocan en la población los tranques, la cual demanda el cese de los mismos.

Llamó “no tener de rehenes a los ciudadanos. Debemos considerar y tener una actitud más reflexiva”, invitó.

El dolor de Cuba es compartido en el mundo

Publicado en Editorial Granma

La solidaridad con Cuba no tiene fronteras. Líderes y jefes de Estado de todas las latitudes se han solidarizado con el dolor de nuestro pueblo y han enviado mensajes de condolencias, tras el fatal  accidente aéreo ocurrido el viernes pasado, en el cual  perdieron la vida más de cien personas.

Uno de los primeros mandatarios en acompañar a la Mayor de las Antillas en su dolor fue el reelecto presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien pidió fortaleza y paz para los familiares de los fallecidos en este momento tan triste.

El dignatario de Rusia, Vladimir Putin, también transmitió palabras de pésame y apoyo a los familiares y cercanos de los fallecidos, y deseó pronta recuperación a todos los que sobrevivieron la catástrofe, según un comunicado del Kremlin.

Mientras Evo Morales, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, dijo estar profundamente consternado por el accidente y ofreció condolencias «al pueblo cubano, al hermano Miguel Díaz-Canel, y especialmente a las familias de los pasajeros y tripulantes».

Desde China también llegaron muestras de cariño del máximo dirigente de esa nación. El jefe de Estado chino, Xi Jinping, aseguró  que la tragedia lo impactó profundamente y pidió hacer extensivas sus condolencias a los familiares de aquellos que perdieron la vida.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y la vicepresidenta Rosario Murillo también enviaron su mensaje de afecto manifestando su dolor por esta tragedia que enlutece a la Isla.

Con profunda consternación nos unimos al abrazo solidario con ustedes y con todo el pueblo cubano ante la tragedia que enluta a las familias, a los amigos y a toda Cuba, escribieron los dirigentes nicaragüenses en una misiva dirigida al Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, General de Ejército Raúl Castro, y al Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel.

El líder histórico de Namibia, Sam Nujoma, también envió su apoyo en un mensaje dirigido al Presidente Díaz-Canel con saludos al compañero Raúl Castro.

Cientos de mensajes de aliento han llegado a nuestro país, desde que se supo la noticia del siniestro aéreo en La Habana, entre los que se encuentran los de los dirigentes de México, Vietnam, Argelia, República Árabe Saharaui Democrática, Angola, Sudáfrica, el Rey de España.

Por su parte, el secretario general de la ONU, António Guterres, transmitió sus más sentidas condolencias a las familias de las víctimas, al pueblo y al Gobierno de Cuba. Este es un difícil momento de duelo nacional, dijo por medio de un comunicado difundido por la oficina de su portavoz.

El Papa Francisco, por su parte,  envió un telegrama al arzobispo de Santiago de Cuba, Guillermo García Ibáñez, en el que mostró su pesar por la tragedia.

Uno de los jefes de Estado que no ha expresado sus condolencias a Cuba, por el accidente aéreo que dejó más de cien muertos y conmocionó a todo el país, es el presidente Donald Trump.

Países cuyos Jefes de Estado o Gobierno han enviado mensajes de condolencias a Cuba:

EUROPA  
Rusia
España
Alemania
Reino Unido
Finlandia
Portugal
Bulgaria
Confederación Suiza
Eslovenia
Italia
Irlanda
República Checa
Belarús
Serbia
Georgia

AMÉRICA
Venezuela
Bolivia
México
Nicaragua
El Salvador
Guyana
Mancomunidad de Dominica
Colombia
Antigua y Barbudas
Honduras
Panamá
Costa Rrica
Granada
San Vicente y Las Granadinas
Canadá
Argentina
Brasil

ASIA
China
Vietnam
República Popular Democrática de Corea
Lao
Mongolia
Uzbekistán
Azerbaiyán
Kazajstán
Tayikistán
Singapur

ORIENTE MEDIO
Irán
Turquía
Siria
Barein
Catar

ÁFRICA
Angola
Argelia
Sudáfrica
República Árabe Saharaui Democrática
Guinea Ecuatorial
Djibouti
Seychelles
Benin
Guinea Bissau
Cabo Verde
Namibia
Marruecos

OCEANÍA
Nueva Zelanda
Palau

Informe post-electoral. Elecciones en Venezuela 2018

El segundo boletín oficial del Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano anunció que, con 98,78 % de los votos escrutados y un nivel de participación del 46,02 %, el candidato y actual presidente Nicolás Maduro resultó ganador de las elecciones presidenciales (con 6.190.612 votos, seguido de lejos por Henri Falcón con 1.917.036 y Javier Bertucci con 988.761).[1]

Los resultados se emitieron durante la noche del 20 de mayo; sin embargo, horas antes los gobiernos de Argentina, Perú y Estados Unidos declararon no reconocerlos, en consonancia con el discurso que han mantenido desde la instalación del Grupo de Lima, en agosto de 2017. Por su parte, el principal candidato opositor, Henri Falcón, desconoció la contienda electoral minutos antes de que el CNE anunciara el primer boletín.[2]

La deslegitimación como estrategia

La deslegitimación de las elecciones presidenciales venezolanas por parte de la autodenominada “comunidad internacional” (el Grupo de Lima y la Unión Europea, dirigidos por Estados Unidos), ha sido una constante desde que se anunciara su realización. A nivel interno, una oposición con serias dificultades para acordar un proyecto de país que sirva para disputar con el chavismo en el terreno político se jugó las cartas del intervencionismo internacional y del llamado a la abstención por fraude y “falta de condiciones electorales”. Finalmente, las elecciones se dieron entre continuas sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea en el orden económico, ataques mediáticos y diplomáticos para instar al desconocimiento del árbitro electoral venezolano (con especial protagonismo del secretario de la OEA, Luis Almagro) y un llamado permanente a la abstención entre las filas opositoras lideradas por la coalición de partidos que fuera la Mesa de la Unidad Democrática, ahora Frente Amplio Venezuela Libre.

A pesar del llamado a la abstención como estrategia deslegitimadora, más de nueve millones de personas votaron en todo el territorio venezolano. Votaron en el marco de una grave crisis económica, con serias incidencias en la cotidianidad familiar. Por otra parte, las elecciones se efectuaron en un ambiente de paz, circunstancia que se maximiza al recordar los graves episodios de violencia (“guarimbas”) ocurridos justo un año antes.

Una vez dados los resultados, el discurso del ala radical de la oposición, abiertamente antielectoral, instala la idea de ilegitimidad con base en la participación del 46,02 % de la población. Cabe preguntarse que si el sistema electoral venezolano no es fiable, ¿cómo es que son válidos y reconocidos los cómputos acerca del número de participación y abstención? Sin embargo, al momento de comparar los votos que sacó el candidato Nicolás Maduro con su contendiente más cercano, Henri Falcón, la brecha de 37,8 % entre uno y otro sí es explicada por los voceros de la oposición como producto del fraude electoral y de la falta de condiciones. El doble estándar para medir situaciones y postular condenas ha sido una de las formas más reiterativas de atacar el proceso político venezolano en todas sus fases.

Por otra parte, es llamativo que se reproduzca la matriz de la baja participación como argumento para declarar no legítima una elección cuando, primero, no existe ninguna ley que respalde constitucionalmente tal afirmación y, segundo, muchos de los gobiernos voceros del discurso que desconoce las elecciones venezolanas, han sido electos con igual o menor nivel de participación (como son los conocidos casos de Colombia y Chile, ambos con tasas de participación en las últimas contiendas de 40,65 % y 46,7 %, respectivamente). Sin entrar en detalles sobre lo poco directo y participativo que resulta el sistema electoral de Estados Unidos, la elección del actual presidente, Donald Trump, estuvo empañada por reiteradas denuncias de fraude y una abierta brecha numérica de, al menos, tres millones de personas que votaron a la candidata opositora. Sin embargo, estos hechos no le impidieron el triunfo a Trump[3], en una contienda donde participó el 54,4 % del electorado

En los asuntos que atañen a las elecciones venezolanas, es usual que opinen y declaren voceros de muchos países y medios, lo que no ocurre con procesos similares en otras naciones como Hungría o Bulgaria, por citar solo un par. En este sentido, ¿qué ocurriría si el llamado nacional (e internacional) a la abstención fuese una constante en las elecciones de EEUU, Francia, Colombia o Chile? Cabe la duda de si la “comunidad internacional” lo permitiría, como ha ocurrido con Venezuela y, sobre todo, de cuál sería el nivel de incidencia que un pronunciado y permanente llamado a la abstención tendría en la participación electoral, tomando en cuenta que ya, en estos países, roza o está muy por debajo del 50 %.

La oposición en pedazos

Nicolás Maduro ganó con 6.190.612 votos, una suma clave considerando las circunstancias económicas que atraviesa la nación. Henri Falcón alcanzó menos de la tercera parte -una diferencia de 37,8 puntos- lo que muestra la poca capacidad que tuvo el candidato del partido Avanzada Popular para capitalizar el voto opositor. No obstante, tomando en cuenta el boicot que le hicieran sus propios compañeros de tolda e ideología de la MUD llamando a la abstención a toda costa, lo que restó fuerza política a Falcón no fue tanto el poco caudal de votos que sacara, sino el haberse sumado a las voces deslegitimadoras, incluso antes de que se conocieran los resultados oficiales. La perseverante defensa de la vía política que lo caracterizó durante la contienda quedó hecha trizas en minutos por su propia ambición personal.

Un rol de gran interés y atención a futuro lo ocupa el pastor evangélico Javier Bertucci, quien obtuvo el tercer lugar con 988.761 votos y aceptara finalmente el triunfo de Nicolás Maduro[4]. Bertucci fue el outsider de la contienda; en muy poco tiempo remontó un apoyo importante que puede significar una base de arranque para próximos eventos electorales. No es subestimable la fuerza política que han tomado las organizaciones neopentecostales en la región, con triunfos como el del actual presidente de Guatemala, Jimmy Morales, y aproximaciones importantes como la que ocurrió recientemente en Costa Rica con Fabricio Alvarado, quien estuvo muy cerca de alcanzar la presidencia.[5]

Por su parte, el Frente Amplio Venezuela Libre se atiene al discurso de la deslegitimación por abstención. En la última declaración que emitiera, horas antes de que se conocieran los resultados del CNE, el vocero de Primero Justicia, Juan Pablo Guanipa, hizo un llamado a las Fuerzas Armadas a que intervinieran por la poca participación[6]. Brillan por su ausencia en el podio los líderes más representativos de la MUD, Henry Ramos Allup de Acción Democrática y Henrique Capriles Radonsky de Primero Justicia. La fragmentación de la oposición venezolana parece haber alcanzado uno de sus momentos más graves.

Diálogo y recuperación

El discurso post resultados del presidente Nicolás Maduro fue enfático en la necesidad de alcanzar un gran diálogo nacional que ponga a trabajar en conjunto a diversos sectores de la sociedad para salir de la crisis económica y avanzar hacia la recuperación del país. De nuevo, el llamado al diálogo nace del lado del Gobierno, luego de la negativa de acuerdo por parte de la oposición en el último minuto de las mesas de diálogo llevadas a cabo en República Dominicana en 2017.

Maduro se enfrenta a un escenario difícil. La continua alza inflacionaria, la escasez de efectivo y las fallas en los servicios públicos juegan un papel protagónico en el día a día de la ciudadanía. Si bien el voto chavista le otorga un piso inédito en un país asediado económica y comunicacionalmente, el presidente electo debe administrar con precisión la victoria y lograr resistir la escalada de sanciones y bloqueos (justo un día después de las elecciones, Trump emitió otra orden ejecutiva que prohíbe operaciones de deuda entre EEUU y Venezuela)[7] y, a su vez, responder con medidas concretas que signifiquen una muestra de gobernabilidad y avance.

El chavismo ha demostrado ser una fuerza política que resiste al desgaste natural de dos décadas de gobierno y a los continuos ataques. Si la oposición radical sigue sin querer dialogar con el chavismo, en su empeño de negarlo, la fragmentación de la misma podría acentuarse. La vía del intervencionismo extranjero, si bien es un hecho, parece suspenderse en tanto el gobierno de Trump se empantana en el conflicto medioriental. El espectro internacional es mucho más amplio, y los gobiernos de Rusia[8] y China[9] reconocieron y felicitaron las elecciones venezolanas.

Yanquis, a Venezuela se respeta.

Estados Unidos acostumbrados a ordenar y partirle el brazo a aquellos que lo desobedecen, se encontró nuevamente con un hueso duro de roer, el pueblo venezolano con dignidad y valentía. Ante ese obstáculo hacen lo imposible por derrocar al gobierno de Nicolás Maduro.

El chavismo pone en peligro la autoridad yanqui en América Latina, algo que hizo Cuba en 1959. Por ese motivo la invadieron en 1961, el impusieron una guerra económica y financiera desde 1962, la expulsaron de la OEA en 1964 y desde 1960 ejecutan actos terroristas.

Recetas aplicadas contra Cuba vuelven a repetirse en Venezuela, solo falta la invasión y también está entre sus planes, porque los tozudos imperialistas no entienden que la dignidad y la soberanía de un pueblo no se compran.

La embajada yanqui en Caracas es un centro de actividades subversivas con el propósito de revertir el proceso revolucionario venezolano. Desde allí se planificó y organizó el golpe de estado contra Hugo Chávez y su secuestro.

Por eso el 22 de mayo 2018 el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, declaró persona non grata a dos “diplomáticos” de la embajada de Estados Unidos, el Encargado de Negocios, Todd Robinson y el Ministro Consejero Brian Naranjos, quienes actúan como oficiales CIA por las acciones que desarrollan, al orientar y financiar a la oposición.

Venezuela lo hace con total apego al respeto de las leyes internacionales, que trasgreden ambos diplomáticos.

¿Por qué razones hay que permitirle a la embajada yanqui que ejecute planes subversivos diseñados por la CIA, tras la pantalla de la NED?

Basta mencionar algunos aspectos de ese plan y su financiamiento para conocer la verdad. Entre los temas de ese plan y su financiamiento están:

1.   Avanzar en la investigación sobre el estado de la democracia. Proporcionar recomendaciones estratégicas para defender el espacio democrático en Venezuela. Ideas y valores democráticos. 46,748 usd.

2.   Desarrollar capacidades estratégicas para los actores democráticos locales. Fortalecer las instituciones políticas. 200,000 usd.

3. Comunicaciones Estratégicas Cohesivas. Fortalecer las de instituciones políticas. Proporcionar asistencia técnica para crear un plan de comunicaciones coordinado a nivel nacional y elaborar mensajes utilizando medios no tradicionales. 115,000 usd.

4.Comunicaciones Estratégicas Cohesivas. Ofrecer asistencia técnica para crear plan coordinado de comunicaciones a nivel nacional e internacional. Por los medios no tradicionales, los venezolanos y miembros de la comunidad internacional, recibirán mensajes cohesivos y coordinados que informarán sobre la situación en Venezuela. 300,000 usd.

5.Defender a las víctimas de los derechos humanos ante tribunales nacionales e internacionales, y aumentar la visibilidad internacional sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. 42,000 usd.

6.Desarrollar herramientas para una comunicación ágil. Aumentar la comprensión de las necesidades y prioridades de los ciudadanos a través de herramientas de comunicación ágiles e interactivas. Realizar encuestas a la población para comprender mejor las prioridades de los ciudadanos. 50,000 usd.

7.Empoderar a los ciudadanos a través del diálogo sobre políticas locales y nacionales. Facultar a la sociedad civil y a la comunidad empresarial de las regiones de Venezuela, para desarrollar propuestas de políticas que contribuyan al desarrollo local y nacional. Fortalecer capacidades de las autoridades locales, candidatos, líderes del sector privado, representantes de la sociedad civil y los jóvenes. 188,196 usd.

8.Facilitar ayuda humanitaria. Establecer una red que monitoree y coordine los esfuerzos de ayuda a poblaciones vulnerables. Informar a las audiencias nacionales e internacionales sobre la situación crítica y litigar casos ante los organismos nacionales e internacionales de derechos humanos. 43,290 usd.

9.Formulación de un paquete integral de reforma de políticas públicas. 177,200 usd.

10.Fomentar la planificación de escenarios y el análisis estratégico. Fortalecer capacidad de comunicación estratégica y construcción de consenso en Venezuela. Producir productos de comunicación que promuevan el consenso sobre los valores democráticos. 36,700 usd.

11.    Fomentar la pequeña empresa en defensa de la democracia y mercados libres. Desarrollar la economía de mercado. 151,956 usd. 

  1. Generar consenso para un plan de emergencia. Fortalecer capacidad técnica de los venezolanos para responder de manera eficiente a la crisis socio-económica que se desarrolla en las comunidades privadas de derechos. 18,820 usd.
  1. Mejorar la Gobernabilidad Democrática en Venezuela. Organizar foros para promover la participación ciudadana. Ejecutar análisis independientes de los acontecimientos socioeconómicos y políticos actuales. 33,900 usd.
  1. Fomentar la pequeña empresa empresarial en defensa de la democracia y mercados libres. Desarrollar la economía de mercado. Mejorar el rol democrático del sector privado como motor de la economía venezolana. Fortalecer la imagen del sector privado. 151,956 usd.

15.    Mejorar la Gobernabilidad Democrática Local. Preparar a los líderes locales para superar los problemas de su comunidad. 40,000 usd.

  1. Empoderar el liderazgo y participación socio-política de los ciudadanos. 42,000 usd.

 17.    Monitorear las condiciones de derechos. Informar sobre las condiciones de los derechos humanos entre las poblaciones marginadas, para generar conciencia sobre la situación de los derechos humanos en el país. 37,000 usd.

18.    Monitoreo de la situación de los derechos humanos. Promover los derechos humanos y crear conciencia sobre la situación en Venezuela. Organizar entrenamientos sobre valores democráticos y derechos humanos. Diseminar informes en Venezuela y en el exterior. 45,000 usd.

  1. Promover el acceso a la justicia y los servicios públicos. Sensibilizar sobre las violaciones a los derechos humanos básicos en las comunidades marginadas. 38,000 usd.
  1. Promover cheques y saldos para mejorar los controles y equilibrios democráticos. Brindar asistencia técnica, diálogo con expertos y ciudadanos, e informar a los responsables de la formulación de políticas. 50,000 usd.

21.    Promover el periodismo ciudadano y capacitar sobre el uso plataformas de medios alternativos para proteger la libertad de expresión y promover la libertad de información, sobre problemas sociales críticos que afectan a los ciudadanos. 61,800 usd.

  1. Promover la participación ciudadana y la libertad de expresión. Campañas de promoción del arte y el activismo en línea para promover los derechos humanos y los valores democráticos en Venezuela. 34,983 usd.
  1. Promover la gobernabilidad democrática. Fortalecer la relación entre los ciudadanos y los funcionarios electos; promover la participación ciudadana en el proceso político. 60,000 usd.
  1. Promover valores democráticos entre poblaciones vulnerables. Enseñar el valor del liderazgo y el servicio público, para asumir un mayor papel de liderazgo en sus respectivas comunidades y organizaciones. 59,240 usd.
  1. Promover la libertad de asociación y valores democráticos. Entrenar líderes de la sociedad civil en la construcción de consenso, la democracia y la participación ciudadana. 40,000 usd.

26.    Promover la libertad de expresión y el acceso a la información. Crear conciencia sobre las violaciones a la libertad de expresión en Venezuela. Presentar al público informes especiales sobre el estado de la libertad de expresión, la censura y los ataques contra los medios independientes. 50,867 usd.

  1. Promover los Derechos Humanos. Fortalecer capacidades de organizaciones de derechos humanos, para exigir el cumplimiento de los estándares internacionales de derechos humanos.65,000 usd.
  1. Promover los Derechos Humanos. Aumentar comprensión del deterioro de la situación política y socioeconómica en Venezuela; involucrar líderes cívicos. 40,000 usd.
  1. Promover los Derechos Humanos sobre la libertad de información. Fortalecer habilidades técnicas entre los activistas de la sociedad civil, incluir capacitación para la sociedad civil y crear productos que documenten las violaciones de los derechos humanos. 30,000 usd.
  1. Promover Derechos Humanos a través de herramientas creativas. Estimular cultura de participación ciudadana y respeto a los derechos humanos en Venezuela. Impartir capacitación en los sectores tradicionalmente marginados. Los líderes de base la recibirán sobre cómo utilizar los medios digitales y las herramientas de narración de historias. 35,000 usd.

31.    Promover el periodismo independiente. Involucrar periodistas y medios de comunicación en la defensa de la libertad de expresión y la democracia. Capacitar sobre herramientas de periodismo de investigación y el uso de las redes sociales en la difusión de noticias. 55,000 usd.

  1. Promover el liderazgo y los valores democráticos. Estimular la participación política y mejorar el liderazgo democrático. Combinar la programación tradicional de educación cívica con eventos culturales para atraer una base más amplia de ciudadanos marginados. Diseminar ideas y valores democráticos en las comunidades. 25,000 usd.
  1. Promover liderazgo y valores democráticos, mediante la educación cívica. Mejorar las habilidades de liderazgo de los ciudadanos. Fortalecer los valores democráticos y mejorar habilidades de liderazgo entre los jóvenes. Impartir capacitación centrada en las instituciones democráticas y la participación ciudadana. 10,000 usd.
  1. Promover el diálogo político sobre ideas y valores democráticos. Debatir sobre principales desafíos democráticos en Venezuela, mediante mesas redondas y reuniones con líderes e intelectuales, para abordar los problemas más importantes de Venezuela. 24,910 usd.
  1. Promover el compromiso político. Alentar a los ciudadanos a participar en procesos de gobernanza locales, regionales y nacionales. Trabajar fuera de Caracas para que se monitoreen las tendencias políticas y abogar por políticas que respondan a las necesidades de los ciudadanos. 25,000 usd.
  1. Promover el Estado de Derecho. Estimular reformas que restablezcan el estado de derecho en Venezuela y fortalecer la capacidad técnica de los abogados de derechos humanos venezolanos. Promover debates que restablezcan la independencia judicial y el estado de derecho. Fortalecer la capacidad de los abogados venezolanos para litigar casos a nivel internacional. 57,984 usd.
  1. Promover principios de justicia transicional. Facilitar la coordinación entre las organizaciones de derechos humanos para crear un registro de víctimas. Incluir eventos públicos sobre justicia transicional y mecanismos disponibles para ofrecer reparación y reparación a las víctimas de los derechos humanos. Crear base de datos de casos de derechos humanos. 36,400 usd.
  2. Proteger a los defensores de los derechos humanos. Fortalecer una red nacional de derechos humanos. Incluir la provisión de habilidades técnicas y de defensa, y la asistencia a activistas de derechos humanos. 65,000 usd.
  3. Proteger los Derechos Humanos de poblaciones vulnerables.  Monitorear e informar sobre condiciones de derechos humanos entre las poblaciones marginadas. Incluir recopilación de información, entrevistas, análisis de información y el desarrollo de materiales para crear conciencia sobre la situación de los derechos humanos en el país. 30,000 usd.
  4. Sensibilización sobre los derechos humanos. Promover los derechos humanos y civiles en Venezuela; mejorar capacidad de promoción de los grupos de la sociedad civil a nivel local. Trabajar con la sociedad civil para crear conciencia sobre violaciones de los derechos humanos y conflictos sociales en sus comunidades. 35,000 usd.Reformar el poder judicial y promover la justicia transicional. Diseñar plan de reforma para abordar los desafíos institucionales y de procedimiento que enfrenta el sistema judicial de Venezuela. Restablecer el estado de derecho, la separación de poderes y la independencia de los jueces. Proporcionar perspectiva comparativa de los casos de violaciones de los derechos humanos en Venezuela. 35,000 usd.
  1. Promover la libertad de asociación en Venezuela. Ejecutar encuestas de violaciones de los derechos laborales, análisis de tendencias y el desarrollo de información para audiencias nacionales e internacionales. 25,000 usd.
  2. Fortalecer a los defensores de los derechos humanos. Documentar y denunciar violaciones de derechos humanos. Entrenar a líderes cívicos acerca de las normas de derechos humanos para incrementar su interacción con organizaciones afines. 40,000 usd.

El pueblo venezolano es víctima de estos planes imperialistas y tiene derecho de denunciarlos y cortarlos, pues como dijo José Martí:

“Sin plan de resistencia no se puede vencer un plan de ataque”.

A %d blogueros les gusta esto: