La dolorosa edad de la violencia

Aunque los niños africanos estén en la mira de la ONU, no son los únicos que padecen maltrato. Foto: Unicef.

Mientras se hacen llamados desde la ONU para acabar con el maltrato infantil en su máxima expresión: el reclutamiento de niños como soldados, otros tantos son silenciados con pistolas, golpes, violaciones, trabajo forzado o con amenazas invisibles e inaudibles. Aunque los llamados más efusivos y urgentes se hacen a oídos de África, no puede decirse que es una realidad exclusiva del continente pintado de negro. Decir lo contrario sería mentir de la manera más burda.

En latitudes donde se alza en pleno goce alguna bandera multicolor, también se hace trizas de los derechos de los infantes.

Esta semana, Virginia Gamba, la representante especial del secretario general de la ONU para Asuntos de los niños y los conflictos armados, pidió a la comunidad internacional más apoyo para acabar con el reclutamiento de menores de edad en las guerras.

Durante el último año, más de 5 000 niños pudieron ser liberados en conflictos armados. Victoria parcial, en tanto queden decenas de miles aún utilizados en los enfrentamientos, a veces como arma suicida.

De manera que, destacó Gamba, esos niños, una vez liberados, deben enfrentarse a una batalla mayor: el complejo y dilatado proceso de reinserción en lo profundo de sus comunidades. Es este un paso decisivo para su bienestar, que contribuye a poner fin a los ciclos de violencia, valoró la especialista.

Noticias alentadoras llegan a pesar del turbulento oleaje. A principios de este febrero la misión de la ONU en Sudán del Sur, país más joven del mundo, acogió con beneplácito la liberación de cientos de niños soldados, quienes habían sido reclutados y obligados a pertenecer a grupos armados del oeste.

Dentro del primer grupo de niños liberados (un total de 311) en una localidad llamada Yambio, se hallaban 87 niñas, por lo que el conflicto pasa igualmente por la violencia de género.

Se trata por otra parte de la primera vez que se liberan tantas mujeres
jóvenes de forma masiva y pacífica en Sudán del Sur, dijo David Shearer, jefe de la Misión de las Naciones Unidas en Sudán del Sur, Unmiss por sus siglas en inglés.

Agregó que, para ser liberados en etapas, 700 niños ya han sido registrados, de ellos 137 pertenecen al Ejército de Liberación del Pueblo Sudanés en Oposición y la mayoría, 563, al Movimiento de Liberación Nacional de Sudán del Sur.

En ese país específico, las estrategias tienen que ser más abarcadoras, debido a la traza dejada por el conflicto iniciado desde el 2013, a cuya cuenta se suma que un mínimo de 100 000 niños han padecido indirectamente los efectos del reclutamiento, explotación y abuso, entre otras violaciones extremas.

Asimismo, supera los dos millones la cifra de niños expuestos y obligados al abandono de sus hogares. Ellos han tenido que pasar por la terrible situación de desplazamientos, tanto a lo interno de su país como en refugios internacionales.
De acuerdo con un informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), develado en el 2017, desde que iniciara el mencionado conflicto, han sido reclutados 19 000 niños por parte de grupos armados sursudaneses.

En tanto, advirtió Unicef que una generación completa de niños permanece en riesgo de morir o, en el mejor de los casos, de ser lesionada y condenada a padecer hambre y enfermedades. Ello proviene del previo riesgo de quedar reclutado, desplazado, con consecuencias como no recibir educación.

Si hacemos un paréntesis para pensar la situación de las niñas, percibimos que, en especial quienes sufrieron violencia de género y explotación sexual, y han dejado de creer, de soñar, (…) requieren de un apoyo extra, un necesario plus para recuperar una de las cosas más importantes en la vida: la esperanza.

Por eso, debe mostrárseles que hay esperanza fuera de los conflictos, que pueden vivir en paz y seguridad, y alcanzar sus sueños. Pero en primer término, deben recuperar su capacidad de soñar.

***
En cifras generales, el reclutamiento de menores de edad se reportó en 20 de las situaciones conflictivas cubiertas por Naciones Unidas en todo el planeta y, en 61 de las 63 partes implicadas en enfrentamientos armados en el mundo entero, se registró esa violación, a pesar de la adopción de un protocolo, 18 años atrás, sobre la participación de los niños en los conflictos armados. Este establece la edad mínima para el reclutamiento en las fuerzas armadas a los 18 años y ha sido ratificado por 167 Estados.

Esa no es, sin embargo, la única forma de violencia infantil que afecta al mundo. Las hay silenciosas y solapadas. Las  padecen a diario comunidades como los afrodescendientes de América, los indígenas, los discapacitados.

Ejemplos no faltan.

En América Latina, hay países que aun cuando han abrazado las ideas que pondera la Convención de los Derechos del Niño, carecen de ley de derechos de la infancia.

Chile, uno de ellos, el año pasado aprobó un proyecto para crear su Sistema de Garantías de Derechos de la Niñez, pero aún permanece en proceso dentro del Senado de esa nación latinoamericana.

Ante estos vacíos legales, Unicef exhorta a los países a actuar con celeridad para cumplir con la obligación de adecuar las legislaciones internas que asumen los Estados al ratificar la Convención Internacional. Solo así podrán respetarse los derechos de infantes en circunstancias de violencia o discriminación de distintos tipos, a la cual son más vulnerables comunidades afrodescendientes, indígenas y de niños con discapacidades.

Tras una intensa evaluación de la infancia en Panamá desde enero, otro de los países de Latinoamérica carentes de una ley que proteja a los niños, un especialista de Naciones Unidas (ONU), dictaminó que la violencia contra estos está arraigada en la sociedad panameña.

En Europa y Estados Unidos abundan los niños mendigos y tampoco es difícil encontrar menores –inmigrantes o no– trabajando, de seguro arrastrados por el marasmo de la pobreza.

El presente obliga a que la responsabilidad de poner a los infantes al derecho la asuma el orbe en su totalidad.

IMPACTO EN CINCO MOMENTOS

Foto: Internet

1- Los niños han sido blancos de guerra y han estado expuestos a ataques y a una violencia brutal en sus hogares, escuelas y zonas de juego.

2- En los conflictos de todo el mundo, los niños han sido utilizados como escudos humanos, asesinados, mutilados y reclutados para participar en los combates. La violación, el matrimonio forzado, el secuestro y la esclavitud se han convertido en tácticas habituales.

3- En algunos contextos, los niños secuestrados por grupos extremistas vuelven a ser víctimas de abusos después de su liberación, cuando son detenidos por las fuerzas de seguridad.

4- Millones de niños están pagando un precio indirecto por estos conflictos, ya que sufren desnutrición, enfermedades y traumas debido a que se les priva de los servicios básicos –incluido el acceso a alimentos, agua, saneamiento y salud– o a que estos servicios sufren daños o quedan destruidos durante los combates.

5- Reinsertarse en sus comunidades es probablemente lo más difícil y traumático.

¿Por qué importan las elecciones de medio término en Estados Unidos?

El Congreso de Estados Unidos está compuesto por dos cámaras: la de Representantes y el Senado.
El Congreso de Estados Unidos está compuesto por dos cámaras: la de Representantes y el Senado. Foto: AP

Mucho estará en juego el 6 de noviembre, cuando se realicen las elecciones de medio término en Estados Unidos. El resultado, que algunos interpretarán como una especie de «referéndum» sobre la presidencia de Donald Trump y los republicanos, servirá para moldear el futuro panorama político del país.

Cada dos años, Estados Unidos escoge a la totalidad de la Cámara de Representantes y a un tercio del Senado. Y aunque generalmente se presta más atención a las elecciones presidenciales, lo que sucede en el Congreso es trascendental, en un país donde las decisiones tanto de política interna como exterior no solamente dependen de quién ocupe el Despacho Oval, sino de las interacciones entre las distintas fuerzas políticas y las instituciones del Gobierno.

¿Qué está en juego esta vez? Actualmente, el Partido Republicano (GOP) tiene 51 puestos en el Senado, los demócratas 47, y los otros dos están en manos de independientes que usualmente se unen a los demócratas. No obstante, aunque la diferencia no es tan notable, de los puestos en disputa para el próximo 6 de noviembre, los demócratas estarán defendiendo 23, además de los dos independientes.

Los republicanos también controlan la Cámara de Representantes, donde cuentan con 238 asientos. Quizá en este caso, teniendo en cuenta que los 435 estarán en disputa, el Partido Demócrata podría centrar sus esperanzas de alcanzar ventaja. De acuerdo con el American Presidency Project –que se dedica a compilar datos sobre la presidencia y las elecciones–, desde 1934, el partido de un nuevo presidente electo ha sufrido una pérdida promedio de 23 escaños en la Cámara en las siguientes elecciones de mitad de periodo. En el 2010, durante el mandato de Barack Obama, los demócratas perdieron 63 asientos.

¿Qué importancia particular tienen estos comicios? Dependiendo de cuán bien parados salgan los demócratas, el partido podría limitar la agenda legislativa republicana en el Congreso, obtener nuevas plataformas para investigar a la administración Trump, o aumentar su capacidad para bloquear a los nominados por el presidente para puestos gubernamentales, algo que depende del Senado. Por otro lado, si los demócratas no consiguen obtener la mayoría en ninguna de las cámaras, los más conservadores dentro del GOP estarían en capacidad de revitalizar su agenda para los próximos años.

En la práctica, si los republicanos pierden el control de la Cámara de Representantes o del Senado, disminuirá su capacidad para enviar nuevos proyectos de ley al escritorio del presidente Donald Trump. Si se mantienen con el control podrían, por ejemplo, hacer nuevos intentos para derogar la ley sanitaria conocida como Obamacare, recortar programas de asistencia social como Medicare, y reducir todavía más los impuestos a los ricos.

Mientras tanto, ganar el control de la Cámara o el Senado no solo daría a los demócratas la posibilidad de bloquear nuevas legislaciones, sino además poder de citación, lo cual les permitiría investigar a la administración Trump mucho más activamente. Sucede que los comités dentro del Congreso, que están presididos por el partido mayoritario, pueden enviar citaciones de documentos y pueden obligar a testificar a los involucrados.

Es conocido que actualmente hay investigaciones en curso sobre las presuntas conexiones de la campaña Trump con Rusia, tanto del asesor especial Robert Mueller como de varios comités del Congreso, y si los comités fueran dirigidos por demócratas, quizá serían más activos en sus indagaciones sobre el tema.

La batalla por el control del Senado tendrá otra consecuencia importante: si los demócratas vuelven a tomar esa cámara, obtendrían el poder de veto sobre los nominados de Trump a puestos dentro del gobierno, tanto en los departamentos como en la rama judicial.

No obstante, el hecho de que los demócratas ganaran una o ambas cámaras no abriría un camino fácil para ellos. El escenario más probable en ese caso sería el de estancamiento legislativo, pues no podrían promulgar sus prioridades mientras Trump permanezca en el cargo y pueda ejercer su veto, teniendo en cuenta que la conversión definitiva de un proyecto en la ley federal depende de la firma del presidente.

Los resultados de noviembre no solo repercutirán en las decisiones en cuanto a políticas públicas en Estados Unidos, sino en la proyección externa de ese país. Independientemente del resultado electoral, cambiarán los presidentes de los Comités de Relaciones Exteriores tanto de la Cámara como del Senado.

Suponiendo, por ejemplo, que los republicanos mantengan su mayoría en el Senado, la práctica de larga data de seleccionar presidentes con base en la antigüedad indica que James Risch reemplazará a Bob Corker cuando este se retire en el 2019. Sin embargo, los analistas del tema sugieren que Risch no ha sido un miembro activo del Comité de Relaciones Exteriores, pues está más interesado en presidir el de Inteligencia. En ese caso, el siguiente en la línea sería el senador Marco Rubio, conocido por su agresividad contra países de América Latina y Oriente Medio.

Si la victoria en el Senado fuera de los demócratas, el escenario no se perfila mucho más halagüeño. Uno de los nombres que se maneja para presidir el Comité de Asuntos Exteriores es el de Bob Menéndez, si lograra salir ileso de los cargos que enfrenta por corrupción, y de la investigación del Comité de Ética. Él, además de compartir con Rubio su hostilidad hacia países como Cuba, Venezuela e Irán, es un firme aliado de Israel.

Pero todo esto son especulaciones y posibles escenarios, porque si de algo sirvió la victoria de Donald Trump fue para confirmar que los pronósticos pueden ser engañosos. Queda por ver entonces si las elecciones de medio término serán la «ola» demócrata que algunos vaticinan, y los estadounidenses, que normalmente no tienen altos índices de participación en ellas, darán una especie de «voto de castigo» a los republicanos.

De cualquier forma, independientemente del resultado, habrá cambios en el Congreso, en el liderazgo de los comités, y en la relación con el Ejecutivo. Es una batalla electoral que ya ha comenzado, y que ocupará muchos titulares de aquí a noviembre.

* La autora es profesora e investigadora del Centro de Estudios Hemisféricos y sobre Estados Unidos (CEHSEU) de la Universidad de La Habana

La Patria lo contempla orgullosa

Pedro Figueredo, Perucho, autor de las notas de La Bayamesa, devenida nuestro Himno Nacional. Foto:Archivo

El 18 de febrero de 1818 nace, en la ciudad heroica de Bayamo, uno de los patriotas más destacados de nuestra historia, Pedro Felipe Figueredo Cisneros, Perucho. Las notas de su Bayamesa, devenida nuestro Himno Nacional, hacen vibrar, 150 años después de la gesta que dio inicio a la Revolución, las fibras más sensibles del alma cubana.

Un año mayor que Carlos Manuel de Céspedes, fue su amigo en la niñez y la primera juventud. Los unió el amor por la patria chica, los singulares paisajes de la región del Cauto, las tradiciones y las leyendas bayamesas. Con estas bases partió Figueredo para La Habana en 1834 para continuar sus estudios.

No fue casual que escogiera el Colegio de San Fernando, más conocido como de Carraguao, que estaba bajo la dirección de José de la Luz y Caballero. Fue tal la impronta del maestro en la formación de la ciencia y conciencia cubanas que, cuando en 1871, en acto represivo contra la universidad, se le suprimió el derecho a dar el título de doctor se argumentó que las enseñanzas de Luz y Caballero eran «anti-católicas y anti-nacionales» y que en sus doctrinas los jóvenes han «aprendido las que le lanzaron al campo insurreccional». Cuatro años después se gradúa en la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana de bachiller en Filosofía.

Un periodo especial en la formación de Figueredo lo es su estancia en la capital de Cataluña, Barcelona. En la universidad catalana se gradúa, en 1842, de Derecho coincidiendo con Carlos Manuel de Céspedes.

De regreso a su natal Bayamo, ejerció la abogacía y, en 1848, fue nombrado alcalde ordinario segundo de la ciudad. Sin embargo, lo más importante eran sus actividades en los círculos juveniles bayameses. En 1851, funda, junto con Carlos Manuel de Céspedes, la Sociedad Filarmónica de Bayamo, que se convertiría en el núcleo cultural en el que la poesía y la música expresaban el sentimiento patriótico aún indefinido. El sentimiento separatista de estos jóvenes lo muestran sus actitudes y sus poemas durante los años iniciales de la década de los años 50. Figueredo, como Céspedes, despierta la suspicacia de las autoridades españolas. Para evitar ser deportado se traslada a La Habana en 1854.

En estos años habaneros, Figueredo representaba como abogado los intereses de las familias bayamesas en la capital, se reunirá con jóvenes de ideas afines y desplegará una intensa actividad cultural que permite conocer su inclinación patriótica.

En 1858 retornó a Bayamo. En los años subsiguientes continúa sus actividades políticas y culturales, administraba su ingenio Las Mangas y su vivienda se convierte en punto de reunión de los inquietos «desafectos» al régimen colonial.

Su hija Canducha rememora: «Estando siempre en oposición constante con el gobierno, (…) en el año 1867 fue preso por desacato a la autoridad de un señor Alcalde Mayor; mas por tener el cargo honorífico de Subdelegado de Marina, no pudo ser, conforme a fuero, encarcelado en prisión civil, imponiéndosele su propia casa por prisión. De esto resultó que sus innumerables amigos se reunieran en su casa para trabajar y coordinar la conspiración».

Uno de los conspiradores, Manuel Anastasio Aguilera, precisa: «En el año 1867 surgieron en Bayamo dos proyectos: el restablecimiento de la antigua Logia de esta ciudad (…) bajo diferente rito; y el de iniciar la revolución para conquistar la libertad e independencia de Cuba. Ambos proyectos tuvieron efecto en el propio año (…) El acto de fundación de la logia Estrella Tropical tuvo lugar en la casa del eminente patriota Pedro Figueredo Cisneros (…) Ese mismo año de 1867 ocurrieron (sic.) a esta logia para afiliarse muchos de los prominentes cubanos…». Un mes después, y en la propia casa de Figueredo, se constituía el Comité Revolucionario de Bayamo que tenía la misma dirección que la logia: Francisco Vicente Aguilera, Pedro Figueredo y Francisco Maceo Osorio.

Iniciado el movimiento independentista, se hizo necesario su himno de combate. Figueredo, que es músico, escribe la letra y la música de una marcha de combate al estilo de La Marsellesa por lo que la titula La Bayamesa. El director de la orquesta de la Parroquial Mayor, Manuel Muñoz Cedeño, a pedidos de Figueredo, hace la orquestación y en junio de 1868 se interpreta, por primera vez, en público. A partir de entonces, sus notas contagiosas eran tarareadas por la población de Bayamo.

En octubre de 1868 la situación era explosiva. Antes de que el movimiento fracasara, Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo produce el grito iniciador de Libertad o Muerte, el día 10 de ese mes. Conocedor Figueredo del levantamiento, decidió secundarlo en su ingenio Las Mangas, distante una legua de Bayamo. En 15 de octubre de 1868 sostuvo una entrevista con Carlos Manuel de Céspedes y el general dominicano Luis Marcano en Barranca, para coordinar los detalles de la Toma de Bayamo. Figueredo conformó su «pequeño ejército» al que se llamó la Rusia, posteriormente División Bayamesa. Uno de los miembros del mismo expresó: «Para que nuestro triunfo fuera completo no nos hace falta más que una valiente cubana que fuera nuestra abanderada». Y relata Canducha, la hija de 16 años de Perucho: «Papá enseguida se puso de pie y exclamó: Mi hija Candelaria se atreve. Aún no había concluido de decirlo cuando con delirante entusiasmo fui proclamada abanderada de la División Bayamesa (…) enseguida papá llamó a mamá (que aunque participaba de la alegría general, temblaba, al pensar en el peligro que iba a correr) y le dijo: Vamos, Isabel, es necesario hacer un traje a nuestra abanderada. Eulalia, mi hermana mayor, fue la encargada de hacerlo. Se componía mi traje de un vestido de amazona blanco, un gorro frigio punzó, una banda tricolor y mi bandera. Yo estaba radiante de orgullo».

«Cuando llegamos a Bayamo ya se había aumentado el contingente notablemente, pues doquiera que pasábamos se nos iban agregando todos los hombres y niños que encontrábamos al paso. Cuando llegamos al río Bayamo, que está a la falda de la ciudad, Bayamo entera nos esperaba, y apenas nos divisaron, fuimos saludados con vivas entusiastas y atronadores.

Entonces papá me dijo: Flota la bandera, y así lo hice dando un entusiasta grito de ¡viva Cuba libre!, respondiendo el pueblo entero con ensordecedores gritos y vivas a la bandera y a su abanderada. Al fin llegamos a la ciudad (…); papá me dirigió también a la plaza, y fue entonces cuando, con loco entusiasmo, cruzando la pierna sobre la silla de su caballo, escribió su Bayamés inmortal».

La tropa de Figueredo es una de las que participa en los combates por la toma de Bayamo. Creado el gobierno revolucionario, Céspedes nombra a Figueredo Jefe del Estado Mayor del Ejército con grado de Mayor General. De inmediato se inicia la publicación del Cubano Libre en el que, en su número del 27 de octubre de 1868, Figueredo inserta las dos primeras estrofas del que vendría a ser nuestro Himno Nacional con el nombre de La Bayamesa. Himno Patriótico.

Permaneció en la memoria independentista. Así llega a José Martí que la retoma como el himno de combate para la Guerra Necesaria y continuadora que estalla en 1895.

Concentrada la ofensiva colonialista sobre Bayamo, los patriotas se ven obligados a replegarse. El 6 de enero de 1869 comienza a ser abandonada la ciudad. Se ha decidido quemar la ciudad antes que entregarla al enemigo.
En busca de la unidad necesaria se efectuó la Asamblea Constituyente de Guáimaro. El 11 de abril de 1869, el Mayor General Pedro Figueredo es nombrado Subsecretario de la Guerra del primer gobierno de la República. Diferencias internas lo llevaron a presentar su renuncia el 18 de diciembre de ese año. Céspedes no la aceptó pero, de hecho, Figueredo dejó de ejercer el cargo. Junto a su familia y a un escaso número de hombres, se mantuvo internado en los montes orientales. Los colonialistas cercaban la zona y destruían todas las fuentes de abastecimientos. El hambre y otras escaseces se ensañaron con la familia Figueredo. En el verano de 1870 enfermó de fiebre tifoidea. Débil y sin apenas poder sostenerse, el 12 de agosto, es sorprendido y capturado por tropas españolas, como consecuencia de una traición, en la finca Santa Rosa de Cabaniguao, Las Tunas.

Trasladado a Santiago de Cuba, cuatro días después de su captura es fusilado en el matadero de la ciudad. Se sabe que, como apenas podía caminar, pidió un caballo. Con la intención de degradarlo, se le trajo un asno. Se afirma que Figueredo expresó que no era el primer Salvador a quien llevan a morir en un burro. La referencia era a Jesucristo. De igual forma se afirma que antes de caer por la descarga de los fusileros, exclamó: «Morir por la patria es vivir».

El autor de este texto es Presidente de la Academia de la Historia de Cuba

¿Por qué ocurren tantos tiroteos en las escuelas de Estados Unidos?

Los cerca de 3 000 estudiantes de la escuela tuvieron que ser evacuados
Los cerca de 3 000 estudiantes de la escuela tuvieron que ser evacuados. Foto: AP

A pesar de la elevada frecuencia de tiroteos masivos en lugares públicos de los Estados Unidos, ataques como el del jueves en una escuela secundaria de la Florida, que causó la muerte de 17 personas y heridas a otras 20, siguen causando estupor ante el nivel de violencia registrado y el fácil acceso a las armas de los perpetradores.

Varios medios de prensa y personalidades norteamericanas amanecieron con la pregunta de por qué ocurren tantos episodios de este tipo en su país, cuyos índices no tienen comparación con el resto de las naciones desarrolladas.

«Pensamos en Estados Unidos como un país excepcional. Lo somos, somos la excepción a la regla de que los tiroteos masivos no ocurren en escuelas, iglesia, conciertos y otros lugares públicos con una alarmante regularidad», escribió en su cuenta de Twitter la congresista Elizabeth Esty.

De acuerdo con la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito, Estados Unidos registra una tasa de homicidios de 4,88 muertos por cada 100 000 ciudadanos, muchísimo más alta que la de naciones ricas como Austria (0,51) o los Países Bajos (0,61), pero también superior a otras más pobres como Albania (2,28), Bangladesh (2,51) y Chile (3,59).

A lo anterior se suma el fenómeno de los ataques masivos, que ocurren en Estados Unidos a un ritmo sin referentes a nivel internacional en zonas que no enfrentan conflictos bélicos.

¿QUÉ NOS DICE EL ÚLTIMO TIROTEO EN LA FLORIDA?

Los lamentables acontecimientos de este jueves en la escuela secundaria Stoneman Douglas de la ciudad de Parkland, Florida, muestran la tendencia de estas manifestaciones de violencia en la sociedad estadounidense.

A diferencia de lo que se podría pensar, los tiroteos masivos no ocurren siempre en zonas violentas, sino que golpean a comunidades apacibles como Parkland, clasificada por la encuesta anual de Safest Cities como la 15 más segura del país.

Los cerca de 3 000 estudiantes de la escuela tuvieron que ser evacuados. Foto: AP

Otra de las coincidencias es el perfil psicológico del atacante. Al igual que Adam Lanza, quien causó la muerte de 26 personas en diciembre del 2012 en la escuela primaria Sandy Hook, el autor de la masacre del miércoles era un joven trastornado con problemas siquiátricos y un historial de violencia.

Desde los años 70 del siglo pasado, Estados Unidos fue cerrando la mayoría de sus hospitales psiquiátricos, traspasando el problema a las cárceles. Asimismo, cientos de miles de personas sufren trastornos mentales sin la necesaria atención especializada, que no es cubierta en la mayoría de los casos por la seguridad social.

Nikolas Cruz, quien es el principal sospechoso del tiroteo en la Floria, tiene 19 y es un exalumno de Stoneman Douglas que fue expulsado por «razones disciplinarias». Recientemente sus padres adoptivos habían fallecido y se encontraba en un período de inestabilidad emocional, de acuerdo con las investigaciones preliminares.

Sus conocidos lo califican como un «un chico problemático», «solitario» y «un loco por las armas».

Según declaraciones de los profesores de la escuela, se había dado la indicación de observar sus movimientos y no permitir su ingreso al centro con una mochila.

Los cerca de 3 000 estudiantes de la escuela tuvieron que ser evacuados. Foto: AP

En las cuentas de las redes sociales de Cruz, eliminadas tras el atentado, se podían observar fotos suyas portando armas blancas, escopetas y pistolas. Jillian Davis, estudiante que fue compañera de Cruz, dijo que él hablaba muchísimo sobre pistolas y cuchillos, pero que nadie se lo tomaba en serio.

Hasta el momento, la teoría que se maneja es que el atacante activo la alarma de incendio de la escuela y abrió fuego contra la multitud que iniciaba la evacuación.

Cuando escucharon los tiros, muchos profesores y alumnos se dieron cuenta que algo extraño ocurría y se refugiaron en los salones de clases y armarios por más de 40 minutos, hasta que fueron rescatados por la policía.

Ya han salido a la luz historias de heroísmo por parte de algunos docentes como el entrenador de fútbol americano, Aaron Feis, quien habría resultado herido de muerte al interponerse entre los disparos y una alumna de la escuela que sobrevivió al ataque.

Las autoridades que investigan el hecho aseguraron que, en el momento de la detención, Cruz portaba un rifle de asalto estilo AR-15 e «innumerables cargadores».

Intercambio de mensajes entre uno de los estudiantes atrapados en el tiroteo, quien sobrevivió a los hechos, y su madre. Foto: BBC

La facilidad con que un posible atacante puede adquirir un arma de fuego, incluso de categoría militar, es otra de las características que eleva el saldo de víctimas en este tipo de acontecimientos.

En el caso de Cruz, se trataba de una persona con historial de violencia y un perfil en las redes sociales bastante conflictivo, lo que hace aún más preocupante el hecho de que haya logrado adquirir el armamento de forma legal.

Durante los últimos años y tras la seguidilla de tiroteos masivos, como el ocurrido en un concierto en la Vegas el año pasado con saldo de 58 víctimas, cada vez son más las voces que se alzan para exigir un mayor control en las ventas de armamentos, aunque es un derecho amparado por la constitución estadounidense.

Pero los grupos de influencia como la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés) cabildean con fuerza en Washington para evitar cualquier legislación que disminuya las ganancias de su lucrativo negocio.

El actual presidente, Donald Trump, recibió el apoyo directo de la NRA para las elecciones del 2016 y se ha negado a criticar las facilidades en el acceso a las armas en los ataques ocurridos bajo su administración.

De hecho, en sus primeras declaraciones sobre los sucesos de la Florida, Trump llamó a «atacar el problema de la salud mental» pero ni siquiera nombró la palabra «arma» en los cerca de cinco minutos que estuvo hablando.

Se calcula que existen entre 200 y 300 millones de armas en los Estados Unidos, casi una por cada habitante. De acuerdo con esas cifras, no es difícil que alguna caiga en manos de un posible perpetrador como Nikolas Cruz o cualquier otro dispuesto a infligir un daño letal.

EN CIFRAS

291 tiroteos en las escuelas estadounidenses desde el 2013.

18 es el número que le corresponde al ataque del miércoles solo en lo que va de año.

1 tiroteo como promedio a la semana.

121 fallecidos en tiroteos en las escuelas solo desde el ataque contra Sandy Hook en diciembre del 2012.

EL AR-15, UN ARMA MORTAL

-Fabricado por la conocida empresa Remington.

-Es un rifle de alto poder semiautomático.

-Tiene la triste fama de ser el arma asesina más utilizada en las recientes masacres masivas de los Estados Unidos.

-Al igual que Nikolas Cruz, los atacantes de Sandy Hook y Las Vegas utilizaron rifles AR-15.

-Las investigaciones preliminares muestran que Cruz compró el arma de manera legal.

-Se calcula que hay cerca de ocho millones de estas armas en poder de los estadounidenses.

LOS TIROTEOS EN ESCUELAS MÁS MORTÍFEROS

  1. Tecnológico de Virginia. 16 de abril del 2007. Muertes: 32
  2. Primaria Sandy Hook. 14 de diciembre del 2012. Muertes: 26
  3. Secundaria Stoneman Douglas. 14 de febrero de 2018. Muertes: 17
  4. Universidad de Texas. 1 de agosto de 1966. Muertes: 14
  5. Secundaria Columbine. 20 de abril de 199. Muertes: 13

Venezuela sigue en firme

Autor: | internacionales@granma.cu

Detalle del Mural por la paz de la Brigada Martha Machado. 

Las ansias por desestabilizar Venezuela y acabar con el mandato constitucional del presidente Nicolás Maduro suben de tono continuamente, y con ello las agresiones que enfrenta el país bolivariano.

No se trata solamente de una oposición interna, que cuenta con varios intentos fallidos de golpe de Estado llamando a guarimbas y boicots económicos, sino que más allá de sus fronteras, diariamente se gestan las provocaciones.

En sus ansias de acabar con el Gobierno de Maduro, EE.UU. ha aplicado sanciones financieras contra la nación bolivariana y ha tratado de buscar aliados en América Latina, donde se ha producido en los últimos dos años un debilitamiento de la izquierda y el regreso al poder de administraciones neoliberales.

El asesor de Seguridad Nacional americano, H. R. McMaster, se refirió a ello hace algunos meses cuando afirmó que las futuras decisiones que tomen desde la Casa Blanca serán «en consenso con la región».

En ese sentido, hace apenas unos días, el secretario de Estado Rex Tillerson realizó una gira por la región y en una de sus paradas sugirió un golpe militar contra el Gobierno constitucional de Maduro.

Tras su gira, Tillerson ­agradeció la posición contra Venezuela del llamado Grupo de Lima, conformado por países de la región que realizan abiertamente continuas críticas contra la gestión de Maduro y su Gobierno.

Precisamente el Grupo de Lima fue un factor clave en la decisión de Perú de reconsiderar la participación de Venezuela en la Cumbre de las Américas que sesionará en ese país en el mes de abril. Sin embargo, Maduro dijo este jueves que asistirá de cualquier manera a la cita para llevar y defender la verdad de su nación.

Por otra parte, el mandatario venezolano también se pronunció respecto a la existencia de un plan dirigido a incitar a una confrontación y atentar contra la paz entre este país y la vecina Colombia.

El Jefe de Estado informó de la existencia de pruebas físicas de una maquinación para crear un falso positivo en la frontera, desencadenar un conflicto y así hallar la justificación perfecta para la tan anhelada (por Estados Unidos) intervención extranjera.

Durante las últimas semanas, efectivos colombianos y también de las fuerzas armadas brasileñas se han apostado en las fronteras con Colombia como parte de un supuesto operativo para garantizar la seguridad en la zona.

Recibió Raúl a la Primera Ministra de Namibia

Raúl Castro

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, recibió en la tarde de este jueves a la Excelentísima Señora Saara Kuugongelwa-Amadhila, Primera Ministra de la República de Namibia, quien realiza una visita oficial a Cuba.

En un clima amistoso intercambiaron sobre la marcha de las excelentes relaciones que existen entre ambos pueblos y Gobiernos, y ratificaron la voluntad mutua de trabajar por su fortalecimiento. Asimismo, dialogaron acerca de diversos temas de la actualidad internacional.

Acompañaron a la distinguida visitante los excelentísimos señores Peya Mushelenga, ministro de Desarrollo Urbano y Rural, y el embajador Jerobeam Shaanika.

Por la parte cubana estuvieron presentes el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez; el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, y el viceministro primero de Relaciones Exteriores, Marcelino Medina González.