Estados Unidos felicita a Bolsonaro por dejar a Brasil sin médicos

Jair Bolsonaro. Foto: EFE.

Pese a dejar a millones de brasileños sin asistencia médica por sus despectivas declaraciones contra profesionales cubanos, el presidente electo Jair Bolsonaro recibe elogios de Estados Unidos, denuncia hoy el portal digital Brasil 247.

El sitio hace referencia al aplauso que dio en las redes sociales la subsecretaria norteamericana de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, por la posición del futuro gobernante brasileño, la cual obligó a la salida de los galenos de la isla del Programa Más Médicos.

Brasil 247 apunta que “la presión hecha por Bolsonaro sobre los médicos cubanos, en una clara señal de sintonía con la política exterior norteamericana, fue elogiada por el Gobierno de Estados Unidos”.

El Ministerio de Salud (Minsap) de Cuba anunció el miércoles que retiraba a los médicos cubanos del programa, iniciado en agosto del 2013 por la expresidenta Dilma Rousseff, tras las modificaciones anunciadas por Bolsonaro.

Tales alteraciones suponen condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas desde el inicio de la iniciativa que fueron ratificadas en 2016 con la renegociación del término de cooperación entre la Organización Panamericana de Salud y el Ministerio de Salud de Brasil, y el convenio de cooperación entre la entidad regional sanitaria y el Ministerio de Salud Pública de Cuba, refiere la declaración del Minsap.

El sitio digital alerta que por la retirada de los doctores cubanos al menos 24 millones de brasileños quedarán sin ningún tipo de asistencia de salud y pende la amenaza sobre otras iniciativas como el Programa de Salud de la Familia (PSF).

“Como estos profesionales (cubanos) realizan la atención en áreas rurales, ciudades y localidades pequeñas y distantes de los grandes centros, comunidades indígenas y áreas conflictivas, estados y municipios, ya comenzaron las presiones al Gobierno Federal para que se encuentre una solución urgente al problema”, indica Brasil 247.

Al respecto, el exministro brasileño de Salud Alexandre Padilha, quien participó en la implementación del programa, comentó a la prensa que esta retirada tendrá un impacto terrible en el sistema de salud, pues los médicos cubanos trabajaban en las áreas más vulnerables. ‘Están en el Amazonas, en pueblos rurales y favelas’.

Precisó que los profesionales de la isla laboraban en dos mil 800 ciudades y pueblos, y eran ‘los únicos médicos en mil 700 de esos pueblos’.

Los médicos cubanos no solamente están calificados, sino que son especialistas en medicina rural, algo de lo que carece el sistema de salud de Brasil, remarcó Padilha.

Anuncios

Médico cubano en Brasil: Con la cabeza en alto regresaremos a la Patria

Foto: Yanoski Urgelles / Twitter.

En el municipio brasileño de Santa María, estado de Pará, labora el Dr. Yanoski Urgellés, especialista en Medicina General Integral (MGI) quien llegó a Brasil en la madrugada del 19 de julio de 2016, para formar parte del programa “Más Médicos” que brinda servicios de salud a los más necesitados del gigante suramericano.

Luego de conocerse por parte del Ministerio de Salud Pública de Cuba el cese del programa asistencial producto a las medidas irrespetuosas anunciadas por Jair Bolsonaro, Presidente electo de Brasil, encontré en la red social Twitter un mensaje del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel, quien escribe a nuestros colaboradores y a Yanoski especialmente. El mandatario cubano reconoce el trabajo de nuestros médicos y les dice “ustedes son ejemplos de humanismo y dignidad”.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez: #MaisMedicos Con dignidad, profunda sensibilidad, entrega y altruismo, los colaboradores cubanos han prestado un valioso servicio al pueblo de #Brasil. Actitudes con tal dimensión humana deben ser respetadas y defendidas. #SomosCuba

Yanoski Urgelles@YanoskiUrgelles

Con la cabeza en alto regresaremos a la Patria, donde nos necesite la Revolución ahí estaremos.

Miguel Díaz-Canel Bermúdez

@DiazCanelB

Con la frente bien en alto, ustedes son un ejemplo insuperable de humanismo y dignidad. Los que piensan vanidosamente solo en si mismos no pueden entender la esencia de nuestras convicciones internacionalistas.

266 personas están hablando de esto

Casi a la medianoche del miércoles 14 de noviembre tuve la oportunidad de conversar (a través de las redes sociales) con Yanoski Urgelles, colaborador cubano en Brasil quien hizo público el compromiso suyo y de los miles de cooperantes en ese país: regresar a la Patria para continuar prestando servicios al pueblo. Luego de saludarlo, me presenté y él accedió a una conversación que se volvió amena.

Alfredo Ballesteros Alfonso (ABA): Espero todos estén bien. En la Patria los esperamos con los brazos abiertos.

Yanoski Urgelles (YU): Estamos bien hermano. Un saludo cordial. Muchas experiencias que nos tornan mejores profesionales, nuestro pueblo agradecerá.

(ABA): ¿Eres de Guantánamo, vives en Santi Spíritus y ahora estás en que parte de Brasil?

(YU): Soy natural de Guantánamo, pero como dices vivo en Santi Spíritus, allí trabajo en el policlínico Sur de la ciudad como médico Especialista en Medicina General Integral (MGI). Aquí me encuentro en el municipio Santa María del Estado Pará. Hace dos años y cuatro meses estoy en Brasil.

(ABA): Yanoski más de dos años es un tiempo considerable salvando vidas en ese hermano país. ¿Cuéntame alguna experiencia que guardes con alegría?

(YU): Muchas Alfredo, hemos tenido que estudiar bastante. Existen enfermedades que en Cuba son raras. Hemos asistido muchas emergencias. Recuerdo en especial un día cuando la Dra. Alianna Vázquez y yo fuimos llamados atender a un niño de dos años quien después de ingerir un embutido hizo una broncoaspiración. Luego de algunas maniobras logramos que quedaran libres las vías respiratorias y se le salvó la vida. Lo emocionante fue cuando el niño, después del susto, aún sin poder emitir sonidos miró fijamente a la doctora y le acarició el rostro en señal de agradecimiento. Ese día lloramos un poco.

(ABA): ¿Quiénes se afectarán con la salida de los médicos cubanos por la soberbia de un Presidente que no respeta acuerdos y que su actitud lleva al cierre de un programa que beneficia a millones de brasileños?

(YU): Serán perjudicados los más pobres, los que viven en comunidades de difíciles acceso. Existen brasileños que por primera vez vieron un médico cuando llegamos nosotros aquí. Al cerrar el programa Más médicos tendrán que viajar kilómetros para ser atendidos, tendrán que volver a pagar muchas consultas, medicamentos y procedimientos (que a veces no requieren) a precios muy caros.

(ABA): Las redes sociales nos acercan, nos permiten un diálogo directo. ¿Qué sentiste al entrar a Twitter y ver que el Presidente Díaz-Canel te había contestado?

(YU): No me lo esperaba. Fue una alegría inmensa y cuando lo comentaron en la Mesa Redonda no lo podía creer, me sentí emocionado. Agradecido porque nuestro Presidente respondió, fue como una mano en el hombro de aliento para continuar.

(ABA): Regresan a la Patria en el noviembre que se cumple el segundo aniversario de la partida física de Fidel ¿Qué significa para ti?

(YU): Mucho compromiso con Fidel. Mucha fidelidad.

(ABA): ¿Qué espera el Dr. Yanoski al regreso?

(YU): En lo personal: disfrutar de mis hijos. En lo profesional: continuar trabajando y preparándome cada día.

(ABA): Dr. Aquí los esperamos para abrazarlos y celebrar juntos el reconocimiento moral del deber cumplido. ¡Hermano, ustedes cumplieron!

(YU): Muchas gracias hermano, seguiremos pa´lante por un futuro mejor, que es posible. Un abrazo.

Así terminó mi conversación con el Dr. Yanoski Urgelles, a quien sentí muy cerca. Sus palabras, transmiten emoción y nos muestran un patriota a ultranza, un profesional entregado, a un padre de familia.

También sus expresiones ilustran el humanismo y la solidaridad con la que nuestros médicos, hace más de cincuenta años, cumplen misiones internacionalistas. La excepcional labor de los profesionales cubanos está avalada por las millones de vidas salvadas y el enfrentamiento (a veces temerario) a disímiles contingencias de las que la humanidad ha sido testigo. La experiencia cubana en el Ébola dio muestras de grandeza, de compromiso con el prójimo. También se evidencia el desempeño arduo en la Brigada Henry Reeve en muchas naciones donde laboran.

En Brasil, especialmente, han llevado la salud a los lugares más intrincados, mostrando qué es un médico y la sensibilidad que caracteriza a cada uno. El estar lejos de su tierra, en lugares totalmente desconocidos brindando salud y amor habla de la formación, pero también de la calidad humana que los caracteriza. Hoy los esperamos en Cuba con el reconocimiento moral del deber cumplido, han mostrado valentía, entereza.

El abrazo a todos desde la Patria.

Ciudad que dió 74 por ciento de los votos a Bolsonaro perdió ahora el 75 por ciento de sus médicos

El Alcalde Rangel junto a médicos cubanos. Foto: blog de Esmael

La ingratitud del presidente elegido Jair Bolsonaro (PSL), que implementa el ‘programa Menos médicos ‘, expulsando a los médicos cubanos en el país, fue proporcional al número de votos que recibió en la próspera ciudad de Ponta Grossa (PR).

En la elección de octubre, Bolsonaro obtuvo el 74% de los votos válidos (137.776) entre los pontagrossenses y, como recompensa, los habitantes de la ciudad perdieron el 75% de los médicos de las unidades de salud.

“Sin duda, este es el problema más grave en todo mi gobierno”, reconoció el alcalde Marcelo Rangel (PSDB).

De los 80 médicos que atienden en las unidades de salud de Ponta Grossa, 60 de ellos eran cubanos del programa Más Médicos.

Según el alcalde tucán, el programa ‘Menos Médico’ del presidente electo afectará directamente a 240 mil personas en el municipio.

Ponta Grossa se encuentra a 110 km de Curitiba, en la región de los Campos Generales, y posee 350 mil habitantes.

(Tomado del blog de Esmael Morais, un periodista brasileño especializado en política)

La historia se repite: nuevas medidas de EE. UU. contra entidades cubanas

El Gobierno de Estados Unidos, mediante su Departamento de Estado, anunció una nueva lista de entidades cubanas restringidas para los estadounidenses, a la cual se sumarán 26 nuevas subentidades.

La decisión la asumen tras la aplastante derrota sufrida el pasado 1ro. de noviembre en la ONU, cuando el mundo volvió a rechazar la política de bloqueo del imperio contra Cuba. Pero Estados Unidos, parafraseando al poeta, ni mira a las Naciones Unidas ni las escucha, las irrespeta.

Las adiciones de esta semana se unen a las dadas a conocer hace casi un año, el 8 de noviembre del 2017, también después de recibir la misma posición internacional en  el hemiciclo que hospeda al mayor organismo multilateral. Entonces, los departamentos de Estado, Tesoro y Comercio emitieron disposiciones y regulaciones para recrudecer el bloqueo a Cuba, las cuales habían sido anunciadas el 16 de junio de aquel año por Donald Trump y que fueron incorporadas en la directiva titulada Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba.

Aquella lista incluyó a 179 entidades cubanas a las que se les prohibió transacciones financieras directas de entidades y ciudadanos estadounidenses, aplicándoseles una política de denegación de licencias de exportación de bienes y servicios de EE. UU. Engrosaron la relación los ministerios de las Fuerzas Armadas y del Interior, la Policía Nacional Revolucionaria, las Tropas Guardafronteras, empresas, sociedades anónimas, la ZED Mariel, las terminales de Contenedores de Mariel y La Habana, más de 80 hoteles en toda Cuba, agencias de viajes y tiendas. El absurdo llegó a tal punto que metieron en el saco a marcas comerciales de refrescos como Tropicola y Cachito, y hasta un servicio de fotografía como PhotoService.

A partir de ayer entraron en vigor las nuevas medidas, fundamentalmente sobre hoteles localizados en importantes destinos turísticos cubanos como La Habana, Varadero y cayos de la central provincia de Villa Clara, así como tiendas y centros comerciales. Contiene, además, cinco enmiendas a subentidades que ya se encontraban en la versión de hace un año. Esta ampliación hace que el arbitrario listado contenga actualmente a 205 entidades y subentidades cubanas, restringidas para los norteamericanos, y como hace un año, el Departamento de Estado anunció que continuará actualizándolo de forma periódica.

Las nuevas medidas, como las del pasado año, afectan a empresarios de Estados Unidos y dañan la economía cubana, pero, además, la de terceros, como sucedió el pasado mes de octubre en Fukuoka, Japón, donde se le impidió al hotel Hilton Fukuoka Sea Hawk hospedar al embajador cubano en ese país, bajo el pretexto de ser representantes oficiales de una nación sometida a sanciones por Estados Unidos.

Se trata de la misma historia, la de un Goliat que jamás ha podido vencer a un David que no se rinde y al que ellos no entienden ni entenderán porque desconocen los principios éticos y morales que le hacen gigante.

Cuba volverá a imponer récord de turistas en un año

Foto: Cortesía del Mintur

Cuba cerrará este año con 4 millones 750 000 visitantes extranjeros, otro récord en el sector, que tiende a recuperarse, afirmó este miércoles Manuel Marrero, ministro del Turismo, al ofrecer una amplia información sobre la actualidad y perspectivas de la rama, a los delegados e invitados a la II Conferencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de Hotelería y Turismo (SNTHT), cuyas sesiones finales tienen lugar hoy y mañana en La Habana.

A pesar del crecimiento respecto al año precedente, reflexionó que se hubiese podido cumplir lo planificado, ascendente a cinco millones de turistas foráneos, de no haber aprobado el Gobierno estadounidense, desde finales del 2017, un paquete de medidas restringiendo los viajes de sus ciudadanos a la Isla. También influyó una campaña mediática que puso en duda nuestra capacidad de recuperación de los daños provocados por el huracán Irma.

Sin embargo, hasta octubre último habían arribado poco más de 700 000 cruceristas, fundamentalmente de EE. UU. y Europa, abundó el titular.

Pese a todo eso crecimos y también son positivos otros indicadores económicos como el de ingreso por turistas y algo muy importante, el índice de repitencia que supera el 40 % y demuestra el interés por retornar a Cuba no solo por sus playas, sino también, como han manifestado en encuestas, por la hospitalidad de su pueblo, la cultura, el patrimonio y la seguridad, subrayó.

En su exposición se refirió a las medidas adoptadas por la dirección del país para seguir potenciando este sector, no solo con el aumento de la planta hotelera, que ya asciende a 69 514 habitaciones, el 76 % de ellas con categoría de cuatro y cinco estrellas, sino además con condiciones que garanticen un servicio de más calidad, a partir de la introducción y generalización de sistemas tecnológicos.

Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido y secretario general de la CTC, asistió al encuentro, donde se encontraba el consejo de dirección ampliado del Mintur, presto para evacuar dudas y planteamientos realizados en las asambleas que desde la base conformaron el proceso antes de las sesiones finales de la conferencia y que atañen resolver al nivel superior.

Médicos cubanos en Brasil: ¿ponerle condiciones a la vida?

Antes del programa Más médicos, unos 800 000 brasileños nunca habían tenido garantía de tener un equipo de salud. fotos: Araquém Alcántara
Antes del programa Más médicos, unos 800 000 brasileños nunca habían tenido garantía de tener un equipo de salud. Foto: Araquém Alcántara

Boticario es un pueblo perdido en la geografía nordestina de Brasil. Se encuentra en el municipio de Santo Amaro de Brotas, muy cerca de las costas de Aracaju en el estado Sergipe, pero a más de 1 600 kilómetros de la capital, Brasilia.

Es difícil asegurar si el reciente presidente electo de ese país sudamericano, Jair Bolsonaro, ha estado allí, si conoce el punto exacto del mapa donde se ubica este poblado. Más inaudito sería creer, quizá, que conoce la historia de María, una humilde y joven mujer de apenas 29 años, a la cual una doctora cubana le proporcionó el alivio.

Sin el diagnóstico de la doctora Reymeri Valderrama Pimentel, probablemente jamás hubiese podido combatir la Filariasis linfática, esa enfermedad desatendida, también conocida como elefantiasis, y altamente discapacitante.

«A nosotros, los médicos cubanos que actuamos en ese municipio, nunca se nos olvidará el rostro de María, antes y después del diagnóstico, y de su familia y vecinos, que cada día nos depositaron su confianza y permitieron que entráramos en sus vidas, a pesar de la barrera del idioma y otras culturales, que solo el amor, la profesionalidad y la humildad pudieron vencer», narró la especialista en el testimonio que diera a la Unidad Central de Cooperación Médica (UCCM), a propósito del aniversario 55 de la cooperación médica cubana.

Fue en el año 2012 que el Instituto de Pesquisa Aplicada (IPEA) de Brasil, en un estudio realizado, anunció conclusiones aterradoras para el Gigante Sudamericano: faltan médicos, el tiempo de espera en las consultas es prolongado y es mala la calidad de la atención. En esos momentos la proporción de médicos por habitantes era de 1,8 por mil, según el IBEG (Instituto Brasilero de Geografía y Estadística), muy por debajo de otros países del continente y del mundo, por lo que culminó su análisis con la propuesta de llegar a 2,7 médicos por mil habitantes.

Si se miran estas estadísticas, puede comprenderse sin dudas que el Programa Más Médicos para Brasil, iniciado en agosto del 2013, era una urgencia. La esencia de Más Médicos, según declaraciones de la expresidenta Dilma Rousseff, iniciadora de este programa, no era traer más médicos extranjeros para Brasil, sino llevar más salud para el interior del país.

«La labor de los médicos cubanos en lugares de pobreza extrema, en favelas de Río de Janeiro, Sao Paulo, Salvador de Bahía, en los 34 Distritos Especiales Indígenas, sobre todo en la Amazonía, fue ampliamente reconocida por los gobiernos federal, estaduales y municipales de ese país y por su población, que le otorgó un 95 % de aceptación, según estudio encargado por el Ministerio de Salud de Brasil a la Universidad Federal de Minas Gerais», reconoce la Declaración del Ministerio de Salud Pública que anuncia la salida de Cuba de este programa.

Esta realidad ya la destacaba durante la Convención Internacional Cuba Salud 2015 el que fuese en ese momento ministro de salud, Arthur Chioro: «Brasil tiene más de 500 años de historia oficial y es la primera vez que tenemos médicos en todas las aldeas indígenas. Ese pueblo, unos 800 000 hermanos, nunca tuvieron la garantía de tener un equipo de salud».

Más Médicos ha llegado a las poblaciones de la Amazonía, de las regiones semiáridas y al mismo tiempo a las zonas rurales de difícil acceso, y a la periferia de las grandes ciudades. «En Sao Pablo viven millones de personas, y en su periferia miles de ellas no tenían atención médica», significó Chioro.

Más de una vez se patentó la satisfacción de las autoridades brasileñas, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el pueblo brasileño con el Programa. «Estamos muy satisfechos porque el 90 % de los médicos brasileños que participan de esta experiencia indican a sus colegas brasileños que vengan para este programa, porque vale la pena. Este ambiente de éxito, credibilidad y calidad tenemos la obligación moral de compartirlo con el Gobierno de Cuba, la OPS, y con los médicos de otros 30 países que también atendieron nuestro llamado y dan su contribución para que Brasil tenga una cobertura universal de salud», apuntó en ese encuentro el titular brasileño.

Al mismo tiempo, expresaba la necesidad de continuar fortaleciendo la atención primaria con la apertura de nuevas facultades de Medicina y nuevas becas de residencia médica. «Estamos transformando las estructuras de nuestro sistema de salud para que en diez años tengamos capacidad de proveer con más médicos brasileños este programa. Contamos con la cooperación de Cuba siempre, porque sabemos que este pueblo hermano tiene con Brasil una postura de mucha solidaridad y compromiso», dijo.

Más Médicos ha llegado a las poblaciones de la Amazonía, de las regiones semiáridas y al mismo tiempo a las zonas rurales de difícil acceso y a la periferia de las grandes ciudades. Foto: Araquém Alcántara

LA DIGNIDAD VISTE DE BLANCO

Lo que ocurrió con el Programa Más Médicos en Brasil iba más allá de apoyar la estrategia de salud familiar y garantizar la atención primaria. El aporte mayor, en el que los médicos cubanos son escuela, era la trascendental contribución que los profesionales de la salud de la Mayor de las Antillas estaban dando en esta nación, a esa nueva manera de cuidar la salud de las personas: la de prevenir las enfermedades y concebir al individuo como un ser biosicosocial, no ajeno al entorno que le rodea. Los médicos cubanos iban sanando, sin dejar de lado las causas de las causas que determinan la enfermedad.

La doctora Maritza Gómez Hernández cuenta a Granma que trabajó durante tres años en Río Grande del Sur, el estado más al sur del país, en un barrio muy pobre con una población muy grande. «Laboré junto a otro médico brasileño y fue una experiencia maravillosa intercambiar conocimientos, y que profesionales de otras partes del mundo pudiesen constatar nuestros puntos de vista, la manera de hacer de la medicina cubana y por qué su alto prestigio.

«La población se benefició mucho con la presencia de los médicos cubanos. Es que tenemos algo que tratamos de enseñarles, que se llama humanidad, y que tiene que ver con la formación que recibimos como médicos aquí en Cuba. Día tras día trabajamos, hicimos visitas domiciliarias, tratando de solventar las carencias de salud de los más necesitados. Nunca antes habían tenido una atención similar, algo que reconocen los propios pobladores», explicó.

«Trabajé estos tres años en el mismo lugar, me gustó hacerlo, teníamos un círculo de hipertensos y diabéticos de 25 integrantes, que eran atendidos una vez a la semana. Llegamos a poder controlar toda esa población que al inicio no sabía ni el nombre de los medicamentos que tomaba», rememora la galena, quien arribó a la Patria en la madrugada de este jueves, con la misión cumplida, como parte de un grupo de 196 colaboradores de la salud, que se encontraban en Brasil, laborando en el Programa Más Médicos.

Ellos arribaron al aeropuerto Internacional José Martí a pocas horas de que fuese dada a conocer la Declaración del Ministerio de Salud Pública, que denuncia las modificaciones anunciadas por Bolsonaro, las cuales suponen «condiciones inaceptables e incumplen las garantías acordadas desde el inicio del Programa, que fueron ratificadas en el año 2016 con la renegociación del Término de Cooperación entre la OPS y el Ministerio de Salud de Brasil y el Convenio de Cooperación entre la OPS y el Ministerio de Salud Pública de Cuba».

El relevo que debían tener, una vez concluida la tarea asignada, ya no estará disponible para el pueblo brasileño, «ante las acciones de un nuevo presidente que aun cuando no ha comenzado a realizar sus funciones en el cargo, está tomando medidas ultraderechistas para condicionar la misión médica en Brasil, y Cuba no aceptará esas condiciones», dijo a Granma la doctora Anabel Mariedo Oropesa.

«Regresamos hoy, y así lo harán nuestros colegas, con toda la dignidad del mundo, dejando una bella historia escrita por todos nosotros para ese pueblo que tanto lo necesita y que aprendió a amar a Cuba y a sus médicos», reafirmó la especialista quien laboró al Nordeste del país, en el Estado de Tocantis.

«Les damos la bienvenida a la Patria, a un bastión del coraje y los principios, para todos los médicos y profesionales internacionalistas que cumplen misión en Brasil y en otros países», expresó la viceministra de salud, Regla Angulo Pardo, quien los felicitó por el compromiso y empeño demostrado, a nombre del Ministerio de Salud Pública, del Partido, y también del pueblo.

Para el doctor Lisván Cala Rosabal, la actitud del presidente Bolsonaro «demuestra que tiene un desconocimiento de la realidad de la medicina cubana y de los miles de brasileños a los que el Programa Más Médicos les permitió el acceso a un derecho como la salud. Al mismo tiempo, subestimó la dignidad del pueblo cubano.

«Más Médicos fue una gran experiencia, que permitió disminuir la inequidad de la población brasileña y posibilitar su acceso a un derecho fundamental, que es la salud y la vida. Más del 80 % de los médicos de la atención primaria de salud, en el municipio donde me ubicaron, son cubanos», dijo a Granma el especialista en Medicina General Integral.

El doctor Eris Lázaro Bermúdez trabajó estos últimos tres años en Panaíba, un municipio de Brasil del Estado de Piauí. Para él, es importante que se sepa que el pueblo brasileño es muy similar al cubano en cuanto a la afectividad, «el cariño que se recibe de ellos. Desde el momento que llegamos fuimos acogidos y se identificaron con nosotros».

Habla entonces de lo difícil que fue dominar el idioma, la comunicación, «sobre todo con las personas de mayor edad, independientemente del curso de preparación que habíamos pasado en Cuba. Cada región tiene su diferente pronunciación y aceptación de las palabras, pero conseguimos adaptarnos, sortear ese obstáculo, con la única meta de poder atender a cada una de las personas necesitadas. Porque para la medicina cubana, la comunicación médico-paciente es esencial», apuntó a este rotativo.

Es lamentable que el presidente Bolsonaro no reconozca todo este trabajo, insistió la doctora Maritza Gómez Hernández.

«No sabe el valor de lo que está perdiendo. Pero nosotros seguiremos en el combate, dispuestos a trabajar donde se necesite y ayudar. Estamos listos».

Y quien escuchara el modo en que vibraron las notas del Himno Nacional, y el explícito apoyo que dieron los galenos a la Revolución y sus líderes, no dudaría de que a la entereza, a la salud, a la vida… no se le condiciona.

LA POBLACIÓN BRASILEÑA SERÁ LA MÁS AFECTADA Y EL MUNDO LO SABE

«Con dignidad, profunda sensibilidad, profesionalidad, entrega y altruismo, los colaboradores cubanos han prestado un valioso servicio al pueblo de Brasil. Actitudes con tal dimensión humana deben ser respetadas y defendidas».

Estas fueron las palabras del Presidente cubano en Twitter, respecto a la decisión del Ministerio de Salud Pública de Cuba de culminar la misión cubana en Brasil, denominada «Más médicos», luego de que Jair Bolsonaro, presidente electo de ese país, declarara que realizaría modificaciones con respecto a dicho programa de salud.

Luego, el mandatario agregó en otro tuit: «Con la frente bien en alto, ustedes son un ejemplo insuperable de humanismo y dignidad. Los que piensan vanidosamente solo en sí mismos no pueden entender la esencia de nuestras convicciones internacionalistas. #SomosCuba».

Similares han sido los pronunciamientos de denuncia en medios latinoamericanos, brasileños y del mundo, así como en las redes sociales, frente a la posición del presidente electo de Brasil. Desde instituciones brasileñas, figuras políticas, intelectuales, movimientos y organizaciones sociales dentro y fuera del país sudamericano, han expresado su respaldo a la labor realizada por los galenos durante los cinco años de la misión.

Gleisi Hoffmann, presidenta nacional de Partido de los Trabajadores de Brasil (PT), denunció «el irrespeto, las amenazas y la violencia con que Bolsonaro trata a Cuba, que provocan que Brasil pierda acceso a la medicina cubana, reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como ejemplo para el mundo».

«En algún tiempo, con nuestra lucha, volveremos a ser el país que ustedes, amigos cubanos, conocieron en el contacto con nuestro pueblo. Y estoy segura de que Cuba no faltará a Brasil, como no faltó a ningún pueblo del mundo que necesitó la solidaridad de los cubanos», dijo Manuela D´Avila, excandidata a vicepresidenta de Brasil junto con Fernando Haddad.

La también militante del Partido Comunista de Brasil (PCdoB), calificó el fin de la participación de los médicos cubanos en la misión Más Médicos como una primera tragedia de la ideologización y de la locura persecutoria contra la izquierda que está en curso en su país.

Por otra parte, la presidenta del capítulo brasileño de la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, la escritora Marilia Guimaraes, afirmó que recibía la noticia con mucho dolor, «Ya no tenemos cómo en este momento cambiar el rumbo. Pero nos sobra la esperanza de que existan nuevas posibilidades.

Estoy muy triste por el pueblo brasileño», expresó.

En tanto, el Movimiento Sin Tierra (MST) y la Red Nacional de Médicos Populares se refirieron a la obra de la medicina cubana y a la calidad humana y profesional de sus doctores, enfatizando que son «ejemplo de lo que la medicina puede ser para todos. Ejemplo de que las favelas, y la Amazonía pueden tener médicos. Ejemplo de que el pobre y el negro pueden ser médicos. Ejemplo de que el Estado debe garantizar la salud como un derecho. Ejemplo de amor latino».

Pero, sin duda, quienes más sienten la partida de los médicos cubanos son los hombres y mujeres, los niños y ancianos que, indignados por la autoritaria y poco coherente postura de su futuro presidente, ahora quedan en completa desprotección.

«Aún no lo tenemos como presidente (a Bolsonaro) y ya desprotege y debe a este pueblo 8 000 médicos», declaró a Prensa Latina el arquitecto brasileño Manoel Rocha.

Para nadie es un secreto, dice Rocha, oriundo de Río Grande del Sur, que «los médicos cubanos laboran en zonas inhóspitas y de difícil acceso, donde los brasileños no quieren ir y cuando ellos partan se dispararán, para mal, los índices de salud».

Según datos del Ministerio de Salud brasileño, en la actualidad existen 18 240 plazas del Programa Más Médicos en 4 058 municipios. Cerca de 8 400 de esas plazas están ocupadas por cubanos, repartidos en 2 885 ciudades.

Más de 1 500 municipios, la mayoría con menos de 20 000 habitantes, solo tienen médicos cubanos en su programa, porque están ubicados en lugares remotos y de pobreza extrema, donde los profesionales brasileños no quieren trabajar.

Alcaldes y autoridades municipales de salud protestan por afrenta de Bolsonaro a programa Más Médicos

 | 6 |

EL PROGRAMA MÁS MÉDICOS Y LA SALIDA DE LOS PROFESIONALES CUBANOS DEL PAÍS

El Consejo Nacional de Secretarias Municipales de Salud (Conasems) y el Frente Nacional de Alcaldes (FNP) lamentan la interrupción de la cooperación técnica entre la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el gobierno de Cuba, que posibilitaba el trabajo de cerca de 8.500 médicos en el Programa Más Médicos. Con la decisión del Ministerio de Salud de Cuba, anunciada este miércoles, de rescindir la asociación, más de 29 millones de brasileños serán desatendidos.

Los cubanos representan actualmente más de la mitad de los médicos del programa. Por lo tanto, la rescisión repentina de estos contratos apunta a un escenario desastroso en al menos 3.243 municipios. De los 5.570 municipios del país, 3.228 (79,5%) sólo tienen médico por el programa y el 90% de las consultas de la población indígena son hechos por profesionales de Cuba.

Además, el Más Médicos es ampliamente aprobado por los usuarios, el 85% afirma que la asistencia sanitaria mejoró con el programa. En los municipios, también es posible verificar una mayor permanencia de estos profesionales en los equipos de salud de la familia y su integración a la localidad donde están insertados.

Es necesario destacar que el programa es una conquista de los municipios brasileños, en respuesta a la campaña “Dónde está el Médico”, liderada por el Frente Nacional de Alcaldes en 2013. En aquella ocasión, alcaldesas y alcaldes evidenciaron la dificultad de contratar y ubicar profesionales en el interior del país y en la periferia de las grandes ciudades.

Con la misión de trabajar en la atención primaria y en la prevención de enfermedades, la interrupción abrupta de la cooperación con el gobierno de Cuba impactará negativamente en el sistema de salud, aumentando las demandas por consultas en las redes de media y alta complejidad, además de agravar las desigualdades regionales.

Para el denominado g100 (grupo de ciudades más pobladas con alta vulnerabilidad socioeconómica) la situación es aún más devastadora. Con el objetivo de reducir la carencia por servicios de atención básica en esas ciudades, el g100 es utilizado como base para priorizar la recepción de esos profesionales.

Por eso, el Conasems y la FNP alertan al Gobierno recién electo para los inminentes e irreparables perjuicios a la salud de la población, incluso para el sector que no es atendido por el programa Más Médicos.

Por lo tanto, ambas entidades piden la revisión del posicionamiento del nuevo Gobierno, que ha señalado cambios drásticos en las reglas del programa, lo que fue determinante para la decisión del gobierno de Cuba. En carácter emergente, sugieren el mantenimiento de las condiciones actuales de contratación, renovadas en 2016 por el gobierno de Michel Temer, y confirmadas por el Supremo Tribunal Federal en 2017.

La cancelación abrupta de los contratos en vigor supondrá una afectación cruel para toda la población, especialmente para los más pobres. No podemos renunciar al principio constitucional de la universalización del derecho a la salud, ni estar de acuerdo con ese retroceso.

Consejo Nacional de Secretarias Municipales de Salud (Conasems)
Frente Nacional de Alcaldes (FNP)